Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

La comunidad controla de los zancudos

Los zancudos ponen sus huevos en aguas estancadas. Se necesitan 7 días para que incuben los huevos de los zancudos. Deshaciéndose de las aguas estancadas una vez a la semana, o haciendo que el agua corra y no se acumule, se puede interrumpir la incubación de los zancudos y evitar que vivan para propagar las enfermedades. Para evitar que los zancudos se reproduzcan:

  • Deshágase de los lugares donde se acumula el agua (agua estancada), como en las llantas viejas de automóviles, maceteros, barriles de aceite, zanjas, recipientes de agua descubiertos y cualquier agua estancada dentro la casa.
  • Use la tierra de manera que se evite la acumulación de agua, haciendo que la tierra la absorba.
  • Asegúrese de que los acuíferos estén protegidos de manera que se mantenga la corriente en ellos.

Elimine los focos de reproducción de zancudos alrededor de la casa
y en la comunidad:

Limpie las zanjas de drenaje de manera que agua puede fluir libremente.
Instale mallas milimétricas en puertas y ventanas.
Mantenga tapados los recipientes de agua.
Asegúrese que el drenaje de los pozos,
de las pilas y de los grifos no esté obstruido.
Retire las latas viejas, llantas, ollas rotas y otros objetos que acumulan agua. Rellene las zanjas.
En ciertos lugares se aplican controles biológicos tales como el BTi, una bacteria, que eliminan los zancudos jóvenes sin perjudicar el medio ambiente (para mayor información acerca del BTi, vea otros recursos sobre el agua y el saneamiento.)

Otras actividades comunitarias para el control de los zancudos son:

  • La cría de peces que se alimentan de zancudos en estanques y granjas. Los zancudos pueden controlarse mediante peces como el pez mosquito (gambusia), los peces guppy de América del Sur, la tilapia, la carpa y otros peces. Estos peces tienen diferentes nombres comunes en diferentes lugares, pero generalmente se los conoce como “peces come-zancudos”.
  • Asegurarse de que el agua fluya y que los campos absorban el agua. Restaurar los cauces naturales, construir canales de drenaje y llenar las canales de riego si están abandonados y lagunas. Drene los arrozales una vez por semana durante 2 ó 3 días para eliminar los zancudos jóvenes sin dañar la producción de arroz.
  • Sembrar árboles para albergar a las aves, murciélagos y otros animales que comen los zancudos. Hay árboles, por ejemplo los de nim de África y la India, que alejan a los zancudos y sus hojas se pueden usar como medicina.

Uso de insecticidas

En los lugares donde los zancudos se producen sólo durante cierta época del año, estos pueden ser rápidamente eliminados con insecticidas. Hace unos años se usaba mucho el DDT para eliminar los zancudos transmisores del paludismo, y se fumigaba fuera de los hogares, en los focos de cría de zancudos. Sin embargo, el DDT es un veneno muy nocivo para las personas y los animales y puede causar cáncer y defectos de nacimiento. El aire y el agua pueden transportar el DDT a grandes distancias, y éste puede permanecer en el medio ambiente por muchos años, volviéndose más peligroso a medida que pasa el tiempo, y acumulándose en el medio ambiente. Por esto, la mayoría de los países recomiendan en la actualidad emplear actividades comunitarias de prevención, usar insecticidas menos tóxicos y eliminar de manera segura las reservas de DDT existentes.

La piretrina es un insecticida que a largo plazo resulta menos dañino para las personas, los animales y la tierra. Otra ventaja de la piretrina, en comparación con el DDT o el malatión (otro plaguicida común pero dañino), es que se necesita una menor cantidad para rociar un área similar.

Aunque la piretrina no se acumula en el medio ambiente, es tóxica cuando la gente se expone a ella, por lo que debe manipularse con cuidado. La piretrina irrita la piel y los ojos, y causa sarpullidos y dificultad para respirar. Se debe evitar el contacto directo con este insecticida. Los niños y las mujeres embarazadas o que estén amamantando deben en particular mantenerse alejadas de éste. La piretrina es muy tóxica si penetra las fuentes de agua. Nunca use productos con piretrina cerca de las fuentes de agua o de los estanques.

Los insecticidas son una medida de control de zancudos a corto plazo. Si tiene que utilizarlos, póngase equipo de seguridad.

