Hesperian Health Guides

La esterilización

La esterilización es una operación que acaba con la fertilidad, ya sea del hombre o de la mujer. Éste es un método permanente, así que sólo les conviene a los hombres y las mujeres que están seguros de que nunca más quieren tener hijos. Generalmente, un médico u otro trabajador de salud capacitado hace la operación en una clínica o un hospital.

La operación para la mujer es más complicada que la operación para el hombre. El hombre se recuperará más pronto de los efectos secundarios de la operación. Por eso, de ser posible, es preferible que el hombre se opere en vez de la mujer.

La operación para la mujer (ligadura de trompas)

las partes reproductivas de la mujer, con dos flechas que muestran dónde se cortan las trompas.

Se cortan las trompas
aquí
y aquí

Esta operación consiste en cortar o amarrar las trompas que conducen los óvulos a la matriz. La operación toma más o menos 30 minutos. No afecta la regla ni la sexualidad de la mujer. Ella podrá gozar de una vida sexual normal.

Hay una pequeña posibilidad de que la mujer se embarace aun después de que se opere, así que, si tiene signos de embarazo, debe consultar a un trabajador de salud. Es muy peligroso tener un embarazo en las trompas (embarazo tubárico).

La operación para el hombre (vasectomía)

rightalt=las partes reproductivas del hombre, con dos flechas que muestran dónde se cortan los conductos.

los conductos del hombre se cortan
aquí
y
aquí

Esta operación consiste en cortar los conductos que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta el pene. La operación sólo toma unos cuantos minutos y no afecta la capacidad del hombre de tener relaciones sexuales ni de disfrutar el sexo. El hombre seguirá eyaculando, pero no habrá espermatozoides en el semen. Después de la operación, la pareja tendrá que usar otro método de planificación familiar por más o menos 3 meses hasta que no queden espermatozoides en los conductos.