Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Estufas mejoradas

Las estufas que producen mucho humo ocasionan graves problemas de salud. Si se reduce el humo producido por las estufas se puede mejorar la salud de la familia.

El tipo de estufa que la gente usa depende del tipo de alimentos que se cocinan, de los combustibles y materiales con los que se hacen las estufas, y de los métodos tradicionales de cocina. Para mejorar las estufas y resolver los problemas de la contaminación del aire interior, los promotores de salud y los trabajadores para el desarrollo deben trabajar juntos con la gente que utilizará las estufas. Sólo si la estufa satisface a la cocinera y al mismo tiempo utiliza menos combustible y reduce el humo, puede considerarse una mejora real.


Nuevas estufas con viejo sabor

Como muchas mujeres de Guatemala, Inés solía cocinar la comida para su familia en una estufa hecha a mano que quemaba montones de leña y llenaba la cocina de humo. Cuando una organización que hace estufas mejoradas vino a su pueblo, ella y otras mujeres fueron a oír su presentación.

La gente de la organización había diseñado una nueva estufa que usaba menos leña y producía menos humo, y era además económica de hacer. Cuando pidieron una voluntaria para ensayar la nueva estufa, Inés se ofreció.

Inés y sus vecinas trabajaron con los organizadores, mezclando arcilla con paja y arena para construir la estructura de la estufa. La organización les brindó la cubierta metálica del fogón, donde se podían cocer tortillas. Cortaron la leña en pequeños trozos y prendieron la estufa. ¡Funcionaba muy bien! Inés comprobó que usaba mucha menos leña que la estufa anterior, y la chimenea sacaba el humo de la casa. Sin embargo, después de comer unas cuantas comidas preparadas en la nueva estufa, Inés y su familia se dieron cuenta de que las tortillas cocidas sobre la tapadera de metal eran muy desabridas.

Meses después, cuando la gente de la organización volvió, Inés les agradeció, pero les dijo en voz baja: “hay un problema con la estufa: creo que le da mal sabor a las tortillas”. Los organizadores la escucharon y le preguntaron por qué las tortillas tenían un gusto diferente. “La tapadera anterior era de arcilla”, dijo ella; “quizá por eso el sabor es distinto”.

Esa tarde Inés, sus vecinas y los organizadores hicieron otra tapadera con la arcilla del lugar. Moldearon la arcilla, la dejaron secar unos cuantos días y luego reemplazaron la tapadera metálica con la de arcilla. Inés dejo que la estufa se calentara lentamente mientras preparaba la masa de las tortillas. Cuando la estufa estuvo caliente, puso las tortillas sobre la cubierta. Cuando estaban cocidas, las sirvió a su familia. ¡Tenían buen sabor! Ahora sí se puede decir que la estufa de Inés y su familia mejoró.

Cómo funciona una buena estufa

Éstas son algunas técnicas sencillas para mejorar las estufas de modo que consuman menos combustible, produzcan menos humo y se pueda cocinar más rápido.

El fuego caliente quema completamente el combustible. El fuego produce humo cuando los combustibles no se queman por completo. Para hacer que el fuego sea caliente, utilice pequeños trozos de combustible.
Una rejilla debajo del combustible permite que circule una corriente de aire, haciendo que las llamas sean más calientes.
El calor del fuego toca la olla. Entre más grande sea la superficie de la base de la olla tocada por el fuego, más se calentará y más rápido se cocinarán los alimentos.
No se pierde el calor en el aire porque la olla se asienta bien sobre el fuego.
Tapar la olla mantiene el calor adentro.
Una chimenea, una campana o un ventilador saca el humo. Esto también mueve el aire dentro de la estufa, haciendo que el fuego sea más caliente y que la comida se cocine más rápido.
La estufa es de un material que mantiene el calor dentro (aislante), de modo que los alimentos se cocinan más rápido, con menos combustible.


Extractor para las estufas y calentadores

Bueno: la estufa se coloca cerca de una ventana. Si la habitación tiene dos aberturas, el aire circulará mejor. Mejor: una campana extractora con una chimenea encima de la estufa saca fuera la mayor parte del humo. Un hueco en el cielo raso o una abertura entre la pared y el alero del techo también sirve para sacar el humo. Ideal: una estufa con chimenea saca casi todo el humo de la casa.

