Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Dar el pecho

Una madre primeriza podría necesitar ayuda para dar el pecho. Ayúdela a estar tranquila y atenta. Póngale almohadas o cobijas debajo de los brazos y atrás de la espalda para que se pueda sentar cómodamente. Pídales a los familiares y visitantes que dejen solos a la madre y al recién nacido. Anímela. El amamantamiento se vuelve más fácil con la práctica.

La leche materna es mejor para el bebé que cualquier compuesto o leche de fórmula.

Una buena posición al dar el pecho puede evitar que los pezones se agrieten o duelan. Volteé el cuerpo entero del bebé hacia la madre para que no se le tuerza el cuello. Espere hasta que abra bien la boca y entonces dele el pecho. El pezón y la parte oscura alrededor e él (la areola) deberían estar bien metidos en la boca.

Pezón bien adentro
de la boca del bebé
Labio inferior
doblado hacia abajo
Boca bien abierta
Bebé bien cerca
de la madre
Así. No así.
Una mala posición puede
causar pezones agrietados
y dolorosos.

La primera leche es como oro líquido

La primera leche materna, que se llama calostro, sale en cantidades pequeñas, pero es suficiente para un recién nacido porque en su estómago solamente caben unas pocas cucharitas. El calostro es pegajoso y amarillento, diferente que la leche que sale después, pero es el alimento ideal para un recién nacido.

¿Toma el bebé suficiente leche?

No le crea a quien le diga que usted no puede producir suficiente leche para su bebé, sobre todo dentro de los primeros días, cuando su cuerpo apenas está empezando a producir leche.

Debido a la presión de otra gente o la falta de confianza en sí mismas, muchas madres (o abuelas, tías o enfermeras que quieren ayudar) les dan a sus bebés leche de fórmula, gachas u otro tipo de alimento. Estos alimentos adicionales son un desperdicio de dinero y pueden causarle diarrea al bebé. La diarrea hace que el bebé pierda peso y se debilite. Al usar estos alimentos adicionales, el cuerpo de la madre produce menos leche materna. Entonces la madre se convence aun más de que no pueda alimentar al bebé suficientemente con solo darle el pecho. Si usted es un trabajador de la salud, podrá evitar este ciclo de graves problemas de salud demostrándoles a las madres que usted cree que ellas son capaces de amamantar al bebé. Ayúdeles a poner al bebé en una posición correcta, y dele a la madre tiempo para aprender por sí misma cómo darle pecho al bebé. Hable con ella amablemente y tenga paciencia.

Para producir suficiente leche

  • Dé pecho frecuentemente. Mientras más mama el bebé, más leche produce la mamá.
  • Tome más líquidos y coma más comida. Cuando se alimenta a sí misma alimenta también al bebé.
  • Descanse frecuentemente. Si el padre del bebé y la familia ayudan con las tareas de la casa, la madre puede cuidar mejor al bebé.

Mientras más mama el bebé, más leche produce la mamá.

Es normal que el bebé baje un poco de peso durante la primera semana, pero después de eso la pérdida de peso significa que el bebé no está tomando suficiente leche. De igual manera, los bebés orinan poco el primer día, pero a partir del segundo día deberían orinar cada 2 ó 3 horas. Si el bebé no orina frecuentemente, no está tomando suficiente leche. Es muy inusual que el bebé no crezca y no orine a pesar de tomar leche frecuentemente. Si esto sucede, deberá darle otro tipo de leche. Nunca dé agua azucarada o agua de arroz. Tampoco dé fórmula si usted no está segura de que pueda costear la cantidad de leche en polvo recomendada. Si la mezcla con más agua de la cantidad recomendada para que le rinda más, podría causarle diarrea y otras enfermedades al bebé. También es mejor no utilizar botellas porque son difíciles de limpiar y pueden transmitir los microbios que causan la diarrea.

Tendrá que dar otra leche si la madre muere o se separa del bebé, o en caso de que la madre realmente no pueda producir suficiente leche. La mejor solución es buscar a una madre que tenga la voluntad de dar pecho en su lugar. Es una buena idea que ella se haga la prueba de VIH para asegurar que no le pase el virus al bebé a través de la leche materna. Otra opción es preparar una leche animal empleando las siguientes fórmulas.

Mezcle:

2 partes leche de
vaca o leche de cabra
1 parte agua
1 cucharada de azúcar


Alternativamente:
1 parte leche de oveja
1 parte agua
1 cucharada de azúcar

Alternativamente:
2 partes leche evaporada (no condensada ni azucarada)
3 partes agua
1 cucharadita de azúcar

Tendrá que hervir cualquiera de estas fórmulas para matar los microbios. Deje que se enfríe y désela al bebé con una taza o cucharadita limpia.

Cómo sacarse la leche a mano

Si debe irse a trabajar o dejar el bebé por cualquier razón, la madre puede sacarse la leche y otra persona podrá alimentar al bebé en su lugar.

  1. Lávese las manos y limpie un frasco. Si puede, hierva el frasco.
  2. Ponga los dedos y el pulgar en el borde de la parte oscura alrededor del pazón (areola) y oprima hacia el cuerpo. Luego apriete los dedos juntos suavemente y enróllelos hacia el pezón. Relájese y piense en su bebé mientras que se saca la leche. Esto ayudará a que le baje la leche.

