Hesperian Health Guides

Uso sostenible de los bosques

Un uso sostenible de los bosques implica utilizarlos y cuidarlos de manera que se puedan satisfacer las necesidades y al mismo tiempo protegerlos para el futuro. Los métodos sostenibles no son los mismos en todos los lugares. Cada comunidad debe averiguar el más adecuado para sí misma y para la preservación del bosque.

Hacer un plan del uso sostenible es útil para que la comunidad decida la mejor forma de utilizar su bosque. También puede servir para resistir a las amenazas contra el bosque por parte de la industria y del gobierno. En ciertas ocasiones es posible vender los productos del bosque a mejor precio si se demuestra que provienen de una producción sostenible. Sin embargo, lo más importante en cualquier plan del uso sostenible de un bosque es que sirva para que la gente del lugar trabaje en grupo para utilizarlo y protegerlo.

Para utilizar y al mismo tiempo proteger el bosque se pueden aplicar entre otras las siguientes medidas:

  • Si se talan las plantas trepadoras, otras plantas y árboles para despejar se permite el ingreso de más luz solar en el bosque, para que crezcan las plantas que desea.
    EHB Ch10 Page 189-1.png
    Para despejar el bosque es necesario talar ciertos árboles de modo que los que queden puedan crecer más frondosos y sanos.
    • Siembras de enriquecimiento significa sembrar árboles o plantas nuevos, debajo de los árboles antiguos, o sembrar en espacios despejados pequeños donde la vegetación no se haya recuperado espontáneamente.
    • Volver a sembrar después de cortar es una manera de asegurar que habrá nuevos árboles y semillas para reemplazar lo que se ha cortado.
    • La quema controlada puede reducir los matorrales que crecen bajo los árboles, liberar nutrientes en el suelo y eliminar las plagas perjudiciales para los árboles. Las quemas controladas deben planificarse cuidadosamente porque los incendios pueden descontrolarse y expandirse rápidamente.
    • La tala selectiva significa cortar sólo algunos árboles, y mantener los árboles jóvenes y algunos árboles antiguos que estén saludables para así evitar la erosión y proporcionar las semillas necesarias para que los bosques continúen desarrollándose.
    EHB Ch10 Page 189-2.png
    La tala selectiva protege algunos árboles para el futuro, y permite que los bosques sigan desarrollándose.
    • Recoger y vender productos del bosque distintos a los madereros en vez de vender la madera es un medio para cuidar el bosque y al mismo tiempo obtener ingresos.
    • Pagar a los rancheros para que mantengan su ganado fuera del bosque, y pagar a los agricultores para que no corten árboles en sus terrenos puede contribuir a mantener el bosque sano y también evitar los conflictos.
    • Conservar corredores de vida silvestre (áreas del bosque conectadas entre sí o con la selva) permite a los animales salvajes vivir y desplazarse por una región.
    • Sembrar zonas verdes, sembrar árboles en áreas pequeñas donde la mayoría de los árboles fue derribada, o en sitios donde el bosque ya no existe, permite mejorar el suelo, el agua y el aire, incluso en ciudades y pueblos con alta densidad de población.
    • Apoyar la reproducción natural de los bosques, limitar el uso de áreas donde ya se cortaron demasiados árboles es una forma de recuperar los bosques.
    • Valerse de animales para retirar los troncos es menos dañino que usar buldózer u otra maquinaria pesada.
    Los animales compactan menos el suelo de los bosques que las máquinas.
    EHB Ch10 Page 190-1.png
    • Recortar la corteza y las ramas de los árboles caídos antes de sacarlos del bosque, así se evita destrozar otras plantas cuando se tiene que retirarlos. La corteza y las ramas se pudren y se convierten en un buen abono para el suelo.
    • El ecoturismo obtiene ingresos porque muestra a los visitantes las bellezas naturales del bosque, sin tener que cortar los árboles ni dañar el medio ambiente.
    EHB Ch10 Page 190-2-a.png
    Hay muchas maneras de utilizar los bosques de modo que en el futuro los árboles se mantengan sanos.
    Aproveche el conocimiento de todos y considere las necesidades de cada uno

    EHB Ch10 Page 191-1.png

    Esta actividad ayuda a la comunidad a considerar cómo utilizar y cuidar los recursos forestales de manera que todos se beneficien. La actividad se puede realizar hasta con 25 personas, divididas en 3 grupos pequeños. Es importante incluir a todos los que se verán afectados por las decisiones que se tomen respecto al uso de los recursos del bosque.

