Hesperian Health Guides

Limpiar la comunidad y recuperar recursos

Si protegemos a nuestras comunidades contra los desechos dañinos, convirtiéndolos en recursos, podremos no sólo mejorar la salud comunitaria y del medio ambiente sino también ahorrar dinero. Un grupo de recicladores argentinos halló que si todos los desechos de papel de la ciudad de Buenos Aires se recogían y reciclaban, se ahorrarían 10 millones de dólares al año. Si este dinero se utilizaba para pagar a todos los recolectores de la ciudad, cada uno ganaría más de 150 dólares mensuales.

Cada persona y cada comunidad puede asumir la responsabilidad de reducir y desechar debidamente los desechos. Sin embargo, a pesar de que las comunidades pueden lograr mucho por sí mismas, se trata de un problema político que sólo se puede resolver cuando el gobierno, la industria y las comunidades colaboren teniendo como meta el mejoramiento de la salud y el derecho humano a un ambiente y vida digna. Los gobiernos deben actuar para reducir la carga de los desechos en la gente y en el medio ambiente, exigiendo a la industria la fabricación de productos con un mínimo de desechos. Los programas de apoyo del gobierno para incentivar a la gente a reutilizar, reciclar y descartar debidamente los desechos ahorran dinero, crean empleos y ayudan a resolver problemas comunitarios (vea “Una comunidad convierte los desechos en dinero,” “Un caso de composta y reciclaje comunitario,” “Centros de recuperación de recursos,” y “Enfrentando los problemas con los desechos sólidos”).