Hesperian Health Guides

Capítulo 22: Petróleo, enfermedad y derechos humanos

WikiSalud > Guía comunitaria para la salud ambiental > Capítulo 22: Petróleo, enfermedad y derechos humanos

EHB Ch22 Page 499-1.png El petróleo forma parte de muchos productos que se usan cada día, tales como gasolina, propano, queroseno, aceite para calefacción, asfalto, así como muchos plásticos, pinturas, plaguicidas, disolventes y cosméticos. Incluso algunas ropas y medicamentos se producen a partir del petróleo. Sin embargo, el petróleo es tóxico y daña la salud y el medio ambiente, no sólo cuando se lo encuentra, transporta y refina, sino también por las maneras en las que se utiliza y desecha.

La gente que vive en lugares ricos en petróleo espera que el petróleo les traiga riqueza. Sin embargo, casi siempre son las empresas petroleras las que se hacen con la riqueza, mientras que las comunidades se quedan en medio de una situación de pobreza, contaminación, enfermedades y la violencia que parece propagarse dondequiera que se encuentre el petróleo. La economía mundial depende del petróleo, y esto le da a la industria petrolera poder para influenciar los gobiernos y las políticas internacionales. El resultado con frecuencia es que la gente pobre de las comunidades ricas en petróleo termina luchando para protegerse a sí mismos y sus tierras, y la gente de las comunidades ricas o en desarrollo debe combatir la contaminación.

El petróleo, el carbón y el gas natural son combustibles fósiles, formados por los restos de plantas y animales muertos hace millones de años; su cantidad es limitada. En el curso de los últimos 100 años el petróleo se ha convertido en la fuente principal de energía para la mayor parte del mundo. En la actualidad ya hemos agotado casi todo el petróleo en el mundo. La quema de tanto petróleo y otros combustibles fósiles ha contribuido al grave problema del cambio climático. La hora ya llegó para que se ponga fin a la economía basada en el petróleo y se desarrollen fuentes de energía limpias y sostenibles.