Ahora se recomienda el uso restringido de cierto insecticidas a ambientes interiores, con un método llamado Rociado Residual Intradomiciliario (RRI), que consiste en rociar pequeñas cantidades de insecticidas dentro las paredes de la casa para matar los zancudos que aterrizan allí. Este método utiliza menos veneno en un área pequeña, evita el ingreso a las fuentes de agua, y reduce la posibilidad de que los zancudos se vuelvan resistentes.

Todos los insecticidas son venenosos. Si utiliza cualquier insecticida:

  • Siga las instrucciones y rocíe con cuidado.
  • Use siempre equipo de protección cuando rocíe (vea Equipo y ropa protectores).
  • Aplique la cantidad mínima posible del producto químico. Rocíe sólo el sitio por donde los zancudos ingresan a la casa, y el sitio donde viven o descansan.
  • Nunca rocíe cerca de los niños o mujeres embarazadas o que estén amamantando.
  • Asegúrese de que los niños no chupen o masquen los mosquiteros tratados con insecticida, y que toquen el mosquitero lo menos posible.
  • Cuando lave los mosquiteros tratados con insecticida, utilice un recipiente y vacíe el agua del lavado en una fosa donde se absorba para proteger los canales y las fuentes de agua.


El uso excesivo de cualquier insecticida puede hacer que los zancudos se vuelvan resistentes y que el insecticida ya no les afecte (encontrará más información sobre los peligros de los plaguicidas y sobre su utilización segura en el Capítulo 14).

El rociado con insecticida es una medida de emergencia para un control rápido de los zancudos. Los insecticidas sólo reducen las enfermedades causadas por zancudos si se aplican como parte de un programa que incluya un tratamiento para todas las personas, eliminación o control de los zancudos y programas de educación comunitaria.

Detener los zancudos para detener el dengue

Durante los últimos 25 años han aumentado los casos de contagio con fiebre del dengue en Managua, Nicaragua. El dengue se propaga ampliamente cuando un gran número de personas se traslada a las ciudades tropicales sin agua potable ni sistemas de tratamiento de aguas residuales, porque los zancudos propagadores de la enfermedad viven en focos de agua cercanos a las casas.

La gente de Managua junto con científicos, ONG y el Ministerio de Salud trabajaron para reducir y prevenir el dengue en 10 barrios. Lo primero que hicieron fue buscar evidencia de la propagación del dengue. Los niños recogieron muestras de agua con zancudos en diferentes etapas de crecimiento, y los científicos analizaron la saliva de los niños para verificar cuántos habían sufrido picaduras de zancudos infectados con el dengue. Los miembros de la comunidad hicieron visitas domiciliarias a sus vecinos para averiguar qué sabían y qué pensaban acerca del dengue.

Se llevaron a cabo reuniones vecinales, se imprimieron afiches y se realizaron sociodramas para compartir lo que habían aprendido acerca del dengue. En juegos con piñatas que representaban al zancudo del dengue, los niños las golpeaban fuertemente, esparciendo los dulces que contenían. Varios jóvenes, incluso algunos miembros de pandillas, escribieron y ejecutaron canciones de estilo popular haciendo alusión a la prevención del dengue.

Cada barrio desarrolló su propio programa de control de zancudos. Como sabían que los zancudos se crían en llantas descartadas, un grupo decidió recolectar todas las llantas usadas, las llenaron con tierra y las utilizaron para hacer gradas en las pendientes. Así se deshicieron de los criaderos de zancudos y facilitaron la bajada y subida de las cuestas.
Otras llantas se utilizaron como maceteros.

En otro barrio un grupo fabricó tapas para los barriles de almacenamiento de agua y las vendió a bajo costo. De esta manera se puso fin a los criaderos de zancudos y al mismo tiempo se recaudó algo de dinero para la comunidad.

Hasta hoy, el programa de prevención del dengue de la comunidad continúa. No solamente hay menos personas que se enferman de dengue, sino que el programa ha producido otros beneficios:

  • Se logró que los jóvenes, incluso los miembros de las pandillas, participaran en actividades benéficas para sus vecindades. Esto hizo que la comunidad se uniera más.
  • Los músicos compusieron canciones populares para educar a la gente, logrando que la prevención del dengue fuera algo divertido.
  • Diferentes agrupaciones religiosas y políticas pusieron de lado sus diferencias para trabajar juntas en un proyecto común.
  • A los activistas de salud locales se les pidió formar parte del comité ejecutivo de centros de salud y clínicas del Ministerio de Salud.


En la actualidad la gente de estas 10 vecindades está ayudando a otras comunidades a organizarse para detener el dengue y mejorar la vida comunitaria.


Otros idiomas