Hesperian Health Guides

Paludismo (malaria)

EHB Ch8 Page 144-1.png

El paludismo es una infección de la sangre. Provoca fiebre alta y escalofríos. Es causada por un parásito (llamado plasmodium) que cierto tipo de zancudo (que pica generalmente de noche) transmite a las personas. Millones de personas mueren de paludismo cada año, y muchos millones más viven con la enfermedad.

El paludismo es especialmente peligroso en los niños menores de 5 años, las mujeres embarazadas y las personas con VIH. El embarazo disminuye la capacidad de la mujer para luchar contra las enfermedades y las infecciones. Si una mujer se enferma con paludismo, también puede desarrollar una anemia grave (sangre débil) lo que aumenta las posibilidades de muerte durante o después del parto. El paludismo durante el embarazo también puede ocasionar la pérdida del bebé (aborto espontáneo), el nacimiento prematuro o el nacimiento de un bebé demasiado pequeño. El bebé puede incluso nacer muerto.

Hay diferentes tipos de paludismo. La gente puede vivir por muchos años con ciertos tipos de paludismo, la mayoría de los cuales pueden curarse. Sin embargo, el paludismo cerebral (Plasmodium falciparum o P. falciparum) puede ocasionar la muerte 1 ó 2 días después de haber contraído la infección. En las regiones donde existe el paludismo cerebral es muy importante que la persona se haga un análisis y se someta de inmediato a un tratamiento si sospecha que puede tener paludismo.

Generalmente el paludismo causa fiebre cada 2 ó 3 días, aunque al comienzo puede causar fiebre todos los días. Todas las personas que sufran de fiebre sin motivos aparentes deben hacerse un análisis de sangre para detectar el paludismo, disponible en muchos centros de salud. Si el análisis de sangre resulta positivo para el paludismo, o si no es posible hacerse el análisis, hágase tratar inmediatamente.

Es EHB Ch8 Page 144-2.png
Señas de la enfermedad

El ataque de paludismo tiene 3 etapas:

  1. La primera seña consiste en escalofríos y generalmente dolor de cabeza. La persona tiembla de 15 minutos a 1 hora.
  2. Al escalofrío le sigue una fiebre alta. La persona se siente débil y por momentos no está en sus cabales (delirio). La fiebre puede durar horas o días.
  3. Finalmente la persona comienza a sudar y la fiebre baja. Después de que baja la fiebre, la persona se siente débil.
Tratamiento

Si fuera posible, hágase hacer un análisis de sangre. Comience el tratamiento tan pronto como aparezcan las primeras señas. Como el paludismo se transmite de persona a persona a través de los zancudos, al tratar a una persona enferma también se protege a las otras personas porque se evita que sean infectadas. Después de haber recibido el tratamiento, los zancudos que lo piquen no transmitirán el paludismo a los demás.

Averigüe cuáles medicamentos para el paludismo recomiendan las autoridades de salud locales. En muchas regiones, el parásito del paludismo ha desarrollado resistencia a los medicamentos. Esto quiere decir que los medicamentos que antes eran efectivos para prevenir o tratar el paludismo, ya no lo son. Los medicamentos que curan el paludismo en una región quizás no puedan curarlo en otra.

En la actualidad hay muchos medicamentos nuevos o combinados para tratar el paludismo en diferentes regiones. Uno de estos, artemisina (utilizado por muchos años en China), se toma generalmente junto con otro medicamento antipalúdico o con un antibiótico. En ciertas regiones la cloroquina (el medicamento más común por muchos años) sigue siendo efectiva. La única manera de confirmar cuáles medicamentos son efectivos en su región es verificando con las autoridades de salud locales.

¡IMPORTANTE! Tome el medicamento todos los días recomendados, incluso si se siente mejor. Si deja de tomar el medicamento a su plazo completo es posible que éste pierda su efecto y que el paludismo regrese.
EHB Ch8 Page 145-1.png
La mujer que se tomó todas los medicamentos mejoró.


EHB Ch8 Page 145-2.png
La mujer que no se terminó los medicamentos sigue enferma y en cama.
Prevención

El paludismo ocurre con frecuencia en época de lluvias, cuando hace calor, ya que los zancudos portadores se reproducen en agua caliente estancada. Sin embargo, en algunas áreas del mundo el paludismo también ocurre en la estación seca, cuando los zancudos se reproducen en pequeños charcos de agua estancada. Como sucede con el dengue y la fiebre amarilla, la mejor manera de prevenir el paludismo es evitar las picaduras de zancudos y hacer que la comunidad tome medidas para controlarlos.

Dormir bajo un mosquitero tratado con insecticida es una buena forma de prevenir y controlar el paludismo. Estos mosquiteros son tratados con el insecticida llamado “piretinas” que es relativamente seguro; utilizarlo es una opción preferible a enfermarse con paludismo. El mayor peligro de los mosquiteros tratados con insecticida es cuando se meten en el insecticida (lo que da lugar a exponerse a través de la piel), cuando los niños los chupan o mastican (lo que da lugar a exponerse por ingestión), y cuando se lavan (el agua del enjuague puede contaminar las fuentes de agua y hacer daño a los peces, insectos, animales y a la gente que vive en la parte baja).

Los mosquiteros de cama sólo protegen si se repara rápidamente cualquier agujero o rasgadura. El insecticida también deja de ser efectivo después de 6 a 12 meses, o antes, si se lo lava con frecuencia. En algunos lugares, se han introducido mosquiteros con marco de ‘largo plazo’ que son efectivos por más de 1 año.

EHB Ch8 Page 146-1.png
Los zancudos que transmiten el paludismo pican de noche.
Para prevenir el paludismo, duerma bajo un mosquitero tratado con insecticida.

Si el mosquitero está todavía en buenas condiciones, se puede mezclar un nuevo plaguicida y volver a aplicárselo, pero si el mosquitero tiene muchas rasgaduras o roturas, puede ser mejor reemplazarlo. Cuando vuelva a aplicar el plaguicida, utilice guantes y siga las instrucciones con cuidado.

Un tratamiento para todos

El paludismo es más común entre la gente pobre y el número de muertes aumenta cada año. Las personas que no tienen recursos suficientes para pagar por los análisis de sangre y los medicamentos o que no tienen acceso a los servicios de salud, se ven obligadas a vivir y a morir con esta enfermedad. Basta con que una sola persona contraiga el paludismo para que la infección se propague a los demás.

El paludismo ocurre con frecuencia en comunidades pobres, donde no hay justicia social. Para que las campañas de prevención tengan éxito es necesario atacar de raíz la pobreza y la injusticia, y hacer que todos y todas puedan tener acceso al tratamiento.