Hesperian Health Guides

Cuando cambia el cuerpo

Es importante que usted pueda hacer preguntas y expresar lo que siente en cuanto a los cambios que se producen en su cuerpo y en sus emociones, especialmente sus dudas y sus temores. Eso es cierto a lo largo de toda la vida, cuando la pubertad, sexualidad, fertilidad, maternidad y menopausia señalan grandes cambios para el cuerpo y la salud. Cuando usted acepta su desarrollo físico, sus emociones y sus sentimientos sexuales, puede cuidarse y respetarse como mujer. Tómese tiempo para analizar sus propios sentimientos y expresárselos a otras personas:

una mujer hablando.
Para ser una mujer sana, necesito saber lo más posible acerca de mi cuerpo y entender
por qué cambia.
  • Siéntase a gusto con su cuerpo y acepte su discapacidad como parte de su cuerpo.
  • Infórmese sobre la sexualidad y las responsabilidades que la acompañan. Sus parientes mayores, los trabajadores de salud, consejeros y otros adultos con discapacidad pueden ser buenas fuentes de información.
  • Cultive relaciones cariñosas con sus parientes, amigos y otros seres queridos. Las relaciones positivas son esenciales para el bienestar y le pueden servir como una red de apoyo importante.
  • Conozca otras niñas y mujeres con discapacidad, sobre todo mujeres que estén trabajando y también criando a una familia.
  • Evite pasar tiempo con personas que la hagan sentirse mal.
  • Participe en eventos fuera del hogar. Aproveche esas oportunidades para explorar el mundo y hacer amigos, y para desarrollar lo que usted hace bien y compartir eso con los demás.
  • Protéjase contra el abuso sexual (vea el Capítulo 14).
una mujer adolescente en silla de ruedas hablando.
Ser adolescente es bastante difícil en sí. No me ayuda para nada que mi familia actúe como si yo aún tuviera el cuerpo de una niñita.

Para ayudar a una niña a convertirse en mujer

Es importante preparar a una niña para los cambios que experimentará su cuerpo a medida que ella se convierta en mujer.

Asegúrese de que ella sepa de la regla antes de que le baje por primera vez. Además, ayúdele a prepararse sobre los cuidados de la regla cuando empiece.

Ayúdele a entender que sus cambios físicos y emocionales son normales.

Para animar a la niña a que hable y haga preguntas abiertamente, sus parientes y asistentes mayores le pueden hacer preguntas sobre los cambios de su cuerpo de una forma despreocupada. Así, la niña con discapacidad sabrá, incluso antes de la pubertad, que los seres más cercanos a ella están dispuestos a contestar sus preguntas.

Lo que las familias y los asistentes pueden hacer

Los padres y otros parientes pueden:

  • aceptar que la niña se está convirtiendo en mujer, como cualquier otra niña.
  • ayudarle a conocer a otras niñas y mujeres con discapacidad.
  • animarla a que haga amigos y tenga actividades fuera del hogar. Eso le ayudará a valorarse y tener una identidad propia.
  • darle buenos alimentos y atención de salud en cuanto la necesite.
  • hablar con ella sobre la sexualidad. Animarla a que haga preguntas y exprese lo que siente respecto a su sexualidad.
  • protegerla contra el abuso sexual.
WWD Ch4 Page 77-1.png
En algunas comunidades de la India, a la joven se le da un baño ceremonial y se le viste de novia. Después hay un gran festejo y los participantes le dan regalos a la joven.

Ceremonias para celebrar la pubertad

En algunas comunidades, la ceremonia para señalar el paso de una niña a la pubertad es un gran evento que anuncia que la niña “ya está grande” y lista para casarse.

Si usted vive en una comunidad donde se hacen ceremonias de ese tipo, festeje a su hija sin falta.

Lo que los trabajadores de salud pueden hacer

Si usted organiza actividades educativas para niñas donde aprenden sobre sus cuerpos y la salud, asegúrese de siempre incluir a las niñas con discapacidad. Enséñeles a los parientes y maestros de las niñas y mujeres con discapacidad que el cuerpo de una niña o mujer con discapacidad casi siempre funciona igual que el cuerpo de una niña o mujer sin discapacidad.