Hesperian Health Guides

Medidas para evitar los daños causados por los desechos médicos

Ya sea en un pequeño centro de salud, en una clínica grande o en el hogar, los instrumentos y desechos médicos deben manipularse cuidadosamente para evitar daños. Éstas son algunas posibles medidas:

  • Reducir la cantidad de desechos escogiendo cuidadosamente los suministros médicos.
  • Separar los desechos en su lugar de origen.
  • Desinfectar los desechos contaminados con microbios.
  • Tratar los desechos químicos para hacerlos menos peligrosos.
  • Almacenar y transportar con cuidado cualquier residuo.
  • Descartar los desechos médicos de la forma menos dañina posible.
  • Capacitar a las personas que manejan los desechos médicos para enseñarles métodos seguros.
Es EHB Ch19 Page 424-1.png

Sin importar el método aplicado en su clínica, centro de salud u hospital, compruebe que todas las personas que manejan desechos médicos, especialmente los empleados nuevos, comprendan las medidas que hay que tomar y la razón de ellas. Con frecuencia la gente aporta nuevas ideas que pueden facilitar el trabajo y hacerlo más seguro para todos. Algunas clínicas cuentan con un equipo de personas encargado de la capacitación y verificación de las prácticas seguras.

Reducción de desechos

ES EHB Ch19 Page 425-1.png
¡Pruebe nuestros protectores desechables de plástico!
¿Será que
sí necesitamos
esto en la
clínica?

Si se utilizan menos materiales y menos dañinos podrá reducirse la cantidad de desechos médicos peligrosos. Al seleccionar los materiales para la clínica, piense en la cantidad de desechos que se producirá, en su grado de peligrosidad y en el método que deberá aplicar para deshacerlos.

Para reducir la cantidad de desechos peligrosos:

  • Evite usar materiales desechables si se pueden más bien emplear objetos reutilizables (las jeringas y agujas, sin embargo, no deben reutilizarse).
  • Si es posible, utilice termómetros que no sean de mercurio. Son más costosos, pero son más duraderos y menos peligrosos si se rompen.
  • No compre más medicamentos de los que necesita, y utilícelos sólo cuando los necesite.
  • Utilice píldoras en vez de inyecciones.
  • Siempre que sea posible utilice objetos que no sean de plástico.
  • Siempre que sea posible utilice los productos de limpieza y desinfectantes menos tóxicos disponibles.
  • Busque bolsas de suero, mangueras y otros materiales que no sean de PVC. Son más baratos, están disponibles en ciertos lugares, y son siempre más seguros para los pacientes y para la comunidad.

Separación de desechos

Es EHB Ch19 Page 425-2.png
Los restos de comida de los centros de salud pueden ponerse en pilas de composta y producir abono para los jardines.

La separación de desechos en el sitio de origen es otro paso importante para asegurar el manejo seguro de los desechos médicos.

La separación de desechos reduce en gran medida los riesgos para los trabajadores de salud y para las personas que recogen, venden o reciclan los desechos. La separación también reduce la cantidad de desechos que deben ser tratados o enterrados posteriormente y reduce el costo del manejo de desechos.

Separación de los desechos en recipientes de colores

En muchos centros de salud se separan los desechos en recipientes de diferentes colores, en los lugares donde éstos se producen. Para que este método sea útil, es importante que todos en el centro de salud comprendan el tipo de desecho que debe ir en cada recipiente, de acuerdo con su color. Diferentes países utilizan diferentes colores para cada tipo de desecho. Por ejemplo, en algunos países el color rojo significa “peligro”, y los recipientes utilizados para agujas, otros instrumentos punzocortantes y otros desechos tóxicos son rojos o están marcados con pintura, marcador o cinta plástica roja.

Más de la mitad de todos los desechos de los centros de salud contiene lo mismo que cualquier residuo doméstico: papel, cartones, botellas, latas y sobras de la cocina. Si los desechos se separan, será más fácil manejar los desechos peligrosos.

Es EHB Ch19 Page 426-1.png
Los desechos comunes pueden ponerse en bolsas y recipientes y, en lo posible, reciclarse, ponerse en pilas de composta para hacer abono, o reutilizarse.


Los recipientes deben:

  • Colocarse cerca del sitio donde se producen los desechos.
  • Marcarse claramente con colores y símbolos.
  • Ser resistentes de modo que no se produzcan fugas o se rompan.
  • Ser fáciles de cerrar y transportar sin riesgo de derrames, fugas o roturas.
  • Ser suficientemente grandes para contener los desechos de todo el día en 3/4 de su tamaño.


Es mejor utilizar recipientes y bolsas de color diferente para cada clase de basura. Si esto no es posible, márquelas con cinta plástica de color o con pintura. Si se utiliza siempre el mismo color será más fácil para los empleados recordar cuáles recipientes son los de desechos comunes y cuáles son los de desechos peligrosos.

Almacenamiento y transporte de desechos

Es EHB Ch19 Page 427-1.png

Los desechos médicos deben almacenarse cuidadosamente hasta que sean transportados a un lugar definitivo y seguro. Los recipientes de los desechos médicos deben colocarse en el lugar donde éstos se generan y desinfectan; no deben nunca dejarse en los pasillos, baños u otros lugares donde la gente podría derramar su contenido o llenarlos con desechos de otro tipo.

