Hesperian Health Guides

Capítulo 12: La educación

WikiSalud > Ayudar a los niños sordos > Capítulo 12: La educación

Todos los niños — sean sordos u oyentes— tienen derecho a una educación. Los niños que reciben una educación tienen más oportunidades de explorar y entender el mundo, de desarrollar habilidades y de encontrar trabajo. La educación es aún más importante para los niños que no oyen bien porque les permite desarrollar su capacidad para pensar, comunicarse con otras personas sordas y oyentes, y también les ayuda a tener más amigos. Y con las habilidades que desarrollen, los niños sordos podrán tener una vida productiva e independiente, y también integrarse en la vida comunitaria.

Aunque este libro se enfoca sobre todo en niños recién nacidos hasta los 5 años de edad, este capítulo también aporta información importante acerca de la educación de los niños sordos mayores de 5 años. A los padres les ayudará tomar en cuenta esta información cuando hacen planes para la educación de su hijo.

El aprendizaje comienza en el hogar
Una mujer sonriente carga a su bebé en una manta en la espalda.

El aprendizaje comienza en el hogar durante la infancia y continúa a lo largo de toda la vida. La familia juega un papel muy importante en la educación de los niños. Los padres y otros familiares son los primeros y los más importantes maestros del niño. En casa, un niño aprende a comunicarse, empieza a pensar y comienza a relacionarse con los demás.

En algunas comunidades hay maestros y adultos sordos que van a las casas de los niños sordos para ayudar a los padres a aprender a comunicarse con sus hijos. Le muestran a los familiares qué actividades pueden hacer con los niños para que desarrollen lenguaje y aprendan un idioma. (Para ideas y actividades que ayudan a la familia a enseñarles un idioma a los niños, vea los Capítulos 7, 8 y 9).