Hesperian Health Guides

Alergias

Las alergias son una seña de la reacción del cuerpo a las sustancias que le son difíciles de tolerar. Las alergias son generalmente difíciles de reconocer y tratar porque causan las mismas señas que muchas enfermedades comunes. Las reacciones alérgicas comunes incluyen dificultad para respirar, tos, comezón en la garganta, escurrimiento de la nariz, cansancio, comezón y enrojecimiento de los ojos y sarpullido.

Muchas cosas dentro del hogar pueden causar alergias: productos de limpieza, productos químicos de las alfombras y los muebles, moho, polen, caspa de animales, plumas, desechos, polvo y ácaros del polvo, cucarachas, ratas, ratones y otras plagas.

La exposición a los tóxicos puede dar lugar a la sensibilidad química múltiple (SQM), una condición similar a las alergias. Algunas técnicas para prevenir las reacciones alérgicas son:

  • Mejorar el flujo de aire en la casa.
  • Reducir el contacto con los contaminantes que le causan reacción alérgica.
  • Mantener la casa limpia y sin polvo.

El polvo y los ácaros del polvo

Los ácaros de polvo son insectos diminutos e invisibles. Son los principales causantes de las alergias en espacios interiores. Irritan los ojos y la nariz y ocasionan ataques de asma. Los ácaros viven en lugares calientes y húmedos, llenos de polvo, tales como almohadas, colchones, alfombras, peluches, ropa y muebles.

Como deshacerse del polvo y de los ácaros

EHB Ch17 Page 357-1.png
La limpieza regular y el aireado de materiales fuera y bajo el sol ayudan a deshacerse del polvo y de los ácaros.

La limpieza de los dormitorios y de las camas reduce el polvo, los ácaros de polvo y el pelo de animales. Cubriendo los colchones y las almohadas con telas tupidas o con plástico, y lavándolos regularmente en agua caliente ayudará a deshacerse de los ácaros. Si alguna persona de la casa tiene alergia al polvo o a los ácaros es mejor no tener en la casa alfombras, tapetes u otras telas.

Moho

El moho es un tipo de hongo, una planta simple que crece en la tierra y en otras plantas. En la casa, crece en las paredes y la ropa, en los alimentos podridos o pasados y en cualquier sitio húmedo. La mayor parte de los mohos (o mildíus) aparecen como polvo negro o amarillo, hilitos diminutos, o una pelusa blanca y azul.

Fuera de la casa el moho es importante para el medio ambiente, ya que sirve para que los organismos muertos se descompongan y vuelvan a la tierra. Sin embargo, el moho libera esporas diminutas que pueden causar problemas de salud a la gente que las aspira. El moho también destruye las cosas en las que vive. Todo esto significa que tener moho dentro de la casa nunca es bueno.

El moho causa problemas respiratorios, dolor de cabeza y irritación de la piel, y puede inducir ataques de asma y reacciones alérgicas. En raras ocasiones, la exposición a cierto tipo de moho puede producir problemas graves de salud y muerte, especialmente en los niños. La gente con VIH es especialmente vulnerable a los problemas de salud ocasionados por el moho.

Prevenir y eliminar el moho

El moho crece en lugares húmedos poco ventilados. Para evitar y eliminar el moho, trate de hacer lo siguiente:

  • Reparar las grietas de las paredes, techos y tuberías.
  • Mejorar la ventilación; cuanto más aire circule en la casa, las cosas se mantendrán más secas y así se evitará que crezca el moho.
  • Lavar con una solución de cloro (blanqueador) a los sitios donde crece el moho.


Cómo preparar una solución de cloro

Mezclar:1 taza de cloro, ¼ cucharilla de jabón líquido, 4 litros de agua al tiempo.

Es EHB Ch17 Page 358-1b.png
(Si añade una taza de vinagre se podrán eliminar otros microbios, además del moho).

Póngase guantes, y también una máscara o tela sobre la nariz y la boca, y mantenga las ventanas abiertas cuando lave las superficies con esta solución de cloro. Deje que la solución se quede sobre las superficies unos 10 a 15 minutos, luego enjuague con agua corriente. Seque las superficies para evitar que el moho vuelva a crecer.