La leche materna se puede guardar por más o menos 8 horas sin que se echa a perder, siempre que no haga mucho calor. Se puede guardar más tiempo si está refrigerada.

Candidiasis oral (hongos bucales)

Con un trapo pequeño y limpio, pinte el interior de la boca del bebé con el medicamento.

Cuando aparecen placas blancas en la lengua o la parte interior de las mejillas, y el bebé está irritable mientras toma el pecho, puede haber una infección conocida como candidiasis oral. Esta infección puede transmitirse al pezón de la madre y causar enrojecimiento, picazón y dolor.

Enjuague el pezón con un poco de vinagre y después con agua. O si no hay vinagre lave y seque el pezón después de amamantar al bebé. Si esto no cura la candidiasis, pinte el pezón con un poco de violeta de genciana en 2 veces al día por 3 días.También cubra el interiorde la boca del bebé 1 vez al día.Todo se pondrá púrpura como el color de la medicina pero no es peligroso).

Si lo anterior no ayuda, dele al bebé nistatina.

Si la candidiasis vuelve una y otra vez, es posible que el bebé tenga otro problema que está debilitando su capacidad para resistir la infección. Por ejemplo, los bebés con VIH suelen tener candiasis más de una vez. Vea "El VIH y el SIDA" (en proceso de redacción).

Dolor, hinchazón, obstrucción o infección del seno

A veces la leche materna se atora en un ducto (los vasos pequeños en el seno que conducen la leche al pezón) y el seno se hincha, se enrojece y duele. Así empieza una infección.

Señas
  • Un área caliente, enrojecida y dura en uno de los senos.
  • Dolor en el seno y al darle pecho al bebé.

Si hay fiebre (calentura), entonces el ducto taponado está infectado.

Tratamiento
  • Descanse. Tome muchos líquidos.
  • Dele de mamar al bebé por lo menos cada 2 horas. No le hace daño al bebé tomar el pecho cuando hay una infección del seno, y es la mejor manera de destapar el ducto infectado.
Sobe la zona taponada presionando con movimientos firmes.
  • Mantenga una buena posición para dar el pecho. El cuerpo entero del bebé debe estar volteado hacia la madre. El bebé debe tener la boca bien abierta con el pezón muy adentro.
  • Dele de mamar del seno irritado primero hasta que el bebé lo vacíe.
  • Un paño tibio y húmedo, o un baño caliente pueden ser de ayuda. Caliente el seno por 15 a 20 minutos, 2 ó 3 veces al día. También puede utilizar un paño fresco u hojas de col (repollo) para aliviar la hinchazón.

Si hay fiebre, dé 250 mg de eritromicina 4 veces al día.

El VIH y el amamantamiento

Las mujeres embarazadas que tienen VIH pueden tomar medicinas para cuidar su propia salud y además prevenir el VIH en sus bebés. Todas las mujeres embarazadas deben tener acceso a una prueba de VIH y, si tienen VIH, deben recibir TARV (las medicinas que tratan el VIH) durante el embarazo y todo el tiempo que amamantan a sus bebés, y después para su propia salud. Vea "El VIH y el SIDA" (en proceso de redacción).

Cuando la madre y su bebé toman las medicinas que tratan el VIH evitan que el virus le pase al bebé durante el amamantamiento. El bebé debe tomar las medicinas todos los días por al menos 6 semanas, pero si la madre no tomó TARV durante todo el embarazo, dele la medicina al bebé por al menos 12 semanas. Si la madre está amamantando al bebé y no usa TARV, entonces dele la medicina al bebé hasta 1 semana después de que deje de amamantar por completo. El bebé estará aún más protegido si toma solo leche materna por los primeros 6 meses o hasta que le salgan los primeros dientes. Darle gachas y otras bebidas antes de que cumpla 6 meses no es saludable y no ayuda a proteger al bebé del VIH.

La madre y su bebé estarán más saludables cuando ambos toman las medicinas que tratan el VIH.

Cuando la TARV no está disponible, hay cierto riesgo de que el virus le pase al bebé a través de la leche materna, pero el riesgo de que el bebé se enferme por tomar fórmula es mucho mayor. Muchas madres no cuentan con agua limpia, leña o dinero para comprar, preparar y darle leche de fórmula al bebé. Es más probable que los bebés que toman fórmula sean desnutridos y tengan diarrea, e incluso mueran. Por eso la leche materna es lo más seguro, aun cuando la madre o el bebé no toman las medicinas que tratan el VIH.

¡El pecho hace más provecho!

El dar pecho

  • Es menos caro. No tiene que comprar la fórmula, las botellas u otras cosas.
  • Ayuda a detener el sangrado de la madre después del nacimiento.
  • Ayuda a evitar otro embarazo en los meses después del nacimiento.
  • Protege a la madre contra el cáncer y la debilidad de los huesos más adelante.
  • Siempre está fresca, tibia y lista para tomar.
  • Contiene todos los nutrientes que necesita un recién nacido.
  • Ayuda a proteger a los bebés contra la diarrea, la pulmonía y otras enfermedades.
  • • Protege al bebé contra la diabetes, las alergias y varios tipos de cáncer a lo largo de su vida.
  • Mantiene al bebé protegido y calientito al estar junto a su madre.
  • Refuerza los lazos de ternura entre la madre y su bebé.


es.hesperian.org