Hesperian Health Guides

Capítulo 14: Maltrato, violencia y cómo defenderse

WikiSalud > Un manual de salud para mujeres con discapacidad > Capítulo 14: Maltrato, violencia y cómo defenderse


un grupo de mujeres con discapacidad se manifiestan contra el maltrato y la violencia contra mujeres con discapacidad.


Todas las mujeres son vulnerables a los malos tratos. Por todo el mundo, conocidos y desconocidos golpean, violan, insultan, lastiman y maltratan de otras formas a muchas mujeres y, a veces, incluso las matan. Muchas veces, nadie se entera del maltrato porque las mujeres tienen miedo o vergüenza de hablar de ello. Piensan que no le importará a nadie o temen que la gente las culpará a ellas de haber provocado el maltrato.

Las mujeres generalmente son maltratadas porque tienen menos poder que las personas que se aprovechan de ellas, o porque son débiles o están solas o indefensas. Las mujeres con discapacidad corren un mayor riesgo de que alguien las maltrate, las lastime o las viole que las mujeres sin discapacidad, porque la mayoría de la gente las considera más débiles y menos importantes. Pero la discapacidad nunca justifica el abuso, el maltrato, el descuido o la violencia. Las mujeres con discapacidad —igual que todas las mujeres— se merecen vivir libres de peligro y acompañadas por personas que las estiman y las tratan bien.

Una mujer con discapacidad puede ser maltratada tanto por un hombre como por una mujer. Hay mujeres que son maltratadas por sus familiares, su esposo o su pareja, sus asistentes u otras personas que viven en la misma casa. Un hombre que se aprovecha de una mujer puede ser un vecino, un amigo de la familia, su empleador, un compañero de trabajo o un desconocido.

Si la mujer conoce a la persona que la maltrata o que se aprovecha de ella, tal vez piense que no hay nadie más a quien recurrir, sobre todo si ella depende de la ayuda de esa persona para sus actividades diarias. Pero si la mujer no dice nada, quedará más aislada e indefensa. Si le pide ayuda a alguien de confianza, será más fácil que consiga apoyo y que se defienda contra la violencia.

Nada justifica el maltrato o la violencia contra la mujer. Pero, cuando la gente respeta poco a las mujeres con discapacidad, no ven la necesidad de velar por el respeto de sus derechos. Por eso, muchas personas llegan a creer que el maltrato contra esas mujeres no es un problema, y no piensan que vale la pena protegerlas.

Idea dañina:

una mujer de mayor edad hablando.
Las niñas con discapacidad tienen suerte de que alguien las cuide, aunque esa persona también las maltrate.

La verdad: Una niña con discapacidad se merece que alguien la cuide, tanto como todas las demás niñas.

Idea dañina:

un hombre hablando.
No importa si alguien maltrata a una mujer con discapacidad. Las mujeres con discapacidad son muy tontas y no hay que hacerles caso.

La verdad: Nunca está bien que alguien maltrate a una mujer con discapacidad. Nunca hay que maltratar a nadie y menos aún a una mujer que tiene problemas de aprendizaje. Hay que acabar con todo tipo de maltrato, sea descuido, maltrato emocional, negarle cuidados a la mujer, impedir que vaya a la escuela, tomar decisiones en su lugar sin consultarla, golpearla o aprovecharse de ella sexualmente.