Hesperian Health Guides

La regla

Cuando tienen la regla, la mayoría de las mujeres usan paños doblados, rollos de algodón o toallas sanitarias para absorber la sangre que les sale de la vagina.
una ilustración de una toalla sanitaria y un tampón.
toalla sanitaria
tampón
Hay que cambiarse cualquiera de esas cosas varias veces al día. Si se usan paños que se volverán a usar, hay que lavarlos bien con agua y jabón y secarlos antes de cada uso.

Si puede, después de que lave los paños, séquelos al sol o plánchelos con una plancha muy caliente. El calor los secará y matará a los microbios que podrían causarle una infección. Cuando no tenga la regla, guarde los paños en un lugar limpio y seco, aislados del polvo, la tierra y los insectos.

una mujer con muletas mira una mancha de sangre en la parte de atrás de su falda.

Algunas mujeres se ponen tampones dentro de la vagina. Los tampones son tubitos de algodón, tela o esponja que se pueden hacer o comprar. Si usted usa tampones, asegúrese de cambiárselos por lo menos 3 veces al día. Si se deja uno puesto por más de 8 horas, le podría causar una infección grave.

Lávese los genitales por fuera con agua todos los días de la regla para limpiar los restos de sangre. Use un jabón suave, si puede. Si usa una sonda para vaciarse la vejiga, límpiese con mucho cuidado la zona alrededor de la abertura urinaria cuando tenga la regla. Si entra sangre en la sonda, enjuáguela de inmediato. La sangre podría tapar la sonda e impedir que salga la orina.

Algunas mujeres con discapacidad podrían necesitar más ayuda que de costumbre cuando tienen la regla. No se avergüence si a veces mancha de sangre su ropa o la ropa de cama. Eso les sucede a TODAS las mujeres de vez en cuando. Si alguien le ayuda a evacuar la vejiga y el intestino, esa persona también podría cambiarle las toallas sanitarias al mismo tiempo. Si le cuesta trabajo cambiarse las toallas sanitarias por la noche, duerma encima de una toalla o un paño que se puede lavar fácilmente si se mancha de sangre.

Si usted es ciega

Las primeras veces que le baje la regla, tal vez será difícil darse cuenta, porque no ve la sangre. Pero después de varios meses, la regla se volverá parte de la rutina de su vida, y es probable que sienta cambios en el cuerpo que le avisan que la regla está por bajar o que ya está sangrando. Cuando tenga la regla, asegúrese de cambiarse las toallas sanitarias o los tampones tan seguido como pueda. Lávese las manos cada vez que se cambie las toallas o que se revise para saber si está sangrando. Pídale a una pariente o a otra persona de confianza que esté pendiente de manchas de sangre en su ropa. Si la ropa se mancha, y si usted lava su propia ropa, pida a alguien que le ayude a asegurarse de que todas las manchas se hayan quitado con el lavado.

WWD Ch5 Page 110-1.png

Si usted ayuda a una mujer a cuidarse cuando esté con la regla, sería conveniente que se ponga guantes o bolsas de plástico en las manos para evitar que la sangre le toque la piel. Hay poca probabilidad de contagiarse de una enfermedad si toca la sangre de esa forma, pero es mejor protegerse ante la posibilidad de infectarse de hepatitis o VIH.

Molestias de la regla

Durante la regla, la matriz se contrae (aprieta) para expulsar el tejido que la cubre por dentro. Las contracciones de la matriz pueden causar dolores en el bajo vientre o en la espalda, a la altura de la cintura. A esos dolores a veces se les llama cólicos. Algunas mujeres tienen cólicos justo antes de que les baje la regla. Otras mujeres empiezan a tener cólicos cuando ya les comenzó a bajar la regla. Y otras mujeres nunca tienen cólicos.

Para calmar los cólicos, descanse con una bolsa de agua caliente, o un paño húmedo y caliente, en el vientre o la espalda. También puede tomar ibuprofeno u otra medicina suave para el dolor.

A algunas mujeres les duelen los músculos y los pechos cuando estén con regla, se les hinchan los pechos, y se sienten más cansadas que de costumbre. Muchas mujeres también sufren fuertes cambios de ánimo y les cuesta controlar sus emociones durante “esos días”. Vea mayor información sobre la regla (menstruacíon).

Regla abundante

Algunas mujeres tienen sangrado abundante durante su regla y, para ellas, eso es algo normal. Pero otras mujeres pueden sufrir anemia a causa del sangrado abundante. Una regla es abundante si la sangre empapa y atraviesa una toalla sanitaria o un paño en menos de 3 horas. Si usted casi siempre tiene una regla abundante, o si le baja la regla con más frecuencia que cada 3 ó 4 semanas, consulte a un trabajador de salud.