Hesperian Health Guides

Cómo se produce la electricidad

En la actualidad la mayor parte de la electricidad se obtiene mediante la combustión de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural). Parte de la energía proviene de la energía nuclear y de las grandes represas. Para comprender por qué necesitamos energía limpia para reemplazar los combustibles fósiles, la energía nuclear y la energía de las grandes represas, tendríamos que entender primero cómo se produce la electricidad y cómo puede hacernos daño si proviene de fuentes contaminantes o no renovables.

EHB Ch23 Page 526-1.png
El carbón se extrae
de la tierra.
El carbón se envía
a la central eléctrica.
En la central eléctrica se quema el carbón para calentar agua y producir vapor (y humo tóxico).
El vapor pone en marcha un equipo llamado turbina, y produce electricidad (el humo tóxico, sin embargo, simplemente se libera
en el aire).


Ya sea a partir del carbón, petróleo o gas natural y energía nuclear, la electricidad se produce de la misma manera. Para comenzar la fuente de energía calienta agua para producir vapor, y éste a su vez hace girar las grandes turbinas produciendo electricidad. Las grandes represas hidroeléctricas se valen de las caídas de agua, en vez del vapor, para propulsar las turbinas y producir electricidad. Todas estas técnicas de producción de energía resultan en contaminación tóxica, destrucción de comunidades y cuencas, y muchos problemas graves de salud. Ninguna es sana o sostenible, especialmente cuando se utilizan a gran escala.

EHB Ch23 Page 526-2.png

Los combustibles fósiles se vuelven escasos y cada vez cuesta más encontrarlos. No son renovables, lo que quiere decir que una vez que los hayamos usado, los sistemas basados en ellos literalmente habrán agotado el combustible. Al mismo tiempo, el peligro del cambio climático y la contaminación por la quema de combustibles fósiles ha llegado a convertirse en un grave problema de salud ambiental para cada persona y para cada lugar del mundo.

Problemas de salud de la energía no renovable

La quema de combustibles fósiles en grandes centrales eléctricas es el método más común para producir electricidad. Excavando y quemando combustibles fósiles se contamina el aire, la tierra y el agua, lo que resulta en problemas respiratorios y de la piel. También se producen sustancias químicas tóxicas que causan cáncer y defectos de nacimiento (vea el Capítulo 16 y "El petróleo causa graves problemas de salud"). Nuestra dependencia de los combustibles fósiles resulta en el cambio climático y en guerras para controlar los recursos petroleros.

EHB Ch23 Page 527-1a.png

La energía hidroeléctrica de grandes proyectos (el uso del agua de las represas para producir electricidad) causa la inundación de grandes áreas de terreno que obliga a la gente a abandonar sus hogares, padecer hambre y perder sus tierras útiles, y ocasiona un aumento de enfermedades como el paludismo y los trematodos de sangre. Las represas pequeñas causan muchos menos problemas.

EHB Ch23 Page 527-2.png

La energía nuclear es muy peligrosa debido a los materiales tóxicos que utiliza, el riesgo de accidentes y los desechos peligrosos que deja, que causan problemas de salud para muchas generaciones. La energía nuclear no es una energía limpia.

EHB Ch23 Page 527-3.png

Las líneas de alta tensión (los cables que conducen la energía eléctrica del lugar de producción al de utilización) pueden causar problemas de salud como cáncer de la sangre (leucemia) y otros tipos de cáncer. Es mejor no construir casas muy cerca de las líneas de alto voltaje, especialmente directamente debajo de ellas.

Cuando transmiten energía limpia las líneas de alto voltaje son tan peligrosos como cuando transmiten energía de combustibles fósiles. La producción local de energía, un aspecto importante de las técnicas de producción de energía limpia, reduce la necesidad de tener líneas de alto voltaje.