Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

Aquí hay unas sugerencias que puede usar para trabajar en conjunto con los trabajadores de salud a fin de mejorar los servicios de salud. Estas actividades se pueden usar para:

  • concientizar a la gente acerca de las barreras al acceso a los servicios, las actitudes de los trabajadores de salud, y otras dificultades que impiden que las mujeres con discapacidad obtengan una atención de salud adecuada.
  • identificar acciones que podrían mejorar la atención de salud que reciben las mujeres con discapacidad.

Cuando las mujeres se reúnen y comparten sus experiencias personales frente a las barreras a la atención de salud, generalmente aumenta la confianza en sí misma de cada mujer del grupo.

Paso 1. Todas tenemos algo que ofrecer

Para ayudar a que todas se sientan cómodas, y para demostrar de qué modo cada persona puede hacer un aporte, solicite a cada mujer que hable de algo que ella hace bien o de lo cual se siente orgullosa. (Nadie tiene que hablar sobre sí misma si no quiere). Por ejemplo:

WWD Ch2 Page 44-1.png

Kranti es una
buena cocinera.

WWD Ch2 Page 44-2.png

María mantiene
la calma entre
sus hermanas.

WWD Ch2 Page 44-3.png

Rania es una partera experta y ha asistido al nacimiento de cientos de bebés.

WWD Ch2 Page 44-4.png

Adetoun es buena para contar cuentos y entretiene a los niños de su familia y del vecindario.

Paso 2. Compartir experiencias sobre el acceso a la atención de salud

Pida a cada persona que relate algo que haya visto o vivido que impidió que una mujer con discapacidad recibiera una buena atención de salud. Haga una lista, sin importar el orden, de esas dificultades.

una mujer escribe en un papelógrafo mientras habla a un grupo de mujeres con discapacidad.
Hagamos una lista de algunas de las cosas que les han pasado a ustedes. Luego la podemos usar para empezar a pensar cómo podríamos lograr cambios.
- nadie sabe comunicarse
en lenguaje de señas
- no hay pasamanos ni rampas
- los hospitales quedan muy lejos
- el transporte no me lleva
(aún cuando lo puedo pagar)
En la escuela de enfermería no se enseña nada acerca de la discapacidad.
Las trabajadoras de salud confunden mi enfermedad con mi discapacidad.
No creen que necesito planificación familiar o información sobre salud sexual.
No hay información en Braille.
Nuestra clínica no tiene presupuesto para comprar equipos más accesibles.

Paso 3. Los sociodramas crean conciencia acerca de las barreras al acceso a una buena atención de salud

una mujer hablando.

Es interesante cuando las personas cambian de papel: una trabajadora de salud puede hacer el papel de una mujer con discapacidad y una mujer con discapacidad puede hacer el papel de una profesional
de salud.

Use sociodramas para profundizar la comprensión de todos en el grupo acerca de las dificultades mencionadas. Divida al grupo en varios equipos de manera que haya trabajadores de salud y mujeres con discapacidad juntos en cada equipo. Pida a cada equipo que tome algunos minutos para preparar un sociodrama acerca de una mujer con discapacidad que enfrenta un problema cuando intenta obtener atención de salud. Anime a todos a participar.


Ideas para sociodramas

Si el grupo tiene dificultad para encontrar una idea, puede sugerirle alguna de estas historias:

Historia 1. Una mujer con parálisis cerebral se despierta un día con fiebre, escalofríos y diarrea. Es la cuarta persona de su familia que se enferma así. Ella va al centro de salud local donde una trabajadora de salud le hace muchas preguntas acerca de su discapacidad, pero ninguna sobre su enfermedad. Historia 2. En una clínica, una mujer sorda no encuentra a nadie que comprenda lo que ella necesita. Historia 3. Una mujer en silla de ruedas no logra que un taxi o un bus la lleve a la clínica.

Después de cada sociodrama pida a los ‘actores’ que vuelvan junto al grupo. Invite a todos los participantes a hacer preguntas que ayuden a comprender de manera más profunda los problemas que tienen las mujeres con discapacidad para recibir una buena atención de salud.

