Hesperian Health Guides

Manejo inadecuado de los desechos y desechos mezclados

EHB Ch18 Page 390-1.png

Algunos desechos se pueden reutilizar o reciclar, algunos tardan mucho tiempo en descomponerse y otros permanecen por siempre.

Cuando los desechos se acumulan o se esparcen en nuestras comunidades, se ven y huelen muy mal y crean una situación desagradable y perjudicial para la salud. Si los desechos no se clasifican, su cantidad y los problemas que ocasionan aumentan más de lo debido. Cuando los desechos dañinos como baterías y pilas usadas y desechos médicos se mezclan con papel y restos de comida, la mezcla se convierte en algo difícil y peligroso de manejar.

Cuando los desechos no se descartan adecuadamente pueden causar problemas de salud.

  • Los basureros al aire libre hacen proliferar las ratas, moscas, zancudos, cucarachas y otros insectos portadores de enfermedades como el paludismo, el dengue, la hepatitis, el tifus y otras.
  • Los basureros y los montones de basura propagan microbios que pueden infectar a los niños que juegan allí y a la gente que clasifica la basura para recoger las cosas que se pueden usar o vender. Los microbios de la basura pueden ocasionar problemas de salud tales como diarrea, cólera, sarna, tétanos, hongos y otras infecciones de la piel y de los ojos.
  • La basura tapa los acueductos, ríos y canales de drenaje, haciendo que el agua se acumule y se estanque en charcos en los que proliferan los insectos, y que causan inundaciones cuando llueve. Los canales de drenaje inundados que llevan las heces de los animales y la gente también contaminan el agua potable y la tierra.
  • Cuando un gran montón de basura se derrumba, puede hacer daño a los recicladores o recolectores de basura o a las personas que habitan cerca.
  • Los productos químicos tóxicos presentes en los desechos se filtran hasta las fuentes de agua y el suelo, envenenando a la gente por muchos años. A veces los basureros que contienen materiales tóxicos explotan y se incendian.
  • Cuando los plásticos y otros desechos tóxicos se queman al aire libre o en los incineradores, se liberan al aire productos químicos tóxicos y la ceniza tóxica contamina el suelo y el agua. A corto plazo, estos productos químicos tóxicos ocasionan infecciones de pecho, tos, náusea, vómitos e infecciones de los ojos. Con el tiempo causan enfermedades crónicas tales como cáncer y defectos de nacimiento.


Para tratar los problemas de salud ocasionados por los desechos consulte Donde no hay doctor u otro libro sobre la salud. La utilización de guantes, máscaras y botas o zapatos cerrados puede evitar muchos problemas de salud ocasionados por la manipulación de desechos sólidos (en “Salud y seguridad para los recolectores de basura” y "Equipo y ropa protectores" encontrará información útil para protegerse si trabaja con desechos.)