Hesperian Health Guides

Úlceras por presión

Las úlceras por presión son frecuentes sobre todo entre las mujeres que usan silla de ruedas o pasan mucho tiempo en la cama y no mueven el cuerpo con regularidad. Las úlceras por presión se empiezan a formar cuando las partes huesudas del cuerpo quedan oprimidas contra una silla o una cama. Como consecuencia, se aplastan los vasos sanguíneos y se corta el flujo de sangre a la piel. Con el tiempo, aparece una mancha oscura o roja en la piel. Si la presión continúa, se puede formar una úlcera que se va extendiendo hacia el interior del cuerpo. También es posible que la úlcera se empiece a formar dentro del cuerpo, cerca del hueso, y que poco a poco se extienda hacia la superficie. Si la úlcera por presión no se trata, la infección podría extenderse a todo el cuerpo y podría matar a la persona.

Una mujer muy delgada corre un mayor riesgo de tener úlceras por presión porque sus huesos están menos protegidos por carne y grasa. Una persona también corre un mayor riesgo de tener ese tipo de úlceras si:

  • usa una silla de ruedas o pasa la mayor parte del tiempo sentada o acostada en la cama.
  • no puede controlar la salida de la orina (incontinencia).
  • sufre espasmos musculares que hacen que el cuerpo se frote contra las sábanas o la ropa.
Signos de una úlcera por presión:
  • piel caliente, enrojecida u oscura que no se aclara si uno la oprime
  • una zona hinchada o una llaga en la piel
Qué hacer cuando note los primeros signos de una úlcera por presión:
  • cambie de posición, por lo menos una vez cada hora.
  • acojínese más la zona afectada para protegerla contra la presión.
  • observe la zona regularmente para ver si se agrava

o se mejora.

una mujer acostada usa un espejo para examinar la parte de atrás de sus piernas.
Revísese la piel todos los días.

Si tiene una úlcera por presión:

  • Libere la zona de la úlcera de todo tipo de presión. No se siente ni se acueste sobre la úlcera en ningún momento.
  • Lave la úlcera y la piel a su alrededor con cuidado 2 veces al día. Use agua limpia o agua hervida y enfriada. Primero lave la piel alrededor del borde de la úlcera. Luego, con una nueva gasa o un nuevo pedazo de tela, lave la úlcera desde el centro hacia los bordes.
  • Después de que lave la úlcera, unte una gasa o un pedacito de tela limpia con un poco de pomada y tape la úlcera sin aplastarla. Puede usar cualquier pomada suave, por ejemplo, ungüento antibiótico o Vaselina. La gasa y la pomada evitarán que la piel se reseque y además protegerán la úlcera contra el polvo, la tierra, las moscas y otros insectos.
  • Tenga cuidado de no frotarse o sobarse la piel alrededor de la úlcera. Eso podría debilitar o desgarrar la piel y agravar la úlcera.

Si tiene una escara (una úlcera profunda con mucha carne muerta):

WWD Ch5 Page 115-1.png
úlcera
La carne muerta podría ser gris, negra, verdosa o amarillenta y quizás huela mal si está infectada.
  • Hay que limpiar la escara 3 veces al día.
  • Muchas veces, una escara es más grande de lo que parece. Podría ser bastante profunda. Cada vez que limpie la escara, asegúrese de sacar un poco más de la carne muerta. Necesita ir sacando toda la carne muerta poco a poco, hasta que vea la carne roja y sana o el hueso.
  • Lave la escara con agua y jabón cada vez que saque parte de la carne muerta. Use jabón quirúrgico líquido, si lo puede conseguir. Después, enjuague la escara con agua limpia o agua hervida y enfriada.

Si la úlcera por presión se infecta

Si la úlcera por presión huele mal y está hinchada, enrojecida y caliente, o si usted tiene fiebre y escalofríos, es porque la úlcera está infectada. Si puede, consulte a un trabajador de salud para que sepa qué tipo de microbios está causando la infección y cuál medicina es la más indicada para tratarla. Si no puede consultar a un trabajador de salud, puede usar un antibiótico, como por ejemplo, doxiciclina, eritromicina o dicloxacilina.
  • Las úlceras por presión sanan de adentro para afuera, así que notará que la llaga se va llenando poco a poco. No sanará rápidamente, así que tenga paciencia.
  • Si es necesario, tome paracetamol para el dolor.

Si no tiene sensibilidad en alguna parte del cuerpo, es importante que usted, su familia y sus asistentes aprendan todo lo que puedan sobre las úlceras de presión y cómo tratarlas y prevenirlas. Las úlceras por presión son muy frecuentes entre las personas con lesión de la médula espinal. Muchas veces, las úlceras aparecen por primera vez cuando la persona está hospitalizada poco después de haber sido lesionada y porque no se le cambia de posición tantas veces como sea necesaria para aliviar la presión contra su cuerpo. Con la atención adecuada, nadie tendría que sufrir úlceras por presión.
Prevención de las úlceras por presión

Aunque usted no pueda moverse mucho, cambie de posición o pase su peso de un lado a otro por lo menos cada 2 horas. Si pasa todo el tiempo acostada, pídale a alguien que le ayude a cambiar de posición si a usted le cuesta trabajo moverse sola.

Vea si le ayuda ponerse una almohada o una manta suave enrollada en los lugares donde se rozan diferentes partes de la piel, como por ejemplo, entre las rodillas o entre la cabeza y los brazos. Además, puede acostarse o sentarse en algo blando para que haya menos presión contra las zonas huesudas. También le servirá un cojín o una colchoneta que tiene huecos donde se acomodan las zonas huesudas del cuerpo. Usted misma puede hacer una almohada o una colchoneta sencilla rellenando una bolsa de plástico con arroz o frijoles crudos. Será necesario que cambie el arroz o los frijoles una vez al mes. Si usa silla de ruedas, siempre haga todo lo posible por sentarse en un buen cojín.

una mujer se acuesta en su lado porque tiene zonas oscuras en su espalda.

Revísese el cuerpo entero todos los días. Puede usar un espejo para verse la espalda. Si nota una zona oscura o enrojecida, trate de no empujarla ni aplastarla hasta que la piel se sane y se vea normal.

Trate de bañarse todos los días con agua limpia y jabón suave. Séquese suavemente sin frotar la piel. Póngase un poco de loción todos los días, para que la piel no se le reseque (la piel reseca se puede agrietar y desgarrar más fácilmente). No se ponga nunca alcohol en la piel. El alcohol puede resecar y debilitar la piel.

Coma bastantes frutas, verduras y alimentos ricos en proteína y hierro —como por ejemplo, lentejas, frijoles, chícharos o guisantes (sobre todo germinados), carne (sobre todo hígado, corazón y riñones), pescado o pollo. Esos alimentos le ayudarán a tener la piel y los músculos fuertes y sanos, lo cual le ayudará a prevenir las úlceras por presión.