Hesperian Health Guides

Las necesidades de los hombres y de las mujeres no son las mismas

Las mujeres y los hombres tienen diferentes necesidades y costumbres cuando se trata de usar el sanitario. Los hombres pueden estar más cómodos que las mujeres cuando hacen sus necesidades en público o en espacios abiertos. La falta de sanitarios seguros que ofrecen privacidad es un factor más que dificulta la participación de las mujeres en asuntos comunitarios.


EHB Ch7 page 108-2.png
Generalmente es más fácil para los hombres hacer sus necesidades que para las mujeres.

Planificar sanitarios que toman en cuenta las necesidades de las mujeres

Si se deja a las mujeres por fuera al planificar las tareas de saneamiento éstas se expondrán a un riesgo mayor de sufrir problemas de salud, puesto que es menos probable que se satisfagan sus necesidades sanitarias. Si se quiere que mejore la salud de todos, al hacer cambios en el saneamiento de la comunidad es necesario que los hombres tengan en cuenta también las necesidades de las mujeres.

Para facilitar la participación de las mujeres en la planificación de las tareas de saneamiento comunitario (y sin que esto implique sencillamente que aumente su carga de labores) se podrá:

EHB Ch7 page 109-1.png
  • Organizar reuniones a horas en que las mujeres pueden participar.
  • Asegurarse de invitar a las mujeres a hablar y sentirse cómodas al hacerlo.
  • Realizar reuniones separadas para mujeres si esto facilita una discusión abierta y fácil.
  • Hacer que todos participen en la toma de decisiones.

Por lo general, son las mujeres las encargadas de enseñar y cuidar a los niños y por esto, cuando no se satisfacen sus necesidades, es más probable que tampoco se satisfagan las de los niños. Cuando no se incluye a las mujeres en la planificación de las tareas de saneamiento del hogar y de la comunidad, toda la comunidad se perjudicará.


Es EHB Ch7 Page 109-2.png


Cómo eliminar las barreras para que las mujeres usen los sanitarios

Esta actividad ayuda a la gente a hablar de algunos aspectos que pueden impedir que las mujeres tengan acceso a sanitarios limpios y seguros. El objetivo es decidir qué cambios son necesarios para mejorar la salud de todos. Después de realizar esta actividad sólo con las mujeres, se podrá organizar una sesión con hombres y mujeres.

Duración: 1 a 1 hora y media.

Materiales: una hoja de papel periódico grande, bolígrafos, cinta adhesiva.

  1. En un trozo grande de papel, escriba diferentes frases relacionadas con los sanitarios. Lea al grupo lo que ha escrito, y pregunte a todos si están de acuerdo o no (pida que los que estén de acuerdo levanten la mano). Por cada respuesta afirmativa ponga una marca al lado de la frase correspondiente.

    Podrá utilizar las siguientes frases, u otras que considere apropiadas:
  2. Es EHB Ch7 Page 110-1.png
    Tampoco son seguros para nosotras después del anochecer.
    Los sanitarios no son seguros para los niños.
  3. Cuente las marcas que están a cada lado de cada frase. Seleccione los problemas que fueron más mencionados y comience una discusión acerca de ellos. ¿Cuál es la causa del problema? ¿Qué enfermedades pueden producirse? ¿Qué se puede hacer para mejorar la situación? ¿Cuáles son las barreras para mejorar la situación?
  4. Termine con una discusión en la que el grupo decida las medidas específicas que tanto los hombres como las mujeres pueden tomar para que se satisfagan las necesidades de todos.

Cómo facilitar el uso de los sanitarios

EHB Ch7 page 111-1.png

Se pueden tomar varias medidas para facilitar la utilización del sanitario por parte de los niños y los adultos con discapacidad. Las personas necesitan diferentes adaptaciones de acuerdo con sus habilidades, y por esto resulta conveniente hacer que las personas con discapacidad participen en las tareas de planificación. Sea ingenioso a la hora de encontrar soluciones que se acomoden a las necesidades de todos.

EHB Ch7 page 111-2.png
En caso necesario, puede
instalarse una barra
desmontable en la parte
delantera.

Si una persona tiene dificultad para ponerse de cuclillas, construya un soporte para las manos o construya una silla alta. Si el sanitario está a nivel del suelo, coloque encima de él una silla o banqueta con un agujero en el medio.

Si una persona tiene dificultad para controlar su cuerpo, construya un soporte para su espalda, costados y piernas, y un cinturón o barra de seguridad.

Utilice una soga o baranda para guiar a las personas ciegas desde la casa hasta el sanitario.

Si la persona tiene dificultad para manipular la ropa, adapte su ropa y hágala más suelta y elástica. Construya un lugar limpio, seco, para que la persona se pueda echar y vestir.

Si la persona tiene dificultad en sentarse, puede utilizar un pasamanos y gradas desmontables.

Sanitarios adaptados para sillas de ruedas

EHB Ch7 page 111-3.png
Caseta de tamaño suficiente para que quepa la silla de ruedas
Una campana o algo que haga ruido, en caso de necesitar ayuda
Soporte para la espalda al sentarse
Baranda para facilitar trasladarse de la silla al sanitario
El asiento del sanitario y de la silla de ruedas deben tener la misma altura
Puerta ancha con apertura hacia afuera para facilitar el acceso
La manija de la puerta está dotada de una cuerda
El camino hasta el sanitario es uniforme y de fácil acceso desde la casa
Recuerde que las personas con discapacidad necesitan y deben tener la misma privacidad que cualquier otra persona.
Es EHB Ch7 Page 111-4.png