Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Emergencias causadas por el frío

WikiSalud > Nuevo Donde no hay doctor > Primeros auxilios > Emergencias causadas por el frío

Hipotermia (enfriamiento grave)

Estar con el cuerpo excesivamente frío durante demasiado tiempo puede ser mortal. Puede provocar confusión mental rápidamente y afectar el juicio de la persona, por lo que es más difícil que piense con claridad cómo calentarse.

Señas
  • La persona tiembla
  • Respiración y pulso rápidos
  • Dificultad para hablar con claridad, movimientos torpes
  • Confusión mental
  • Necesidad de orinar más seguido


A medida que la hipotermia avanza, el pulso y la respiración se vuelven más lentos. La persona puede sentarse, dejar de temblar y estar tan desorientada que empieza a quitarse la ropa. Eventualmente puede desmayarse o morir.

Tratamiento

respiración de boca a boca si es necesario. Una persona muy fría puede recuperarse después de mucho tiempo de no respirar, por lo que podría ser necesario dar respiración de boca a boca durante una hora o más.

  • Lleve a la persona a un lugar cálido y seco.
  • Quítele la ropa mojada.
  • Cúbrala con cobijas abrigadoras y secas. Asegúrese de que su cabeza, manos y pies estén cubiertos.
  • Haga todo lo que pueda para darle calor a la persona. Abrácela, caliente piedras o llene bolsas con agua caliente, pero tenga cuidado de no quemarle la piel.
Ropa seca, cobijas y un gorro
Calor del cuerpo (piedras calientes o bolsas de agua caliente)
Bebidas calientes y dulces
Cobijas dobladas o cartón para protegerse del piso frío

Si la persona puede sentarse y sostener una taza, dele bebidas calientes. No le dé bebidas alcohólicas. Aunque las sienta “calientes” en su garganta o estómago, las bebidas alcohólicas hacen que el cuerpo pierda calor. También dé alimentos. Las golosinas y los dulces son especialmente provechosos. Que coma una comida más fuerte después. Anime a la persona a tomar mucha agua.

Si la persona tiene hipotermia severa—una temperatura del cuerpo de 32° C (90°F) o menos, está inconsciente, y ya no tiembla—trátela con mucho cuidado al trasladarla rápidamente a conseguir ayuda.

La congelación

Los dedos de los pies y las manos, las orejas y otras partes del cuerpo pueden congelarse. Eventualmente, se “mueren” poniéndose negros. Si actúa rápidamente a las primeras señas de la congelación, podrá salvar a estas partes del cuerpo y evitar su amputación.

Señas
  • Piel fría, cerosa, pálida, con manchas
  • Sensación de hormigueo, adormecimiento o dolor
  • Endurecimiento de la parte congelada


Si es una congelación leve, la piel se pone roja y se pela unos días después. Si es más profunda, la piel se siente dura por fuera y suave por dentro. Se pueden formar ampollas el día siguiente. Cuando se congela un músculo, la congelación es profunda. La zona se pone dura y se pueden formar ampollas solo en los bordes o puede no haber ampollas. Las ampollas pueden estar llenas de sangre.

Tratamiento

Saque a la persona del frío y rápidamente caliente la parte congelada. En el caso de los dedos, lo más fácil es que la persona meta sus propias manos debajo de sus axilas o entre sus muslos. O envuelva las partes congeladas en trapos calientes y secos. Mantenga quietas las partes congeladas y evite en lo posible caminar con los pies congelados.

Cuando se produce una congelación más profunda, llene una tina con agua tibia (no caliente). Si tiene termómetro, trate de que esté a 39° C (102°F.) Remoje la parte congelada en el agua. Pruebe el agua primero para evitar quemaduras. No frote la piel.

La parte congelada debería descongelarse dentro de 45 minutos. A medida que se calienta empezará a doler. Dé medicina para el dolor. No permita que vuelva a congelarse.

Es mejor dejar toda la zona congelada que descongelarla para después dejarla que se congele de nuevo.

A medida que la congelación sane a lo largo de los siguientes días y semanas, trátela como si tratara una quemadura.

La sábila ayuda con la congelación y las quemaduras.



es.hesperian.org