    Duración: de 3 a 6 horas (o en más de una sesión, siempre que se guarden los mapas).

    Materiales: bolígrafos, lápices, 3 hojas grande de papel con mapas de su región y cinta pegante. Los mapas no tienen que ser exactos; bastará con que la gente pueda reconocer lo que se trata de mostrar.

    EHB Ch10 Page 191-2.png
    1. Entregue 1 mapa a cada grupo. Pida a cada persona que dibuje en sus papeles lo que hace en el bosque (cortar leña, pastar ganado, recoger frutas y plantas, cazar, etcétera).
    2. Dentro de cada grupo, cada persona explica lo que dibujó y su significado. A continuación 1 ó 2 personas dibujan en el mapa grande los lugares y las maneras en que ellas utilizan el bosque personalmente.
    3. EHB Ch10 Page 191-3.png
    4. Junte a los grupos para conversar sobre los dibujos que hicieron en los mapas. ¿Algunos sectores del bosque se utilizan más que otros? ¿Los hombres, mujeres y niños y la gente mayor utilizan el bosque de manera diferente? ¿Hubo alguna manera sorpresiva de utilizar el bosque?
    5. El facilitador dirige la discusión sobre la salud del bosque haciendo preguntas como esta: ¿Proporciona el bosque los mismos recursos que antes? ¿Hay menos aves, animales y plantas que antes? ¿Hay sectores donde se hayan cortado todos los árboles? ¿Qué ocurre ahora en esos lugares?
    6. EHB Ch10 Page 191-4.png
    7. Haga que 1 ó 2 personas de cada grupo marquen sus mapas utilizando diferentes colores o símbolos para mostrar los lugares donde el bosque está sano, y donde ha sido degradado o ha desaparecido.
    8. Reflexione sobre las diferentes áreas del bosque y discuta los cambios que la gente quiere que se hagan. Dibújelos o escriba una referencia a ellos en el mapa.
      EHB Ch10 Page 191-5.png

      Abajo encontrará algunas preguntas que pueden servir para la discusión.

    Elaboración de un plan del uso de los bosques

    Después de desarrollar la actividad arriba, considere estas preguntas:

    • ¿Qué beneficios y recursos nos da el bosque? ¿Qué árboles, plantas y animales se utilizan? ¿Cuánto se utiliza en cada estación? ¿Hay áreas donde estos recursos han escaseado o desaparecido?
    • ¿Cómo sostenemos el bosque? ¿Siembra la comunidad árboles? ¿Protege ciertas áreas? o ¿Tienen otra forma de garantizar que el bosque permanezca sano?
    • ¿Debería protegerse el uso de algunas partes del bosque? Si lo hacemos, ¿cómo afectaría esto a la gente que utiliza esas partes del bosque?
    • ¿Se deben aplicar los métodos sostenibles en algunos sectores? ¿Qué conocimiento tiene la comunidad sobre el cuidado de los bosques que serviría para estos cambios?
    • ¿Qué técnicas son necesarias para que el manejo sostenible de los bosques tenga éxito? ¿Si no contamos con esas técnicas, podríamos aprenderlas? ¿Tendríamos que depender de otras organizaciones? ¿Cómo podríamos desarrollar alianzas sólidas con organizaciones en las que confiamos, para adquirir mayores conocimientos y técnicas?
    • ¿Cómo podría nuestra comunidad mantener el control de nuestros proyectos forestales? Las comunidades bien organizadas que presentan a los de fuera un mensaje sólido y claro acerca de lo que quieren, generalmente reciben mayores beneficios de los proyectos forestales sostenibles.
    • ¿Cómo podremos hacer llegar nuestros productos al mercado? A veces es más costoso hacer llegar productos a los mercados nacionales o extranjeros que venderlos localmente. Los precios locales son más bajos pero los costos de vender localmente son también bajos.
    • ¿Cuánto podríamos cobrar por nuestros productos forestales? Si usted no está seguro de recibir un precio justo por sus productos, puede ponerse en contacto con algunas organizaciones de comercio justo (ver la sección de otros recursos sobre alimentación y agricultura).
    • ¿Qué cambios traerá el nuevo plan? ¿Limitará el nuevo plan de administración la capacidad de algunas personas para usar los recursos del bosque? ¿En qué forma podría la comunidad ayudarlos para compensar?
    Es EHB Ch10 Page 192-1.png
    Si cosechamos demasiada madera este año, quizá no tengamos suficientes plantas medicinales el próximo año.
    Y debemos proteger nuestros árboles para leña, para que duren hasta el final de la época de lluvias.

