Hesperian Health Guides

Los alimentos transgénicos y la salud

Algunos de los efectos de los alimentos transgénicos en la salud son conocidos porque la gente se ha enfermado después de comerlos. Se sospecha, aunque no se ha comprobado aún, que existen otros problemas de salud también.

Las oficinas del gobierno de los Estados Unidos y de otros países que desarrollan cultivos transgénicos se niegan a analizar los posibles efectos de éstos para la salud. Las grandes empresas productoras hacen todo lo posible para que sus cultivos no sean analizados. Los cultivos transgénicos y los alimentos que se elaboran con ellos generalmente no llevan etiquetas y se mezclan con los cultivos y alimentos comunes. Todo esto hace que sea difícil saber si un alimento transgénico es peligroso o si alguien se ha enfermado después de comer alimentos provenientes de cultivos transgénicos.

EHB Ch13 Page 241-1.png
¿Cómo puedo saber si la fórmula que le estamos dando a nuestro bebé contiene cultivos transgénicos o no?
No hay forma de saberlo porque las empresas no indican nada en las etiquetas. Pero casi toda la leche en polvo para bebé se produce con soya, ¡uno de los cultivos transgénicos más difundidos por todos lados!
De todos modos, sería mejor darles el pecho a los bebes. ¿Quieres que hable con tu mujer?

Problemas de salud por los cultivos transgénicos

Para saber con certeza los efectos de los cultivos transgénicos se requieren muchos años de estudio. Los científicos han hecho ya algunos estudios para demostrar que los cultivos transgénicos probablemente causan problemas de salud.

Alergias

Los alimentos elaborados con cultivos transgénicos contienen cosas que nunca se habían comido antes, y algunas personas podrían reaccionar mal al ingerirlos. Como no podemos saber con anticipación qué sustancias de los cultivos transgénicos nos causarán alergias, es posible que las personas se vuelvan alérgicas a varios de los alimentos que consumen con frecuencia.

Incremento del envenenamiento por plaguicidas

La mayoría de los cultivos transgénicos crecen bien sólo cuando se les pone una gran cantidad de productos químicos. Algunas semillas transgénicas incluso fueron diseñadas para contener plaguicidas. El uso limitado de algunos plaguicidas puede beneficiar a los agricultores, pero el uso en exceso produce envenenamiento por plaguicidas, tanto de la gente como del medio ambiente.

Cáncer y daño a los órganos del cuerpo

Los animales que alimentaron con papas y tomates transgénicos sufrieron cambios en sus estómagos que podrían causar cáncer, daño de los riñones y otros órganos, y deficiencia del desarrollo cerebral. Pero como los alimentos transgénicos no han sido puesto a prueba es casi imposible determinar si los daños se deben a ellos.

Resistencia a los antibióticos

Como resultado de la ingeniería genética, ciertos alimentos transgénicos presentan ahora genes resistentes a los antibióticos. Algunos científicos temen que debido al consumo humano de alimentos con estos genes, las bacterias desarrollen resistencia a los antibióticos en los estómagos humanos y más adelante, cuando una persona tome antibióticos para resolver algún problema de salud, éstos no tendrán ningún efecto.

El arroz dorado en Asia
En todo el mundo, millones de personas sufren de ceguera debido a la falta de vitamina A en sus dietas. Para resolver este problema, se desarrolló un nuevo tipo de arroz transgénico que contiene vitamina A, llamándolo arroz dorado. La empresa fabricante de este arroz tiene previsto venderlo a los agricultores de toda Asia, donde el arroz es el principal alimento, y donde la ceguera por falta de vitamina A es un grave problema. La empresa espera que los agricultores cultiven el arroz dorado en vez de las variedades tradicionales de arroz.
EHB Ch13 Page 242-1.png
Una dieta saludable también incluye
verduras y frutas.


Sin embargo, el arroz dorado no evita que la gente se vuelva ciega. El tipo de ceguera que se intenta curar con el arroz dorado se debe no sólo a la falta de vitamina A, sino al consumo de dietas sin variedad suficiente de alimentos saludables que contengan vitamina A en su estado natural. Si una persona consume arroz dorado la vitamina A no lo alimentará a menos que consuma al mismo tiempo otros alimentos que le brinden los demás nutrientes vitales necesarios.

En lugar de aplicar soluciones técnicas como el arroz transgénico para evitar la ceguera y otros problemas del hambre generalizada, sería mejor perfeccionar la seguridad alimentaria. Los inventores del arroz dorado no atacaron los verdaderos problemas, que son la pobreza y la desnutrición y, por lo tanto, no evitarán que siga habiendo nuevos casos de ceguera.

Medidas para resolver los problemas de la desnutrición

Como vemos en la historia del arroz dorado, con frecuencia se ha intentado resolver problemas sociales (en este caso la ceguera causada por la pobreza y la desnutrición), con una solucion técnica (los cultivos transgénicos). Sin embargo, existe otra solución.

La fruta fresca, las verduras de hoja verde oscuro y otros alimentos contienen grandes cantidades de vitamina A (podrá informarse más sobre una nutrición adecuada consultando un libro de salud general como Donde no hay doctor). Las verduras de hoja verde crecían antes silvestres en los arrozales y en los campos hasta que el uso exagerado de herbicidas acabó con ellas.

En el país de Bangladesh la gente organizó huertos familiares para asegurarse de que los niños consuman suficientes alimentos nutritivos. Con la ayuda de la organización Helen Keller International, se sembraron 600 mil huertos familiares para ayudar a evitar la ceguera y otros problemas de salud resultantes de la desnutrición. Los huertos familiares son un medio para mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria sin recurrir a soluciones técnicas costosas como los alimentos transgénicos que, de todos modos, podrían no solucionar nada.