Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

No es fácil cambiar las creencias y las actitudes de la gente acerca de la sexualidad y el derecho de las mujeres con discapacidad a tener una vida íntima y sexual plena. Pero con el tiempo, se puede lograr.

Es importante que las mujeres con discapacidad se aprecien a sí mismas. Así será más fácil que encuentren a parejas que también las respetan.

Lo que pueden hacer las mujeres con discapacidad
  • Informarnos sobre la sexualidad y sobre nuestros propios deseos y sentimientos.
una mujer ciega hablando.
No acepte nunca una relación con alguien que no respete su dignidad.
  • Hablar con otras mujeres con discapacidad u otras mujeres de confianza sobre la sexualidad. No importa si nadie nos enseñó nada sobre el sexo cuando éramos más jóvenes; nunca es demasiado tarde para aprender.
  • Darnos consejos que nos ayuden a entender y a disfrutar la sexualidad.
  • Formar a un grupo de mujeres con discapacidad (o unirnos a un grupo ya formado) como una manera de apoyarnos y apreciar la vida sexual y familiar de cada una de nosotras.
  • Exigir que se incluyan a las mujeres con discapacidad en todas las formas de educación sexual.
  • Exigir que se respeten las necesidades sexuales de todas las mujeres.
  • Encontrar maneras de expresar nuestra sexualidad y de celebrarnos como mujeres.
WWD Ch7 Page 155-1.png

Somos un grupo de mujeres con discapacidad que nos reunimos regularmente para buscar formas de mejorar nuestras condiciones de vida. Juntas hemos descubierto maneras de expresar nuestra feminidad y sexualidad. Algunas de nosotras nos ponemos flores en el cabello o bindis en la frente. A veces nos adornamos las manos y los pies con diseños pintados con alheña, nos ponemos joyas, o tomamos baños rituales con aceite. Todas esas cosas nos ayudan a explorar nuestra sexualidad y a sentirnos orgullosas de nuestro cuerpo. Estamos empezando a reconocernos como las mujeres que nos gustaría ser.

— Un grupo de mujeres con discapacidad del estado de Tamil Nadu, en la India

Lo que pueden hacer las familias y los asistentes
una mujer hablando.
Asegúrese de que las niñas y mujeres con discapacidad tengan las mismas oportunidades que los demás de llevar una vida social plena.
  • Tratar a la niña con discapacidad igual que a los demás niños. Así, ella crecerá contenta consigo misma, con su cuerpo y sus sentimientos. Cuando sea adulta, será más fácil que tenga una relación de pareja cariñosa y respetuosa.
  • Apoyar a las jóvenes durante la adolescencia. Una joven con discapacidad estará orgullosa de su cuerpo y su sexualidad, y tendrá cada vez más autoestima, si se le da información confiable sobre la sexualidad, si se le permite arreglarse para verse atractiva, y si nadie la discrimina a causa de su aspecto.
  • Asegurarse de que se incluyan a las jóvenes y mujeres con discapacidad en pláticas sobre la sexualidad y en ceremonias y rituales dedicados a la mujer.
  • Apoyar a las mujeres con discapacidad para que tomen sus propias decisiones en torno a sus relaciones de pareja.
  • No pactar el casamiento de una mujer con discapacidad si el futuro marido o sus parientes piden más dinero o regalos para “compensar” por la discapacidad de la mujer.
  • Recordarle a la gente que las mujeres con discapacidad son sobre todo mujeres y tienen las mismas necesidades sexuales que cualquier otra persona. Merecen que la gente las trate con respeto.
Lo que puede hacer la comunidad
una mujer empleando lenguaje de señas.
Capacite a las mujeres
con discapacidad para ser trabajadoras de salud y para impartir educación sexual a otras jóvenes y mujeres.
  • Asegurarse de que las jóvenes y mujeres con discapacidad participen y tengan papeles importantes en las ceremonias y rituales que celebran la pubertad y otras etapas de la vida de las mujeres en su comunidad.
  • Exigir que se respete la sexualidad de todas las jóvenes y mujeres.
  • Adaptar los programas de educación sexual para incluir a las jóvenes y mujeres con discapacidad. Por ejemplo, usar modelos y ejercicios que permitan a las mujeres ciegas aprender a través del oído y el tacto. Usar dibujos y modelos para facilitar el aprendizaje de las mujeres que son sordas o que tienen dificultad para leer o para comprender las cosas.
  • Estar pendiente de las niñas y mujeres con discapacidad, y en particular de aquéllas que tienen problemas de aprendizaje o comprensión. Muchas veces son más vulnerables al abuso sexual. La seguridad de las mujeres es la responsabilidad de toda la comunidad. Para información sobre cómo ayudar a mujeres que han sido maltratadas, vea el Capítulo 14.