Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Capítulo 14: Las primeras horas después del parto

WikiSalud > Un libro para parteras > Capítulo 14: Las primeras horas después del parto

Una vez que haya salido la placenta, el cuerpo de la madre debería empezar a recuperarse del parto. El bebé debería respirar normalmente y empezar a mantenerse calientito por sí mismo.

La partera debe quedarse con la madre y el bebé unas cuantas horas después del parto para asegurarse de que estén sanos y para ayudar a la nueva familia a comer y a descansar.

Atender a la madre

Revise los signos físicos de la madre

Revísele la temperatura, el pulso y la presión a la madre regularmente—por lo menos cada hora si ella tiene cualquier problema de salud.

Limpie los genitales, el vientre y las piernas de la madre

Ayude a la madre a lavarse después del parto. Límpiele la sangre que tenga en el cuerpo y cambie la ropa de cama que esté sucia.

Lávese las manos y póngase guantes antes de que toque los genitales de la madre, así como lo hizo durante el parto. Limpie los genitales de la madre muy suavemente, usando agua muy limpia y un paño esterilizado. Si tiene desinfectante, como por ejemplo, Isodine, añádale un poco al agua. No use alcohol ni otros desinfectantes que arden. Puede usar un poco de jabón suave o incluso un poco de sal, si no tiene desinfectante.

Limpie los genitales desde la vagina hacia atrás y abajo. Tenga cuidado de no arrastrar nada desde el ano a la vagina. Hasta un resto de excremento tan pequeño que no se ve podría causarle una infección a la madre.

Prevenga el sangrado abundante

Después del parto, es normal que la mujer sangre tanto como sangra con la regla. La sangre también debe verse como la de la regla: vieja y oscura, o rosada. La sangre sale en chorritos cuando la matriz se contrae o cuando la madre tose, se mueve o se pone en pie.

El sangrado abundante es peligroso. Para revisar el sangrado durante las primeras horas después del parto:

Palpe la matriz para ver si se está encogiendo.
  • palpe la matriz para ver si se está encogiendo. Revísela justo después de que salga la placenta. Luego revísela cada 5 ó 10 minutos durante 1 hora. En las siguientes 1 ó 2 horas, revísela cada 15 a 30 minutos. Si la matriz está dura, se está encogiendo como debe ser. No la toque excepto para revisarla. Si está blanda, vea aquí para saber lo que necesita hacer.
  • revise los paños o las toallas de la madre para ver si hay demasiada sangre—500 ml (2 tazas, más o menos) es demasiada.
  • revise la presión y el pulso de la madre cada hora. Esté pendiente de los signos de choque.

Revise los genitales de la madre para ver si hay desgarros u otros problemas

Con una mano enguantada, revise los genitales de la madre con cuidado para ver si tienen desgarros, coágulos de sangre o un hematoma (sangrado debajo de la piel). Además, fíjese si el cuello de la matriz ha bajado hasta la abertura de la vagina (prolapso del cuello de la matriz).

Si la madre tiene un desgarro

Si usted no sabe cómo coser un desgarro, si no hay ningún lugar cerca donde alguien pueda coser el desgarro, o si el desgarro es pequeño, es probable que pueda cicatrizarse sin que lo cosan.

Pídale a la madre que descanse 2 semanas en cama con las piernas juntas la mayor parte del tiempo. Ella debe mover las piernas regularmente, pero no debe subir ni bajar escaleras o colinas empinadas. Otra persona tendrá que hacer la limpieza y preparar las comidas para la familia. Para que sane más rápido, la madre necesita comer bastantes alimentos saludables.

Para aprender a coser un desgarro.

Si la madre tiene un hematoma o dolor en la vagina

A veces una mujer puede tener una gran cantidad de sangre debajo de la piel en su vagina. Eso se llama un hematoma. La piel en esta área con frecuencia está hinchada, oscura, adolorida y blanda. A veces la madre se siente mareada y débil como si ella hubiera sangrado demasiado, aunque la matriz esté dura y hay sólo un poquito de sangrado en la vagina. El dolor en la vagina puede ser un signo que ella tiene un hematoma.

hematoma

Aunque los hematomas son dolorosos, generalmente no son graves a menos que se agranden mucho. Si el hematoma se está agrandando, oprima la zona hinchada con una gasa esterilizada 30 minutos o hasta que deje de agrandarse. Si la madre tiene signos de choque, dele tratamiento para choque y consiga ayuda médica para que le abran el hematoma y pueda salir la sangre atrapada. Si sabe hacerlo, usted misma puede abrir el hematoma con un bisturí esterilizado. Después de que se drene la sangre, oprima la zona con una gasa esterilizada, hasta que el sangrado se detenga.

Si el cuello de la matriz se ve en la abertura de la vagina
cuello de la matriz

Si ve que el cuello de la matriz está en la abertura de la vagina, es porque la matriz bajó hasta la vagina (prolapso de la matriz). Por lo general, este problema no es peligroso y el cuello de la matriz volverá a subir a su lugar en unos cuantos días. Tal vez usted pueda empujar la matriz más adentro con una mano enguantada. Ayude a la madre a levantar las caderas de modo que le queden más altas que la cabeza. Pídale que haga ejercicios de apretamiento por lo menos 4 veces todos los días.

Vigile a la madre durante las próximas 2 semanas por si le dan signos de una infección.