Paso 4. Visitar una clínica o un hospital

una mujer con discapacidad hablando.
Siempre se toma más en cuenta a un grupo que a un individuo. Deben decidir con anticipación quién hablará a nombre del grupo y lo que dirá. Probablemente se requiera permiso previo para realizar una visita a un servicio de salud.

Luego que el grupo haya identificado algunas barreras generales al acceso a la atención de salud, sería interesante que visite una clínica o un hospital local. Allí podrán observar más de cerca los problemas que enfrentan las mujeres con discapacidad. Si hay suficientes personas, divida al grupo en equipos más pequeños, con al menos un trabajador de salud en cada equipo, y visite más de un lugar. (Sería mejor no enviar a un trabajador de salud a realizar la visita en un lugar donde labora). Pida a 1 ó 2 participantes que escriban o tomen nota de los problemas u obstáculos que encuentren, y que además anoten todo aquello que beneficie a las mujeres con discapacidad.

La visita a la clínica o el hospital también puede servir para mostrar cómo las mujeres pueden ayudarse entre sí y aprovechar las fortalezas de cada una a fin de superar los obstáculos. Por ejemplo, las personas que están en silla de ruedas pueden guiar a las mujeres ciegas, y éstas pueden apoyar a quienes necesitan ayuda para caminar.

Paso 5. ¿Qué observaron durante la visita?

Al volver de la visita a la clínica o el hospital, pida a cada grupo que describa los problemas encontrados y también las cosas que facilitan el acceso a los servicios para las mujeres con discapacidad. También solicíteles que describan cómo fueron recibidos por el director y el personal de la clínica o el hospital. Puede hacer una lista o dibujar un mapa de las dificultades encontradas.

un mapa de un centro de salud.
gradas en la
entrada
no se usa lenguaje

puertas angostas
falta de
conocimiento
sobre discapacidad
6 gradas frente
al edificio
el edificio
está alejado
de la calle
nadie sabe
comunicarse en
lenguaje de señas
entrada angosta,
no cabe una
silla de ruedas
los trabajadores de
salud no saben nada
sobre discapacidad
camas
mus altas
y sobre
ruedas
Si visitaron a más de un lugar, compare las experiencias. ¿Se observaron los mismos problemas?

Paso 6. ¿Cuáles son los problemas más importantes?

Es.WWW Ch2 Pg 048-1.png

Platique con el grupo acerca de las dificultades que observaron durante las visitas. Pida a las mujeres que decidan cuáles problemas consideran los más importantes o cuáles quisieran resolver primero. Pregúnteles por qué los problemas elegidos son importantes para ellas. Si llegaran a resolverse esos problemas, ¿cómo cambiarían sus vidas? Lograr mejoras en los servicios de salud requiere de planificación y tiempo. Quizás convenga que el grupo repase la lista y que considere cuáles cosas podrían modificarse rápidamente y cuáles tomarían más tiempo.

Paso 7. Un plan de acción para lograr mejoras

Una vez que el grupo haya elegido 1 ó 2 problemas que dificultan el acceso de las mujeres con discapacidad a una buena atención de salud, se puede desarrollar un plan.

Pida al grupo que sugiera diversas maneras para solucionar cada problema y que piense en otras personas que podrían ayudarles. Entre todas, hagan un plan que incluya todos los pasos a seguir para llevarlo a cabo y decidan quién será responsable de cada paso. Luego, ¡manos a la obra!

un grupo de 4 mujeres conversan.
Amina, tu hermano es carpintero. Él construyó una buena rampa en tu casa. Él podría mostrarle al personal del hospital cuán fácil sería construir rampas y pasamanos allí.
Mi tío maneja taxi. Le pediré que hable con los otros conductores para que se detengan y nos lleven.
Namita, tú conoces el lenguaje de señas. Podrías enseñárselo a algunos trabajadores de salud.
Platicaré con mis compañeras de trabajo en la clínica. Les mostraré cómo bajar las camas y mesas de examen para que todas las personas las puedan usar con más facilidad.