Hesperian Health Guides

Cómo probarle la audición a su hija

Una mujer sostiene a su hija en su regazo y ellas miran en el mismo sentido.

Observe a la niña en situaciones de la vida diaria: ¿A cuáles sonidos responde? Este tipo de observación le sirve para tener una idea general de la capacidad auditiva que tiene la niña. Después, usted puede hacer unas pruebas sencillas para averiguar cuáles tipos de sonidos ella puede oír, o si no oye ninguno. Primero puede probar con los sonidos que hacen diferentes objetos y después con los sonidos del habla.

Para hacer estas pruebas, usted necesitará:

  • un lugar donde no hay otros sonidos o ruidos.
  • unos materiales sencillos.
  • 2 ayudantes.


Primero, trate de probar la audición de un niño de la misma edad que no tiene problemas de audición. Ensaye la prueba hasta que usted entienda cómo responde un niño pequeño cuando oye un sonido.

Haga pruebas del volumen y del tono de los sonidos


HCWD Ch5 Page 52-1.png
Un ayudante se sienta frente a la madre (o el padre) y la niña. Para captar la atención de la niña, le muestra un juguete.
ayudante
examinador

La otra persona se ubica a 1 metro (3 pies) detrás de la madre, donde la niña no lo pueda ver. Esa persona será el examinador. Él hará los sonidos a cada lado de la niña para ver si los oye. Si la niña se voltea para mirar al examinador, él no deberá reaccionar. Por ejemplo, no deberá mirar a la niña ni sonreírle.

Materiales que necesitará para probar la audición

Para esta prueba, usted usará sonajas sencillas hechas de 3 latas vacías e idénticas.

1. Ponga un pedacito de madera en la primera lata (sonido de tono bajo). 2. Ponga un puñado de frijoles secos grandes en la segunda lata (sonido de tono mediano). 3. Ponga un puñado de arroz crudo en la tercera lata (sonido de tono alto).
HCWD Ch5 Page 52-2.png HCWD Ch5 Page 52-3.png HCWD Ch5 Page 52-4.png


Agite cada lata suavemente para hacer un ruido suave. Muévalas más fuerte para hacer un sonido regular. Y muévalas con mucha fuerza para hacer un sonido fuerte. Antes de hacer la prueba con la niña, el examinador deberá ensayar a agitar las latas hasta que pueda controlar el volumen.

Hacer la prueba

Ayudante: Capte la atención de la niña con el juguete, tranquilamente. Cuando la niña ya se esté fijando en el juguete, tápelo suavemente con la otra mano.

El examinador parado detrás de la madre hace un sonido con una lata.

Examinador: Use la lata para hacer el sonido
de tono bajo. Tape la abertura de la lata y agítela más o menos 3 ó 4 segundos detrás de una de las orejas de la niña. Primero haga un sonido suavecito.

Ayudante y madre: Fíjense si la niña responde al sonido.

Ayudante: Si la niña responde, asienta levemente con la cabeza para indicarle al examinador que la niña respondió.

Imagen de un papel que contiene una tabla, indicando dónde marcar los resultados del examen.

Examinador: Si la niña respondió al sonido callado, marque el cuadro con un círculo y deje de probar ese oído con el sonido de tono bajo.

Si la niña no respondió al sonido callado, agite la lata con un poco más fuerza 3 ó 4 segundos para hacer un sonido regular. Espere a ver si la niña responde.

Si la niña responde, marque el cuadro con 2 círculos y deje de probar ese oído con ese sonido. Si la niña no responde al sonido regular, agite la lata con fuerza 3 ó 4 segundos, para hacer un sonido fuerte. Si la niña responde al sonido fuerte, ponga 3 círculos en el cuadro para ese oído y ese tono.

No habrá ningún círculo si la niña no escuchó el sonido.

Repita la prueba detrás de la otra oreja de la niña.

Asegúrese de probar los 2 oídos con los 3 sonidos:

  • el sonido de tono bajo (la lata con un pedacito de madera)
  • el sonido de tono mediano (la lata con frijoles)
  • y el sonido de tono alto (la lata con arroz).

Los resultados de la prueba

Mire cómo se ve la capacidad auditiva de la niña según los círculos marcados en la tabla. Los resultados podrían ser muy diferentes para cada niño.

Una tabla con 3 secciónes para cada oído (tono bajo, tono mediano y tono alto) y marcas de diferentes tamaños en cada sección.
Esta niña oye los sonidos de tono bajo mejor que los sonidos de tono alto.
Los sonidos de tono alto tienen que ser más fuertes para que ella los pueda oír. Además, ella oye mejor del lado derecho que del lado izquierdo.
Una tabla con 3 secciónes para cada oído (tono bajo, tono mediano y tono alto) y una marca de tres círculos en solo una sección.
Este niño
es casi completamente sordo.
No oye nada con el oído izquierdo. Puede oír un poquito con el oído derecho, pero sólo los sonidos fuertes de tono bajo.




HCWD Ch5 Page 54-4.png
= sonido suave
HCWD Ch5 Page 54-5.png
= sonido regular
HCWD Ch5 Page 54-6.png
= sonido fuerte