Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Cómo mantenerse saludable durante el embarazo

WikiSalud > Nuevo Donde no hay doctor > El embarazo y el parto > Cómo mantenerse saludable durante el embarazo

La madre y su bebé se mantendrán saludables si la madre...

  • come alimentos nutritivos en cantidades suficientes.
  • descansa lo suficiente todos los días.
  • evita contacto con sustancias químicas, el humo, el alcohol y casi todas las medicinas.
  • se atiende con una partera u otro trabajador de salud quien podrá tratar cualquier problema de salud que se presenta o conseguir ayuda. .
  • siente amor y cariño.

Comer alimentos nutritivos en cantidades suficientes

Una combinación de alimentos nutritivos mantendrá fuerte y sana a la mujer, dándole la energía que necesita para el parto y para cuidar a su bebé. A veces la mujer embarazada no come lo suficiente, ya sea por guardar la comida para otros familiares, o porque la suegra o una amiga bien intencionada le aconsejó evitar ciertos alimentos o le dice que la barriga pequeña hará más fácil el parto. Recuerde, una mujer embarazada tiene que comer lo suficiente para ella y para su bebé, entonces necesita más alimentos que otros adultos, no menos. Como toda persona, las mujeres embarazadas necesitan comer una variedad de proteínas, verduras, frutas y almidones. Deben comer con mayor frecuencia, con comidas pequeñas a lo largo del día. Para consejos sobre cómo alimentarse bien, vea "Alimentarse bien para la buena salud".

Una variedad de alimentos mantendrá sanos a la madre y su bebé.

Prevenir la anemia

Es muy común sufrir de anemia (la falta de hierro en la sangre) durante el embarazo. Esta enfermedad provoca una sensación de cansancio. La anemia es particularmente peligrosa para la mujer embarazada debido a la cantidad de sangre que se pierde durante el parto, que puede provocar una anemia tan severa que la mujer muere. Se previene la anemia al comer alimentos ricos en proteínas y hierro, y al tomar hierro en pastillas. Vea más información acerca del hierro y los suplementos de hierro.

El paludismo (vea "Algunas enfermedades infecciosas graves" – en proceso de redacción) y la lombriz de gancho pueden causar la anemia y hay que tratarlos de inmediato.

Las mujeres embarazadas necesitan alimentos ricos en hierro.

Ácido fólico

La falta de ácido fólico (folato) puede causar deformidades y discapacidades en el bebé. Busque un suplemento de hierro con ácido fólico, o tome un suplemento adicional de ácido fólico. Para mayor información, lea sobre el ácido fólico.

Vitamina A

Las verduras amarillas y verdes contienen vitamina A, un nutriente necesario para la salud de los ojos. Una mujer embarazada necesita abundantes verduras y frutas verdes y amarillas ya que la vitamina A que come es absorbida primero por el bebé. La falta de vitamina A puede causar la ceguera nocturna o la ceguera en general.

Descanso

Anime a la familia y los vecinos para que compartan el trabajo y las responsabilidades de la mujer embarazada. A medida que avanza su embarazo, recuérdele que tiene que descansar y elevar los pies varias veces al día, o acostarse un rato por las tardes. Formar un bebé es trabajo para el cuerpo y éste necesita descansar.

¡Oyes! No fumes en
la casa, por favor. ¡Mi hermana está embarazada!

Evite sustancias dañinas

Humo y tabaco

Los cigarrillos y el tabaco dañan los pulmones de la madre y pueden provocar el cáncer y la muerte. A causa del humo el bebé podría nacer antes de tiempo, pequeño o muerto. A las madres y los bebés también les causa daño el humo proveniente de personas que fuman alrededor de ellos. Recuérdeles a los familiares y otras personas que deben evitar fumar en la misma habitación o en el mismo carro con una mujer embarazada o con niños.

El alcohol y las drogas

Cuando una mujer embarazada toma licor, éste pasa a su bebé, causando un daño permanente al cerebro y cuerpo del bebé. Cuanto más alcohol toma, más daño ocasiona al bebé. Asimismo, la cocaína, la metanfetamina, la heroína y otras drogas son dañinas para las mujeres embarazadas y sus bebés. Vea "Las drogas, el alcohol y el tabaco" - en proceso de redacción para asistencia con problemas de las drogas y el alcohol.