    Asociaciones para proteger los bosques

    Es necesario establecer asociaciones con la mayor parte de los grupos que se benefician de los bosques para asegurarse de que éstos se exploten según las necesidades de cada uno. Las asociaciones con gente de fuera de la comunidad también pueden ser útiles para proteger los derechos de las personas.

    La gente se une para proteger la selva amazónica

    La gente de Amazanga no siempre vivía donde vive ahora. Un derrame de petróleo obligó a los miembros de una tribu quichua a abandonar su tierra ancestral en el Amazonas. Cuando sus nuevas moradas se vieron amenazadas por la deforestación y la agricultura industrial, los pobladores decidieron que la mejor manera de proteger sus tierras era gestionando los terrenos como lo habían hecho tradicionalmente: mediante la pesca, la caza y la recolección de plantas alimenticias y medicinales.

    Sin embargo, para permitir esta forma de vida necesitaban más tierras. Los amazangas pidieron al gobierno un territorio para vivir del mismo modo que sus antepasados. “No podemos vivir de un pedazo de tierra como si fuera de un pedazo de pan”, les dijeron. “Se trata del territorio y del derecho a vivir bien valiéndonos del bosque”. Cuando el gobierno del Ecuador no hizo caso de su demanda, pidieron ayuda a grupos ambientalistas internacionales para volver a comprar sus tierras ancestrales y así recuperarlas.

    Los pobladores invitaron a sus socios internacionales a sacar fotos y hacer videos en los que demostraban las costumbres tradicionales de utilización del bosque, para mostrarlas a la gente de sus países. Tras varios años, los amazangas reunieron suficiente dinero para comprar 2 mil hectáreas de bosque.

    Sin embargo, la compra de esta extensión de tierra dio lugar a sospechas entre los shuar, una tribu vecina. Cuando los shuar reclamaron sus derechos a la propiedad de la misma tierra, la gente de Amazanga comprendió que había cometido un error. Había establecido asociaciones con organizaciones internacionales, ¡pero se había olvidado de establecer convenios con sus vecinos! Los shuar estaban tan enojados que surgió la amenaza de violencia. Después de varias reuniones, los amazangas y los shuar acordaron compartir el bosque bajo ciertas reglas. Como los quichua y los shuar tenían conocimientos similares acerca del uso del bosque, pudieron formar una alianza.

    Decidieron hacer que las tierras se declararan reserva forestal y convinieron en establecer un plan del uso de los bosques para evitar la tala de árboles y la construcción de caminos. La tierra fue declarada “Patrimonio de las Tribus Indígenas del Amazonas” y protegida para las futuras generaciones. Gracias al establecimiento de contactos dentro y fuera de su región, la gente de Amazanga puede ahora proteger el bosque, conservar su cultura y ayudar a otros a proteger sus propias viviendas en el bosque.