Hesperian Health Guides

Signos de peligro durante el parto

La mayoría de las mujeres —con y sin discapacidad— dan a luz sin ningún problema. Pero, cuando algo sale mal durante el parto, es muy importante que la mujer reciba la atención que necesite para salvarle la vida o la vida de su bebé. (Para mayor información sobre el parto sin riesgo y los problemas que pueden surgir, vea Un libro para parteras). Consiga ayuda médica si se presenta cualquiera de estos signos de peligro:

La bolsa de aguas se rompe y después pasan 24 horas sin que comience el parto

Vaya a un hospital. Una vez que se rompe la bolsa de aguas, usted y su bebé corren un mayor riesgo de tener una infección grave. Tal vez usted necesite recibir líquidos o medicinas por la vena (suero o medicinas intravenosas).

una trabajadora de salud examina con las manos el vientre de una mujer cuyo bebé está atravesado en la matriz.

El bebé está atravesado en la matriz

Vaya a un hospital. No trate de voltear al bebé una vez que comience el parto. Podría desgarrar la matriz o desprender la placenta de la pared de la matriz. Un bebé atravesado sólo puede nacer por cesárea.

Sangrado antes de que nazca el bebé

Vaya a un hospital de inmediato. Si le sale sangre de color rojo vivo, podría indicar que la placenta se está separando de la pared de la matriz o que está tapando la abertura de la matriz. Ambos problemas son muy peligrosos.

Fiebre

Generalmente, la fiebre es signo de una infección. Si la fiebre no es muy alta, quizás usted sólo necesite líquidos. Beba bastante agua, té o jugo, y trate de evacuar la vejiga cada 2 ó 3 horas.

Si tiene escalofríos y fiebre muy alta, vaya a un hospital. Necesita recibir antibióticos de inmediato.

una mujer embarazada con aparato ortopédico en la pierna se ve demasiado cansada.

Una mujer que está de parto no debe ver el amanecer dos veces.
— Proverbio de Níger

Parto muy prolongado

Vaya a un hospital. Si ha estado de parto más de 1 día y 1 noche, o si ha tenido que pujar con fuerza por más de 2 horas, es posible que necesite una cesárea o medicinas.

Aguas pardas o verdosas

Si el parto no está muy avanzado, o si la madre no ha empezado a pujar, es mejor que el bebé nazca en un hospital. Cuando la bolsa de aguas se rompe (uno de los signos de que está por comenzar el parto), las aguas deben ser transparentes o un poco rosadas. Las aguas pardas o verdosas indican que el bebé probablemente defecó en la matriz y podría estar en peligro.

Si el parto ya va muy avanzado y el bebé va a nacer pronto, debe pujar lo más fuerte que pueda para que salga el bebé rápidamente. Deje de pujar en cuanto sale la cabecita y antes de que el bebé dé su primer respiro. Entonces hay que limpiarle la nariz y la boca al bebé con un dedo envuelto en un trapito limpio, o succiónele el moco con una pera de succión. En cuanto termine de limpiar la boca y la nariz del bebé, siga pujando para que salga todo el cuerpo del bebé.

Preeclampsia (toxemia de embarazo)

La preeclampsia puede causar convulsiones o incluso la muerte. Si la madre tiene cualquiera de estos signos de peligro, debe ir al hospital de inmediato:

  • dolor de cabeza fuerte
  • vista doble o borrosa
  • dolor repentino, fuerte y constante en la parte alta del vientre, abajito del punto alto entre las costillas
  • reflejos exaltados
  • presión alta
  • proteína en la orina


Si a la madre le empieza a dar una convulsión y usted sabe que no tiene epilepsia:

una mujer acostada en el piso está convulsionando con una tela suave debajo de la cabeza.
  • Póngale algo debajo de la cabeza para protegérsela. Si puede, acuéstela de lado, pero no trate de sujetarla.
  • Abaníquela o póngale paños remojados en agua fresca para que no se acalore.
  • Llévela al hospital más cercano.


Una mujer que sufre epilepsia también puede tener preeclampsia. Vea más información sobre la epilepsia.