Hesperian Health Guides

Cuando el cuerpo de una niña empieza a cambiar (pubertad)

Aun cuando los cuerpos de las mujeres se ven muy diferentes por fuera, casi todos pasan por los mismos cambios a lo largo de la vida.

En algún momento entre los 9 y los 15 años de edad, el cuerpo de una niña empieza a desarrollarse y convertirse en el cuerpo de una mujer. A este proceso se le llama pubertad. Una discapacidad no interfiere con esos cambios. Todas las niñas pasan por la pubertad, tengan o no tengan una discapacidad.

Éstos son los cambios principales que se notan durante la pubertad:

WWD Ch4 Page 72-1.png
  • La muchacha generalmente crece más y las caderas se le ponen
    más redondas.
  • Le sale vello en las axilas y la entrepierna, alrededor de los genitales.
  • Le crecen los pechos en preparación para producir leche materna
    en el futuro.
  • Dentro del cuerpo, la matriz (el útero), las trompas, los ovarios y la vagina crecen y cambian de posición.
  • La vagina se pone más húmeda y esa humedad sale como un flujo
    leve y transparente.
  • Empieza a tener la regla (menstruación).
  • Empieza a sentirse atraída sexualmente por otras personas y a tener deseos y fantasías sexuales.
  • Es posible que la piel de la cara se le vuelva más grasosa y le salgan barros y espinillas.
  • Es posible que sude más y que el sudor huela diferente a como olía antes de la pubertad.


Todos estos cambios son normales y naturales. Le ayudarán a darse cuenta de que se está convirtiendo en una mujer apta para tener relaciones sexuales y para embarazarse.

Aun así, los años de la pubertad pueden ser difíciles. Muchas jovencitas ya no se sienten niña, pero tampoco se sienten mujer —sus cuerpos están en un punto intermedio.

Si es usted una joven, con o sin una discapacidad, es importante que se cuide bien durante esta etapa de su vida, que coma alimentos saludables y que tenga una buena higiene cuando esté con la regla. Además, es muy importante que se proteja contra el abuso sexual (vea el Capítulo 14).

No debería avergonzarse de los cambios de su cuerpo. Si una joven se avergüenza mucho durante esta etapa, a tal punto que no ponga interés en cuidarse o que se quiera esconder de la gente, es probable que otras personas le estén diciendo o haciendo cosas que la hacen sentirse así. Vea más información acerca de la autoestima y la salud mental.

Las hormonas

La mayoría de los cambios que suceden durante la pubertad son impulsados por las hormonas. Las hormonas son sustancias químicas que produce el cuerpo y que controlan el crecimiento y otras funciones. Poco antes de que una jovencita empiece a tener su regla por primera vez, su cuerpo empieza a producir más estrógeno y progesterona, las 2 principales hormonas que regulan el ciclo menstrual y los procesos relacionados con el embarazo y el amamantamiento. Los métodos de planificación familiar que contienen hormonas previenen el embarazo porque alteran el tipo y la cantidad de ciertas hormonas en el cuerpo de la mujer.

Los pechos (senos, mamas, chichis)

Los pechos de una jovencita empiezan a crecer cuando ella tiene entre 9 y 15 años de edad. A veces uno de los pechos empieza a crecer antes que el otro, pero casi siempre terminan siendo del mismo tamaño. No hay por que preocuparse si los pechos no se ven idénticos. Muchas mujeres tienen pechos que no son exactamente del mismo tamaño o que no tienen precisamente la misma forma. Y si los pechos de una muchacha se ven diferentes que los pechos de su amiga, es porque así son los pechos. ¡Hay de muchas formas y tamaños!

A medida que los pechos de una mujer van creciendo, se preparan para producir leche materna después del embarazo. Además, los pechos son muy sensibles. Cuando se tocan durante las relaciones sexuales, los pezones se ponen duros y se excita todo el cuerpo, incluida la vagina, que se humedece más para que pueda entrar el pene más fácilmente.

También es posible que los pechos se le hinchen y le duelan un poco antes de que le baje la regla, o que los pezones a veces le duelan.

Una vez que los pechos se hayan desarrollado, hay que revisárselos una vez al mes para asegurarse de que estén sanos y no tengan bultos raros. Generalmente, una mujer puede encontrar un bulto ella misma si aprende cómo revisarse los pechos. A veces, un bulto que no se quita puede ser un signo de cáncer de mama. Los chequeos de rutina ayudan a detectar problemas de salud —como el cáncer de mama— cuando apenas estén empezando. Vea cómo examinarse los pechos.

las partes del seno de la mujer.
Las glándulas hacen la leche.
Los conductos llevan la leche al pezón.
Los senos almacenan la leche hasta que el bebé se la tome.
El pezón es el lugar por donde la leche sale del pecho. A veces los pezones resaltan. A veces están planos.
La areola es la piel oscura con bolitas alrededor del pezón. Las bolitas producen un aceite que mantiene el pezón limpio y suave.