Hesperian Health Guides

Muchas personas pueden ayudar a hacer las actividades

Aunque los niños necesitan los cuidados y el cariño de ambos padres, eso no quiere decir que los padres tengan que ser sus únicos maestros. Acepte la ayuda de amigos, vecinos y otros parientes. Asegúrese que un niño sordo juegue con otros niños. Conozca a personas sordas que usen el lenguaje de señas de su zona. Para un niño que es sordo o que no oye bien, es muy importante que haga actividades con muchas personas porque así él:

  • aprenderá a comunicarse con muchas personas, entre ellas las otras personas sordas,
  • aprenderá a llevarse bien con diferentes personas y
  • otras personas aprenderán a relacionarse con la gente sorda.


Un grupo de padres conversan y comparten ideas.
Desde que mi esposo se tuvo que ir a trabajar muy lejos, no tengo mucho tiempo para ayudar a Mira. Tengo que encargarme de nuestras milpas, de mi casa y de mis hijos.
La hija mayor de mis vecinos viene todas las tardes para ayudarle a nuestro hijo a aprender a hablar. Tal vez podría ayudar a Mira al mismo tiempo.
¡Qué buena
idea! Nosotros también siempre estamos muy ocupados, pero le enseñamos a mi suegra diferentes formas de ayudar a nuestra hija.
Los padres de niños sordos o que no oyen bien pueden colaborar entre ellos para solucionar sus problemas.

Tal vez algunas personas, incluso algunos parientes cercanos, no quieran estar con los niños sordos. Es posible que otras personas quieran ayudarles, pero no sepan cómo. Usted podrá darles información sobre la sordera y explicarles por qué la sordera hace más difícil aprender un idioma. Quizás se sientan más tranquilas una vez que entiendan qué hacer.

Cuénteles lo que usted haya aprendido acerca de los problemas de la audición. Dígales cuáles actividades está practicando con su hijo y explíqueles por qué hacen esas actividades.

Hable con su familia

Una mujer apoya a una mamá agotada.
Déjame cuidar a Thuy este fin de semana para que puedas descansar.

Todos los miembros de la familia de un niño juegan un papel en la vida de ese niño. Cada persona que cuida al niño, sobre todo a un niño con necesidades especiales, podría tener diferentes ideas sobre la mejor forma de criarlo y de ayudarle. Es importante que todas las personas que cuidan al niño tengan tiempo de conversar y de intercambiar ideas. Y si alguien se siente cansado o desanimado, quizás los demás puedan ayudarle.

Pídales ayuda a otras personas

Una mujer sorda usa lenguaje de señas mientras otra mujer interpreta.
Cuando era pequeña, mis papás me llevaban con ellos cuando iban al mercado.
Mariana está diciendo que sus papás la llevaban al mercado...

Los padres pueden pedirles a sus vecinos y a otros miembros de la comunidad que les ayuden a cuidar a un niño sordo.

Conozca a las personas sordas de su comunidad. Los adultos sordos recuerdan cómo se sentía ser un niño sordo. A ellos probablemente les daría gusto ayudar al niño y a su familia.

Si usted no sabe el lenguaje de señas, las personas oyentes que sí la sepan podrían ayudarle a comunicarse con los adultos sordos.

Hable con un promotor de salud, un maestro o una persona que eduque a niños sordos. Eso será muy útil, sobre todo si le parece que han pasado varios meses sin que el niño haya desarollado nuevas habilidades.

Un promotor de salud habla con los padres de un niño sordo.
Le voy a escribir a la Sra. Patel. Ella es maestra de niños sordos en la ciudad.

Los niños pueden ayudar con las actividades

Una niña y un niño menor juegan.
Muchas veces, los niños mayores son maestros natos y les gusta hacer actividades con los niños más pequeños.

Los niños pueden ayudar mucho. Generalmente, los hermanos, las hermanas y los amigos de un niño sordo aprenden el lenguaje de señas muy rápidamente. En lo posible, permita que los niños participen en las actividades.

Los niños más pequeños podrán participar en las actividades y los niños más grandes podrán ser los maestros, si usted les enseña qué hacer. También podrán enseñarle otras habilidades al niño sordo e incluirlo en sus juegos. Así, el niño sordo podrá entablar amistades y aprenderá cómo portarse con los demás. Por su parte, los niños oyentes aprenderán algunas cosas sobre la sordera y cómo comunicarse con un niño sordo.