Hesperian Health Guides

¿Cuáles sonidos puede oír su hija?

Si su hija puede oír un poco, sería útil que usted averiguara cuáles son los sonidos que puede oír. Cuanto más sepa usted acerca de la audición de la niña mejor podrá comunicarse de maneras que ella pueda entender.

Observe cómo responde la niña a los sonidos

Puede ser difícil saber si un niño ha oído un sonido y en qué momento lo oyó, sobre todo si el niño es muy pequeño. Usted podrá darse cuenta de que su hija escuchó un sonido, cuando ella responda en algunas de estas formas:

Una mujer mueve un sonajero cerca de un bebé acostado.
¡ga!
  • mueve los brazos y las piernas.
  • cambia de expresión.
  • se pone muy quieta.
  • hace un sonido ella misma.
  • sonríe o se ríe.
  • se voltea hacia el sonido o inclina la cabeza para escucharlo.
  • se sorprende, abre mucho los ojos o parpadea.

¿Parece oír algunos sonidos?

Para averiguar más acerca de lo que el niño puede oír, obsérvelo con atención a lo largo del día y pregúntese:

  • ¿Le parece que lo que él más oye son sonidos agudos? ¿O parece oír mejor los sonidos graves? ¿O una mezcla de ambos tipos de sonidos?
  • ¿Oye un sonido algunas veces, pero no todo el tiempo?
  • ¿Parece que sólo puede oír sonidos cuando no hay otros ruidos en el cuarto?
  • ¿Tiene que ser muy fuerte el sonido para que él lo pueda oír?
Una mujer deja caer bloques a propósito mientras su bebé le observa.
Un niño juega con bloques sentado con su mamá, su tía y su sobrinito.
Cuando hay silencio en el cuarto, Kofi puede oír el sonido de los cubos que se caen. Si hay otros ruidos en el cuarto, es posible que Kofi no oiga el sonido de los cubos al caerse.

Pruebe la audición en casa

Es difícil hacerle una prueba de la audición a una niña pequeña. Aunque usted piense llevar a su hija a un profesional para que le examine la audición, será útil que usted mismo la examine primero. Así, podrá darle información al profesional y podrá entender mejor lo que haga el profesional.

Además, no cuesta nada revisar la audición en casa. Los materiales que se necesitan son fáciles de encontrar. Y al haber hecho la prueba usted mismo, tendrá más confianza en sí mismo para así tomar decisiones sobre el cuidado y el desarrollo de la niña. Además, la prueba de la audición podría ser una buena oportunidad para que sus amistades y otros miembros de la familia empiecen a participar más en las actividades de comunicación con la niña.

Un hombre se arrodilla ante su hija.

Recuerde que la niña tal vez responda a:

  • lo que ella ve y no al sonido.
  • las vibraciones que hace un sonido fuerte.
  • los gestos y los ademanes que usted hace.


Y que la niña tal vez no responda si ella:

  • está ocupada.
  • está enferma o tiene una infección del oído.
  • está cansada, aburrida o de mal humor.