Hesperian Health Guides

Desinfección con productos químicos

Es EHB Ch19 Page 429-1.png
¡Los gases químicos pueden
ser dañinos!

Todos los productos químicos utilizados para desinfectar pueden ser dañinos y deben utilizarse con mucho cuidado. Algunos productos químicos comúnmente utilizados para desinfectar incluyen agua oxigenada (solución al 6%), cloro, etanol (al 70%) y alcohol isopropílico (al 70% a 90%).

Muchos productos de limpieza y desinfección comunes contienen gluteraldehído o formaldehído. La exposición frecuente a cualquiera de estas 2 sustancias puede causar cáncer e incluso la muerte. Estos productos químicos no deben utilizarse (vea "Desinfección con productos químicos más seguros" y Cómo descartar los desechos químicos sin peligro).

En muchos centros de salud se aplican las siguientes normas para manejar los productos químicos sin peligro:

  • Aplique los desinfectantes químicos fuera, o en habitaciones bien ventiladas equipadas con un extractor de gases.
  • Utilice únicamente la cantidad de desinfectantes químicos que se requiera para el trabajo.
  • Póngase guantes, lentes de seguridad, máscara y ropa protectora para proteger su piel, ojos y vías respiratorias cuando utilice o descarte los productos químicos.
  • Mantenga los desinfectantes químicos en sus propios envases. Ponga etiquetas en los envases. No vuelva a utilizar estos envases para otra cosa.
  • No guarde o mezcle los productos químicos en cubetas de agua, envases o botellas que puedan utilizarse para alimentos o bebidas.
  • Mantenga los envases de productos químicos herméticamente cerrados y almacenados verticalmente. Compruebe que no presenten grietas, goteras o desgaste.

Desechos que no necesitan desinfección química

La gente cree generalmente que las partes humanas necesitan desinfectarse con productos químicos. Sin embargo, las partes humanas, incluidas la placenta y el cordón umbilical, se pueden descartar simplemente poniéndolas en un sanitario o enterrándolas profundamente en la tierra. En muchas comunidades, enterrar los residuos del parto constituye un rito. Si se hace con cuidado, enterrar las partes es una medida adecuada para proteger a la comunidad contra los microbios que podrían crecer en la placenta u otras partes humanas (vea Deshacerse de desechos infecciosos).

Desinfección con productos químicos más seguros

Es EHB Ch19 Page 430-1-b.png
¡Este producto es fantástico, mata todo!
¡Sí, incluso a nosotros!
Cuando escoja un producto,
pregunte: ¿Es peligroso? ¿Se
puede descartarlo sin peligro?

En algunos centros de salud se utilizan para desinfectar y limpiar productos que contienen sustancias químicas nocivas como el gluteraldehído. Sin embargo, las superficies en los centros de salud pueden mantenerse limpias y sin microbios aplicándoles productos de limpieza menos peligrosos y costosos. El agua caliente y el jabón son efectivos para la limpieza rutinaria de superficies tales como pisos, paredes y muebles.

En áreas donde la gente con enfermedades contagiosas espera o recibe tratamiento, es importante aplicar desinfectantes más fuertes para prevenir la propagación de enfermedades. Las soluciones de agua oxigenada con aceite de naranja y otros aceites naturales son efectivas para desinfectar pisos y superficies. Estas mezclas no causan problemas de salud y no tienen que tratarse antes de descartarlas. También puede prepararse una solución desinfectante menos peligrosa combinando vinagre con agua oxigenada.

Cómo preparar una solución desinfectante segura

Es EHB Ch19 Page 430-1.png

Mezcle cantidades iguales de vinagre blanco y agua oxigenada (la solución de agua oxigenada al 3% es común, pero al 6% es mejor). Mezcle sólo la cantidad necesaria para un día. Mantenga la solución en un envase cerrado.

Vierta una pequeña cantidad de la mezcla en un paño de limpieza y frote fuertemente la superficie a desinfectarse con movimientos circulares.

Esta mezcla es lo mejor para las superficies de mesas, marcos de las camas y otras superficies.

Desinfección con cloro

En muchos centros de salud se utilizan cloros (blanqueadores) para desinfectar superficies como paredes, pisos y mesas. Se debe tener cuidado cuando se desinfecta con cloro ya que éste puede dañar la piel y los ojos si llega a salpicar sobre éstos, y sus gases son peligrosos cuando uno los aspira. Si se añade vinagre blanco al cloro se obtendrá un desinfectante incluso más efectivo.

Cómo hacer una solución desinfectante de cloro al 5%

Si la etiqueta indica: Aplique:
EHB Ch19 Page 431-1-b.png
Cloro
Cloro
agua
Cloro
agua
agua
Es EHB Ch19 Page 436-3.png
5% cloro disponible Sólo este cloro
10% cloro disponible Agregue 1 parte de este cloro por
1 parte de agua
15% cloro disponible Agregue 1 parte de este cloro por
2 partes de agua
EHB Ch19 Page 431-1-c.png

Si agrega 1 taza de vinagre blanco a 3 a 4 litros de solución de cloro al 5%, desinfectará mejor. Mezcle sólo lo suficiente para un día. No utilice la solución remanente el día siguiente ya que no tendrá fuerza suficiente para matar los microbios. En "Deshacerse de desechos líquidos" encontrará instrucciones para descartar el cloro usado.

Utilice una cubeta para el cloro

Mantenga una cubeta de cloro donde sea que haya desechos infecciosos como vendas usadas, hisopos de algodón, guantes y bolsas de sangre. Prepare la cubeta cada día, o antes de cada turno si se producen muchos desechos. Es posible que necesite una cubeta para los desechos descartados y otra diferente para desinfectar los instrumentos que se vuelven a utilizar.

La cubeta debe contener siempre suficiente solución para cubrir completamente los materiales, y éstos deben permanecer en el cloro por lo menos 10 minutos. Tape la cubeta para evitar derrames, y para que la solución se mantenga fuerte para desinfectar (si se la destapa, el cloro se evapora).

Después de desinfectarlos en la cubeta, corte en trozos pequeños todos los guantes rotos, jeringas, mangueras y otras cosas que no se volverán a utilizar.


Cómo hacer una cubeta de cloro

EHB Ch19 Page 431-2.png

Un método seguro para desinfectar es una cubeta de cloro (blanqueador). Tiene 2 partes: una cubeta o recipiente de solución de cloro, y un recipiente interno más pequeño, como una canasta con muchos orificios pequeños, un cernidor o una canasta con tejido suelto, que sostenga los desechos. La cubeta de cloro debe tener también una tapa hermética.

Mezcle solución de cloro al 5%. La cubeta principal debe llenarse con la solución de cloro por lo menos hasta la mitad.

Coloque el recipiente pequeño, cernidor o canasta interior, de modo que la solución de cloro pase a través de los huecos. Asegúrese de que el recipiente interno no flote en la parte superior de la solución, sino que los desechos queden completamente cubiertos por la solución.


¡IMPORTANTE! El cloro no se debe mezclar nunca con otros productos químicos especialmente con amoníaco. La mezcla de cloro y amoníaco produce un gas tóxico que puede causar la muerte si se aspira, y con el calor puede causar una explosión. Lávese siempre cuidadosamente después de manipular el cloro.

Lavandería

En el pasado, muchos hospitales utilizaban ácido carbólico para esterilizar las sábanas, algo que en realidad sólo se necesita para las sábanas de los pacientes bajo tratamiento por quemaduras. Para desinfectar la ropa de cama en general, remójela en cubetas con cloro por 10 minutos antes de lavarla con agua caliente y jabón. Póngase guantes cuando saque la ropa del cloro.