Mejoras para las hogueras

La estufa más elemental es una hoguera, conocida a veces como “fogón de tres piedras”, porque en muchas partes del mundo se hace con tres piedras para contener el combustible y sostener la olla o el alimento que se cocina.

Haciendo pequeños cambios se puede lograr que una hoguera sea más segura, despida menos humo y consuma menos combustible. Se puede por ejemplo quemar sólo pequeños trozos de madera seca, que no esté verde, para que disminuya el humo. Si construye un pequeño muro de barro o piedra alrededor creando un hueco para el fuego se evitarán accidentes que podrían incendiar la casa, o producir quemaduras en las personas.

En una hoguera de llama limpia sólo arden las puntas de los leños, creando menos humo y utilizando menos combustible.

En una hoguera descuidada, la madera se quema por todas partes produciendo mucho humo y quemando mucho combustible.

La estufa simple de arcilla

Se requieren muy pocos materiales para fabricar una simple estufa de arcilla con una rejilla metálica que levante el combustible del suelo. Esta estufa produce una llama fuerte y limpia y consume menos leña que una hoguera destapada.

Para hacer una estufa simple de arcilla, mezcle:

  • 6 partes de arena.
  • 4 partes de arcilla.
  • Unos cuantos puñados de aserrín o paja machacada.
  • Suficiente agua para hacer que la arcilla se consolide,
    de manera que se pueda hacer un aro.

Un hueco en el aro de arcilla permite que entre el aire para que arda el fuego.
Las piedras sostienen la olla justo encima el fuego.
Si el espacio entre la olla y el aro es más o menos igual al ancho del dedo meñique, la olla se calentará mejor y se producirá menos humo.
La leña descansa sobre una rejilla metálica permitiendo que le entre aire desde abajo.
La olla debe asentarse dentro del aro de arcilla

Los hornos de retención de calor (sin fuego) permiten ahorrar combustible

Un horno de retención de calor permite preparar alimentos que se cocinan lentamente (como estofados, frijoles y arroz) y mantener la comida caliente, mientras ahorra combustible. El horno se hace llenando una caja de cartón o una canasta con paja, papel periódico o cualquier otro material aislante disponible. O simplemente se puede envolver la olla en una cobija gruesa o en alguna tela.

Una vez que los alimentos hayan hervido por algunos minutos, retire la olla del fuego y colóquela dentro de la caja de cocción lenta. La comida continuará cocinándose por unas 2 horas o más. Cuanto más alimento haya en la olla, mayor cantidad de calor mantendrá. Un horno de retención de calor no es eficaz con poca comida. Después de cada uso deje secarse el horno.

Material aislante (no utilice ni plástico ni espuma de plástico)
Olla con su tapa
Cajón
Tapa
de la canasta
Olla con su tapa
Una tela cosida a la canasta mantiene el material aislante en su lugar
Material aislante para colocar
sobre la olla
Horno de retención de calor tipo cajón.
Horno de retención de calor tipo canasta.



Estufas metálicas mejoradas

La estufa “cohete” es una estufa pequeña de metal que puede utilizarse en situaciones temporales como campos de refugiados, o en cualquier lugar donde la gente no tenga recursos para construir una estufa de tamaño normal. Quema el combustible sin tiznar, produce poco humo y se puede hacer de materiales locales baratos. (Podrá ver las instrucciones para construir una estufa cohete en la sección de otros recursos sobre la salud ambiental y en el libro Donde no hay doctor para mujeres.)




Cómo funciona la estufa cohete:
El cuerpo de la estufa se hace con una lata grande.
Las cenizas colocadas entre la cámara interior y el exterior mantienen el calor dentro.
Como el fuego está encerrado, todo el calor sube hasta la olla.
La tapa de la olla mantiene el calor dentro.
La falda metálica mantiene el calor en la olla.
La olla se asienta justo encima del fuego, de modo que todo el calor la alcance.
La leña arde poco a poco.
La cámara interior se puede hacer de baldosas de cerámica para pisos, de por lo menos 2 ½ cm de espesor.



Otros idiomas