Si el cuello de la matriz permanece en la abertura de la vagina por 1 mes o más, la madre debe conseguir consejos médicos. Un prolapso del cuello de la matriz puede causar problemas cuando la mujer se embarace de nuevo.

La madre debe tratar de orinar poco después del parto.

Ayude a la madre a orinar

La vejiga llena puede causar sangrado y otros problemas. La vejiga de la madre probablemente estará llena después del parto, pero es posible que ella no sienta ganas de orinar. Pídale que orine en las primeras 2 ó 3 horas. Si ella está demasiado cansada para levantarse y caminar, puede acuclillarse encima de un tazón sobre la cama o el suelo y orinar allí. También puede quedarse acostada y orinar en una toalla o un paño gruesos. Si no puede orinar, quizás usted pueda ayudarle vaciándole un tazón de agua limpia y calientita sobre los genitales mientras ella trata de orinar.

Si la madre no ha logrado orinar después de 4 horas:

  1. Revísele la vejiga. Si no está llena, ayude a la madre a beber líquidos.
  2. Vea aquí, donde le damos ideas para ayudar a una mujer a orinar.
  3. Si aun así no puede orinar, quizás sea necesario ponerle una sonda. Si a usted no le han enseñado a poner una sonda, consiga ayuda médica.

Ayude a la madre a beber y a comer

Necesitas muchos alimentos y bebidas saludables para
que recuperes tus fuerzas.

La mayoría de las madres tienen ganas de comer algo poco después del parto y es bueno que una madre coma cualquier tipo de alimento nutritivo que quiera. Si no tiene hambre, por lo menos debe beber algo. El jugo de fruta es bueno porque da energía. A muchas mujeres les agrada tomar algo caliente como un té de hierbas. Algunos jugos, como el de naranja, también tienen vitamina C, que puede ayudarla a sanar. (Pero hay que evitar los refrescos, como la Coca Cola, que contienen mucha azúcar y sustancias químicas, y que no son nutritivos). Anime a la madre a que coma pronto, en las primeras horas, y a que beba líquidos con frecuencia.

Si la madre no puede (o no quiere) comer o beber nada después de 2 ó 3 horas
  • Es posible que la madre esté enferma. Busque signos de sangrado abundante, de infección, o de una enfermedad que quizás le esté quitando las ganas de comer.
  • Tal vez la madre esté deprimida (se siente triste o enojada, o quizás no sienta nada). Anímela a que hable sobre sus sentimientos y sus necesidades.
  • Quizás la madre crea que hace daño comer ciertos alimentos después del parto. Pero ella necesita comer para recuperarse del parto y para poder cuidar a su bebé.

Observe los sentimientos de la madre hacia su bebé

A la madre no le interesa el bebé

Algunas madres no se alegran de tener un nuevo bebé. Eso se puede deber a muchas razones. Es posible que la madre esté muy cansada o que esté enferma o sangrando. Tal vez no quiso tener un bebé o quizás le preocupe que no lo pueda cuidar. Es posible que esté muy deprimida.

Qué hacer
  • Revise a la madre para ver si tiene signos de haber perdido mucha sangre o de tener una infección.
  • Tal vez usted decida hablar con la madre sobre sus sentimientos o quizás opine que sería mejor dejarla en paz, observarla y esperar a ver qué pasa.
  • Si la madre está deprimida, o si usted sabe que se deprimió mucho después de un parto anterior, pídales a sus familiares que le presten más atención y apoyo en las siguientes semanas. Generalmente, ese tipo de depresión desaparece con el tiempo, pero a veces eso toma semanas o meses.
  • Asegúrese de que un familiar cuide al nuevo bebé.

Esté pendiente de signos de infección

Muchas veces, una nueva madre tiene la temperatura un poco más alta de lo normal, sobre todo si hace calor.

Pero si la madre se siente mal, si tiene fiebre o el pulso rápido, o si tiene la matriz adolorida, es posible que tenga una infección. Es más probable que tenga una infección si la bolsa de aguas se rompió al principio del parto, si el parto tardó mucho o si ella se agotó durante el parto.

Qué hacer
  1. Busque signos de deshidratación.
  2. Dele mucha agua y otros líquidos de tomar.

Si sigue con fiebre, es posible que tenga una infección.

Ayude a la madre a dar el pecho

El pecho les hace más provecho a la madre y al bebé. Si la madre no está segura de que quiera darle el pecho a su bebé, pídale que lo intente aunque sea sólo las primeras semanas o meses. Es mejor que el bebé tome el pecho por un tiempo corto a que no lo tome nunca.

Asegúrese de que la madre entienda que si le da el pecho a su bebé:

  • la matriz volverá a su tamaño normal más pronto.
  • el bebé correrá un menor riesgo de que le dé diarrea y otras enfermedades.
  • la madre tendrá más dinero para su familia. (Es más caro alimentar a un bebé con biberón o mamila).


Vea Capítulo 16 para más información sobre el amamantamiento.


¡Estoy muy contento y orgulloso!

Deje sola a la familia un rato

Si la madre y el bebé están sanos, déjelos solos un rato. Los nuevos padres necesitan tiempo para estar juntos y para estar con su nuevo bebé. Quizás también necesiten estar solos para conversar, reírse, llorar o celebrar de alguna manera.


es.hesperian.org
Otros idiomas