Selle los recipientes y las bolsas cuando se llenen hasta 3/4 de su capacidad total. Los recipientes y bolsas que se llenan sólo en ¾ partes corren menos riesgo de derrames o roturas, y así se reduce el riesgo de daños para el empleado que los manipula. No coloque nunca agujas u otros instrumentos punzocortantes en las bolsas. Si una bolsa se rompe o gotea, póngala dentro de otra bolsa. Deposite las bolsas en un cuarto cerrado hasta que se puedan recoger de ahí. Se debe asegurar el cuarto para que la gente que recoge la basura para vender no pueda entrar.

Los desechos médicos pueden almacenarse sin peligro sólo por un corto tiempo. Pronto comenzarán a oler mal y pueden esparcir infecciones a medida que se descomponen. Es mejor retirar los desechos diariamente. No guarde nunca los desechos por más de 3 días. ¡El olfato le indicará si ha esperado demasiado!

Para retirar los desechos del centro de salud, utilice carritos o mesas rodantes fáciles de limpiar. Si se utilizan carritos, es mejor limpiarlos después de cada uso, y utilizar carritos sin bordes cortantes que podrían romper las bolsas o los recipientes cuando se cargan y descargan.

Evite el daño al manipular los desechos:

  • Póngase ropa protectora para reducir el riesgo de cortes con agujas u otros instrumentos punzocortantes, microbios o salpicaduras de sangre, otros líquidos o productos químicos.
  • Inmediatamente después de su utilización, ponga las agujas usadas y otros instrumentos punzocortantes en sus cajas correspondientes. No coloque objetos punzocortantes en bolsas o con otra basura.
  • Lávese las manos después de tocar los desechos y antes y después de trabajar con cada paciente.
  • No transporte nunca agujas descubiertas.
  • No deje que los desechos le rocen la piel. Si la ropa protectora se empapa con desechos contaminados, quítesela inmediatamente y lávese con una buena cantidad de agua y jabón.
  • La ropa protectora sólo protege si está limpia. Después de cada uso o al final de cada turno, lave o desinfecte los guantes, delantales, lentes y máscaras. Esto protegerá a la siguiente persona que los utilice.


Si no hay ropa protectora, póngase lo que haya disponible para protegerse. Con las bolsas de plástico de la basura podrá fabricar delantales, pantalones, máscaras y gorras. Es preferible protegerse de alguna manera que no hacerlo del todo.

Desinfección de los desechos

La desinfección implica eliminar los microbios que causan infecciones. En lo posible, los desechos médicos deben desinfectarse en el mismo sitio donde fueron creados. Los métodos de desinfección más comunes emplean sustancias químicas (por ejemplo cloro, blanqueador, agua oxigenada u otros productos químicos) o calor (hervir, poner al vapor, vapor a presión, autoclave o microondas).

Después de haberlos desinfectado, es posible enterrar los desechos sin peligro.

¿Qué es esterilizar y qué es desinfectar?

Algunos manuales de salud utilizan la palabra esterilizar en vez de desinfectar. Esterilizar y desinfectar no son la misma cosa y mucha gente los confunde.

Esterilizar significa matar todos los microbios en algo. Es muy difícil de hacer.
Desinfectar, por el contrario, significa matar suficientes microbios de alguna cosa de modo que no transmita infecciones.

Mucha gente usa la palabra esterilización para el tratamiento adecuado del equipo médico, y la palabra desinfectar cuando se habla acerca de la limpieza de pisos y de otras superficies, con “limpiadores desinfectantes”. Sin embargo, hay diferentes niveles de desinfección.

Los tratamientos descritos en este libro son de “alto nivel de desinfección”, lo que implica eliminar casi todos los microbios de alguna cosa. Por esto, utilizamos la palabra desinfección al referirnos a todos los métodos descritos en este libro.


¿Qué desechos deben desinfectarse?

Cualquier material del centro de salud que esté contaminado con sangre, fluidos corporales o heces, o que haya estado en contacto cercano con una persona que tenga una enfermedad contagiosa, debe ser desinfectado para prevenir que la infección y la enfermedad se propaguen.

Desechos que deben desinfectarse:

Desechos que no necesitan desinfectarse:

EHB Ch19 Page 428-4.png
  • Las partes humanas.
  • El agua usada en limpieza y desinfección.
  • Los productos químicos de la desinfección y limpieza, y de las pruebas de laboratorio.
  • Los restos de comida.
  • Cualquier material que no esté contaminado con sangre o fluidos corporales (cartones, papel, plástico, vidrio, metal).
EHB Ch19 Page 428-2.png
  • Agujas usadas y otros instrumentos punzocortantes.
  • Sangre y otros fluidos corporales.
EHB Ch19 Page 428-1.png
  • Vendas, vendajes y otros desechos que tengan fluidos corporales.
  • Otros objetos contaminados con sangre, fluidos corporales o heces.
EHB Ch19 Page 428-3.png
  • Heces de personas con enfermedades contagiosas (como cólera).
  • Bacinicas y ropa de cama de todos los pacientes.