Hesperian Health Guides

Problemas ambientales por los transgénicos

Cuando las grandes empresas producen y venden sólo unas cuantas variedades de semillas y luego convencen a los agricultores de todo el mundo para que sólo utilicen estas semillas, se pueden perder muchas clases de plantas, perjudicando la seguridad alimentaria. Pero el efecto más dañino de los cultivos transgénicos al medio ambiente es la pérdida de la biodiversidad, que es esencial para la salud del medio ambiente.

Pérdida del control natural de plagas. Algunos cultivos transgénicos se elaboran con plaguicidas que están dentro de ellos. Cuando los plaguicidas se usan sin un control cuidadoso, las plagas que deben exterminar pueden volverse resistentes a ellos.

Daño a la vida silvestre y al suelo. Los plaguicidas de los cultivos transgénicos matan a los insectos y bacterias que son útiles y que viven en la tierra. También pueden ser dañinos para las aves, murciélagos y otros animales que ayudan en la polinización de plantas y control de plagas.

Efectos en las plantas cercanas. El polen de los cultivos transgénicos vuela con el viento y se dispersa a otras plantas similares. Como las plantas transgénicas son nuevas, nadie sabe los posibles efectos que esta situación tendrá en el largo plazo.

Es EHB Ch13 Page 243-1.png
Los agricultores sufren cuando los cultivos transgénicos dañan el medio ambiente.

Más vale prevenir que lamentar

Un proverbio africano dice: “Si quieres averiguar la profundidad del río, mete primero sólo una pierna en el agua para que no corras el riesgo de ahogarte”. Con esto se resalta que es prudente actuar con precaución, y seguir el llamado principio de precaución. Si tenemos previsto utilizar nuevas invenciones y sustancias, es mejor saber primero si éstas son seguras, en lugar de correr el riesgo innecesario de sufrir daños.

Sin embargo, las grandes empresas y los gobiernos siguen probando diariamente los alimentos transgénicos, obligándonos a sembrarlos y consumirlos sin saber con seguridad el daño que pueden causar. ¡Nos están forzando a “averiguar la profundidad del río” metiendo las 2 piernas en vez de una!

EHB Ch13 Page 244-1.png
Pruebe estas semillas mejoradas.
¿Podremos comer los cultivos sin peligro?
¿Cuáles serán los efectos a largo plazo?
No creo que sea lo que más nos convenga.

¿Cómo se sabe si las semillas y los alimentos son transgénicos?

La mayoría de las semillas genéticamente modificadas no lo parecen, ya que no huelen ni saben distinto a las demás semillas. Esto significa que los agricultores podrían sembrarlas sin saber lo que son. Monsanto, la mayor empresa productora de productos transgénicos, se ha negado a poner etiquetas en sus alimentos declarándolos como transgénicos, de manera que la gente que los consume no sabe que se trata de este tipo de alimentos. La única manera de determinar si las semillas y los alimentos son transgénicos es probar su estructura genética. En Estados Unidos y Europa se dispone de estuches de prueba, pero son costosos.

Semillas Madre en Resistencia
En Chiapas, México, los agricultores están preocupados de que el polen de los cultivos transgénicos afecte sus cultivos de maíz. Con ayuda internacional, encontraron una forma de hacer pruebas para ver si sus cultivos han sido afectados de alguna manera. El proyecto se llama “Semillas Madre en Resistencia”.


Las semillas son analizadas con un estuche de prueba que se compra en Estados Unidos o Europa. Averiguando si sus cultivos han sido o no contaminados por el maíz transgénico, se puede comunicar a las comunidades y a sus gobiernos el problema, y lograr a evitar que siga propagándose. Haciendo el análisis ellos mismos, los agricultores han podido controlar el proceso, un control que habían perdido por no saber verdaderamente qué contienen los cultivos que están sembrando.

Al recuperar el control de sus cultivos, los agricultores de Chiapas están protegiendo su seguridad alimentaria al mismo tiempo que practican la soberanía alimentaria a largo plazo.