Las medicinas

Casi todas las medicinas que toma la mujer embarazada pasan a su bebé. Ya que los bebés son tan pequeñitos y en pleno proceso de formación, las medicinas que no hacen daño a un adulto pueden causar defectos de nacimiento u otros daños al bebé. Por eso la mujer embarazada debe evitar tomar casi toda medicina. Para problemas menores como la jaqueca, el dolor de barriga o los resfríos, el mejor tratamiento es el descanso y tomar mucho líquido en vez de tomar medicinas.

Pero algunas enfermedades son demasiado nocivas para dejar de tratarlas durante el embarazo. Estas enfermedades pueden ser peligrosas para el bebé también. Las enfermedades que siempre se deben tratar con medicinas durante el embarazo incluyen...

Es mejor evitar las medicinas durante el embarazo, al no ser que sea absolutamente necesario tomarlas.
  • el paludismo. Vea "Algunas enfermedades infecciosas graves" - en proceso de redacción.
  • el VIH o el SIDA. Vea "El VIH y el SIDA" - en proceso de redacción
  • las infecciones de las vías urinarias. Vea "Problemas e infecciones de los genitales" - en proceso de redacción.

Para saber si no hace daño tomar cierta medicina durante el embarazo o la lactancia, pregúntele a un trabajador de salud con experiencia, verifique en las páginas sobre medicinas en este capítulo, o busque en otros libros sobre medicinas. Si se requiere una medicina que presenta riesgos, generalmente existe otra medicina que la puede sustituir.

La medicina tradicional o las hierbas medicinales a veces hacen más daño que bien. En "Las medicinas, las pruebas diagnósticas y los tratamientos" - en proceso de redacción se ofrecen sugerencias para decidir cuándo sería provechoso usar las medicinas tradicionales.

Evite a las personas enfermas

Tener alguna enfermedad durante el embarazo es difícil. Además puede hacer que sea difícil alimentarse bien, y no comer lo suficiente le quita energía a la mujer. Para no enfermarse es mejor evitar el contacto con las personas enfermas.

La rubeola es una enfermedad que no causa mayor problema para la mayoría de las personas, pero cuando afecta a una mujer embarazada puede ocasionar deformidades y discapacidades en el bebé que lleva en su vientre. Para proteger al bebé, la mujer embarazada debe evitar a las personas que tienen erupciones, en particular a los niños que suelen contraer estas infecciones. Si se enferman los hijos de una mujer embarazada, se recomienda que los cuiden otros familiares o amigos hasta que se mejoren. La mejor protección para todas las mujeres es que la comunidad entera participe en un programa de vacunación.

Atención de una partera u otra trabajadora de salud

Una partera con experiencia u otra trabajadora de salud puede aconsejar a la mujer embarazada sobre cómo mantenerse saludable y cómo tratar los problemas y las molestias comunes. Además puede darse cuenta cuándo la mujer embarazada necesita atención médica en un hospital o centro de salud. Todas las mujeres merecen la atención de una trabajadora de salud compasiva y sabia durante el embarazo, el parto y las semanas posteriores.

Las vacunas

La mujer embarazada debe recibir la vacuna contra el tétanos a inicios del embarazo. Si no hab recibido toda la seria de vacunas contra el tétanos, se le debe poner una vacuna de refuerzo 4 semanas después. Esta vacuna protege tanto a la mujer como al bebé. Para conocer más detalles, vea "Las vacunas" – en proceso de redacción.

Pruebas de laboratorio

Existen pruebas sencillas que diagnostican muchas de las enfermedades que causan daño a las mujeres embarazadas y a sus bebés. Estas pruebas avisan a la mujer y al trabajador de salud de la necesidad de empezar un tratamiento de inmediato, ya que así puede evitar problemas graves durante o después del parto. Es recomendable hacerse pruebas para:

  • la anemia (con un análisis de hemoglobina o hematocrito).
  • la sífilis.
  • el paludismo (con pruebas rápidas en los lugares donde es común el paludismo).


Todas las mujeres embarazadas deben hacerse la prueba de VIH. Cuando una mujer sabe que tiene VIH puede tomar medicinas que la mantendrán saludable y protegerán al bebé del virus. "El VIH y el SIDA" - en proceso de redacción incluye información acerca de las pruebas y las medicinas que deben tomar las mujeres que tienen VIH.

Existen pruebas de VIH que no requieren laboratorios, y se hacen fácilmente frotando un hisopo de algodón en el interior de la boca o la vagina, o tomando una gota de sangre del dedo. Pregunte en el centro de salud si algún organismo gubernamental u otra organización local ofrece estas pruebas.


es.hesperian.org