Hesperian Health Guides

El examen de mama

una mujer usa sus manos para examinar los pechos de otra mujer que no tiene manos.
Una amiga o una pariente le podría revisar los pechos si usted no puede.

El examen de mama es una buena forma de asegurarse de que no tiene signos de cáncer de mama. La mayoría de las mujeres tienen pequeños bultos en los pechos. Muchas veces, la forma y el tamaño de esos bultos cambian durante el ciclo de la regla. A veces duelen, justo antes de que baje la regla. De vez en cuando —pero no siempre— uno de esos bultos puede ser un signo de cáncer de mama. Generalmente, si no se trata, el cáncer de mama es mortal. El examen de mama ayuda a detectar el cáncer cuando está empezando y todavía es curable.

Un trabajador de salud capacitado deberá revisarle los pechos cada vez que le haga un chequeo de rutina o un examen pélvico. El trabajador de salud usará el mismo método que se describe en este capítulo.

Aunque un trabajador de salud le examine los pechos cada 2 años, o incluso cada año, es conveniente que usted se los revise con más frecuencia.

un seno con un dibujo sobrepuesto de dos líneas cruzadas que lo dividen en 4 zonas.
Si tiene grandes los pechos, divídalos en 4 partes y revíseselos parte por parte. Puede hacer un dibujo como éste y marcar los lugares donde encuentre bultos.

Si no puede revisarse usted misma, lo puede hacer una persona de su confianza. Es mejor que siempre le ayude la misma persona. Así, ella se dará cuenta si hay algún cambio.

Trate de examinarse los pechos una vez al mes y siempre el mismo día del ciclo de la regla. Si puede, revísese a los 7 días después de que le haya bajado la regla. Si se revisa los pechos con regularidad, aprenderá cómo se sienten normalmente y será más probable que note algún cambio. Además, es mejor que se revise los pechos cuando esté relajada y pueda tomar el tiempo necesario para examinarse bien.

Un dibujo sencillo le ayudará a recordar lo que note en sus pechos cada mes. Dibuje un círculo grande para cada pecho y, dentro de cada círculo, otro más pequeño (el pezón). Si siente algún bulto cuando se revise un pecho, márquelo en el dibujo. Así, cuando se revise el próximo mes, podrá consultar el dibujo para ver dónde estaban los bultos y si se están agrandando.

Una manera de revisarse los pechos

Cómo examinarse los pechos
Si tiene un espejo, mírese los pechos allí. Levante los brazos por encima de la cabeza. Fíjese si ha habido algún cambio en la forma de sus pechos, o si hay cualquier hinchazón o cambio en la piel o en el pezón. Después, baje los brazos a los lados y observe sus pechos una vez más.
WWD Ch6 Page 129-1.png
Acuéstese. Si es posible, ponga un brazo detrás de la cabeza. Con los dedos extendidos, palpe un pecho y fíjese si siente algún bulto. Cambie de brazo para palpar el otro pecho. Es muy importante que se toque todas las partes de cada pecho. Es mejor si usted examina los pechos de la misma forma cada mes.
una mujer acostada examina su seno derecho con la mano izquierda; tiene una toalla debajo del hombro derecho para apoyarlo.
una mujer acostada examina su seno cuidadosamente con la mano, desde arriba hacia abajo y desde un lado hacia el otro.


Otras maneras de revisarse los pechos

WWD Ch6 Page 130-1.png
WWD Ch6 Page 130-2.png
Si no puede cruzar el brazo para alcanzar el pecho del lado opuesto, puede usar la mano del mismo lado del pecho.
WWD Ch6 Page 130-3.png
Si no tiene suficiente sensibilidad en las yemas de los dedos, puede usar otra parte de la mano, como el pulgar, la palma de la mano o el dorso de los dedos. No olvide revisarse todas las partes de cada pecho.

Si tiene débiles los músculos o si las manos le tiemblan, trate de guiarse los dedos con la otra mano, o pídale a otra persona que le guíe la mano. Una asistente podrá sostenerle la mano sobre los pechos y guiarle los dedos.


Recuerde: No tiene que hacerse todo el examen de una sola vez. Si se cansa, tome su tiempo y haga el examen por partes.