Hesperian Health Guides

Los 9 meses del embarazo

El embarazo normalmente dura 9 meses y se divide en 3 partes, llamadas trimestres, porque cada una dura más o menos 3 meses. El cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios en cada trimestre.

Primer trimestre (del primer al tercer mes)

Al principio del embarazo, el bebé empieza a crecer y los pechos de la mujer se hinchan y a veces le duelen un poco. Algunas mujeres se sienten más cansadas que de costumbre y tienen náuseas y vómitos.

Segundo trimestre (del cuarto al sexto mes)

Muchas mujeres disfrutan el cuarto, quinto y sexto mes del embarazo. Generalmente, dejan de tener náuseas y vómitos, están menos cansadas y tienen mucha más energía. Ahora también es cuando el vientre se agranda, el bebé se empieza a mover y se pueden oír los latidos de su corazón.

Tercer trimestre (del séptimo al noveno mes)

Los últimos meses del embarazo pueden ser emocionantes. La mujer siente los movimientos del bebé todos los días y, al mismo tiempo, el vientre se le agranda cada vez más. Dependiendo de cuál sea su discapacidad, es posible que tenga más dificultades o problemas a lo largo del día. Si tuvo dificultades los primeros 6 meses, es posible que continúen o que empeoren.

Más o menos 2 semanas antes del parto, el bebé generalmente se mueve más abajo en el vientre, especialmente si la mujer es primeriza, y ella sentirá que puede respirar mejor.

Qué esperar

Sentir los movimientos del bebé

WWD Ch10 Page 218-1.png

Para la mayoría de las mujeres, la parte más emocionante del embarazo es sentir los movimientos del bebé en el vientre. Y, al parecer, la mayoría de las mujeres —sea cual sea su discapacidad— pueden notar esos movimientos, aunque quizás al principio sean difíciles de reconocer. Muchas mujeres dicen que sienten algo así como un aleteo. Otras comparan la sensación a lo que uno siente cuando tiene gases después de comer. Algunas mujeres sienten presión en el vientre y luego usan las manos para sentir los movimientos.

Cuando su bebé se empiece a mover durante el cuarto mes, los movimientos serán muy suaves y quizás usted no los sienta todos los días. Pero ya en el quinto mes debería sentirlos todos los días (no todo el día, porque el bebé descansará a ratos). Si alguna vez le parece que han pasado horas sin que sienta los movimientos del bebé, coma o beba algo y acuéstese de lado en un lugar tranquilo durante 30 minutos. En ese lapso de tiempo, debería sentir los movimientos del bebé por lo menos 3 veces. Si no siente ni nota ningún movimiento, consulte a una partera o a otro trabajador de salud.

Oír los latidos del corazón del bebé

Normalmente será posible oír los latidos del bebé después del quinto mes y se volverá más fácil a medida que avance el embarazo. Los latidos del bebé son muy rápidos y de bajo volumen. No es fácil oírlos —ni siquiera para una persona con muy buena audición— y es aun más difícil sentirlos. Las parteras y otros trabajadores de salud muchas veces usan un fetoscopio para escuchar los latidos del corazón del bebé. Para la madre será muy difícil oírlos a menos que tenga un estetoscopio (como los que se usan para medir la presión arterial).

WWD Ch10 Page 218-2.png WWD Ch10 Page 218-3.png WWD Ch10 Page 218-4.png
Fetoscopios Los latidos del bebé se
pueden escuchar con un
fetoscopio para 1 oído.
Los latidos del bebé son rápidos y de bajo volumen, parecidos al tictac de un reloj debajo de una almohada, sólo que los latidos son más rápidos. El corazón de un bebé late dos veces más rápido que el corazón de un adulto sano. Usted misma lo puede escuchar con un estetoscopio.

Pérdida (aborto espontáneo)

Las mujeres con discapacidad no corren un mayor riesgo de tener una pérdida que las mujeres sin discapacidad. Una pérdida es difícil para cualquier persona que quiere tener un bebé, pero puede ser aún más difícil para una mujer con discapacidad. Si la gente alrededor de una mujer con discapacidad piensa que ella ni siquiera debería tratar de embarazarse, el embarazo de ella ya es un desafío. Si sufre una pérdida, la gente puede dar por hecho que ocurrió a causa de su discapacidad —y es posible que ella también lo crea.

Las pérdidas son más frecuentes los primeros 3 meses del embarazo y se pueden deber a varias causas, como por ejemplo:

un hombre consuela a una mujer ciega.
Las pérdidas son frecuentes. Una pérdida no significa que usted no pueda tener un embarazo sano la próxima vez.
  • óvulos o espermatozoides defectuosos
  • algún problema con la forma de la matriz
  • miomas (fibromas) en la matriz
  • infecciones de la matriz o los genitales
  • una enfermedad, como por ejemplo, paludismo
  • trabajo pesado o accidentes
  • venenos
  • desnutrición
  • estrés o trauma.


Después de una pérdida o un aborto, usted debería cuidarse durante varios días. Para prevenir infecciones y ayudar a su cuerpo a reponerse pronto, trate de:

  • tomar suficientes líquidos y comer alimentos nutritivos.
  • descansar con frecuencia.
  • evitar el trabajo pesado por 7 días.
  • bañarse con regularidad, pero no hacerse lavados vaginales ni bañarse sentada en una tina de agua sino hasta varios días después de que deje de sangrar.
  • usar toallas higiénicas o paños limpios para absorber la sangre, y cambiarse las toallas o los paños con frecuencia.
  • no ponerse nada en la vagina y no tener relaciones sexuales con el pene en la vagina durante por lo menos 2 semanas y no hasta que haya pasado varios días sin sangrar.
  • esperar hasta que haya tenido la regla 3 veces antes de embarazarse otra vez. Así será menos probable que tenga otra pérdida.


Las pérdidas pueden causar mucha pena y tristeza. No importa que la pérdida haya ocurrido temprano o tarde en el embarazo. Le puede ser más difícil superar esa pena si las personas a su alrededor piensan que usted estará bien en cuanto le sane el cuerpo. Tal vez no se den cuenta de lo triste que está.

Tómese tiempo para estar triste y para llorar. Pase tiempo con amigos que entiendan cómo se siente y no la obliguen a ‘estar contenta’. Tal vez algunas personas le sugieran que se vuelva a embarazar muy pronto. Espere hasta que se sienta lista para otro embarazo.

Dolor en el bajo vientre (abdomen)

Un dolor fuerte y constante en los primeros 3 meses puede ser un signo de un embarazo en la trompa (embarazo tubárico). El dolor ocurre cuando el óvulo fertilizado empieza a crecer y estira la trompa. Si sigue creciendo, romperá la trompa y ésta sangrará. Ése es un problema muy peligroso. La mujer sangrará por dentro y podría morir.

Signos de un embarazo tubárico:
una mujer con brazo protésico agarra un lado del bajo vientre porque le duele por dentro.
la matriz, los ovarios y las trompas de la mujer.
embarazo en
la trompa
  • no le baja la regla
  • tiene dolor de un lado del bajo vientre
  • tiene un poco de sangrado vaginal
  • se siente mareada, débil o como si fuera a desmayarse
Si tiene algunos de estos signos, vaya al hospital más cercano.

Sangrado durante el embarazo

No se preocupe si sangra un poco los primeros 3 meses. No es nada raro, sobre todo si no tiene dolores ni cólicos. Pero debe ir a un hospital de inmediato si tiene:

  • sangrado igual que la regla, en cualquier momento del embarazo.
  • sangrado con dolor, en cualquier momento del embarazo.
  • sangrado sin dolor, después del tercer mes.