Hesperian Health Guides

Electricidad

La electricidad, incluso en pequeñas cantidades, puede traer importantes mejoras en la calidad de vida de las personas, por ejemplo en la cocina, la luz eléctrica y la refrigeración. Sin embargo, los cables eléctricos pueden causar descargas eléctricas e incendios. Para prevenir los daños:

  • Asegúrese de que los cables eléctricos estén instalados adecuadamente y con la debida conexión a tierra.
  • Nunca pase los cables eléctricos por debajo de las alfombras
  • Evite conectar varias piezas de cable entre sí para crear un cable largo. Si no se han diseñado para hacer conexiones, podrían ocasionar incendios.
  • No instale interruptores o enchufes en sitios que podrían humedecerse por alguna tubería de agua, grifo, lavaplatos o lavamanos.

Cables de transmisión eléctrica

Los cables eléctricos de alta tensión emiten grandes cantidades de radiación eléctrica que pueden causar dolor de cabeza, estrés e irritación, y a veces graves problemas de salud como cáncer de la sangre (leucemia). Tal como sucede con la luz de una vela, que se vuelve menos intensa a medida que nos alejamos de ella, el daño de la electricidad va debilitándose con la distancia. Para reducir el peligro:

  • Construya las casas a 50-70 metros de las líneas eléctricas de alto voltaje.
  • Las empresas de servicios públicos no deben construir líneas de energía eléctrica o torres de telefonía celular cerca de escuelas u hospitales.
  • Entierre las líneas de energía en vez de instalarlas encima de la tierra.