Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

En las próximas horas

Una o dos horas después de que nazca el bebé, cuando haya tomado el pecho y usted se haya asegurado de que la madre dejó de sangrar y está bien de salud, examine al bebé de pies a cabeza para comprobar que no hay problemas que necesiten de atención. No permita que se enfríe al bebé mientras haga el examen.

Medicinas para los recién nacidos

Si la madre tiene una infección de los genitales como gonorrea o clamidia, estas podrían infectar los ojos del bebé durante el parto y causar problemas serios de la vista, incluso la ceguera. Es muy común que una mujer sufra de una infección de los genitales sin saberlo. La mejor manera de evitar que la gonorrea o la clamidia le infecten los ojos al bebé es hacerles las pruebas y los tratamientos para las infecciones de transmisión sexual tanto a los hombres como las mujeres. Para leer más sobre las señas de es asinfecciones y sus tratamientos, vea “Problemas e infecciones de los genitales” (en proceso de redacción). Para prevenir una infección de los ojos por gonorrea, ponga un poco de pomada de eritromicina o tetraciclina en cada uno de los ojos del bebé en las primeras 2 horas después de nacer.

En regiones donde hay mucha hepatitis B o cáncer del hígado, se debería vacunar al bebé contra la hepatitis B el día después del parto para prevenir esa enfermedad. Muchas mujeres padecen hepatitis B sin saberlo.


Si la mamá tiene VIH, el bebé va a necesitar medicinas. También vea El VIH y el SIDA (en proceso de redacción).

Examine al bebé

  • ¿Se parece este bebé a otros bebés?
  • ¿Las partes del cuerpo del lado izquierdo presentan el mismo tamaño, forma y posición que las del lado derecho?
  • ¿Su piel aparece intacta? Vea el área inferior de la espalda. A veces hay un hoyito que requiere de cirugía inmediata.
  • ¿Parecen normales los genitales? Una hinchazón en el primer día es común y no es peligroso.
  • ¿Ha orinado? Puede que un bebé no orine durante el primer día pero debe orinar varias veces en el segundo día y cada 3 ó 4 horas en los próximos días. Si no orina regularmente o si la orina es oscura y huele mucho, debe amamantar más. Es posible que tenga un problema con los riñones que requiera de cirugía, pero eso es raro.
  • ¿Ha defecado (hecho caca)? Si no lo ha hecho, póngase un guante e inserte su dedo pequeño suavemente en el ano del bebé para asegurarse de que esté abierto. Si no hay un hoyito, el bebé necesita cirugía.

Algunas diferencias entre los bebés no son importantes mientras que otras señalan problemas serios. Si un bebé muestra una diferencia, esté atenta a la posibilidad de que haya más, incluso adentro del cuerpo. Monitoree que la piel de estos bebés esté de buen color y que respiren y orinen de manera normal.

Forma y tamaño de la cabeza

Los bebés pueden nacer con una variedad de formas y tamaños de la cabeza. La cabeza del bebé cambia de forma durante el nacimiento, especialmente si el trabajo de parto se prolonga. Quizás aparezca puntiaguda o presente una inflamación grande como esta. No es nada peligroso; desaparecerá en unos cuantos días.

Un hematoma

Ciertos bebés presentan un sangrado por debajo del cuero cabelludo, conocido como hematoma. Se siente blando al oprimirlo. Tampoco es algo peligroso, aunque podría tardar un mes o más para desaparecer.

Algunos bebés que nacen antes de tiempo tienen cabezas pequeñas que serán de tamaño normal cuando la bebé crezca. Pero si usted está preocupada de que la bebé tiene la cabeza muy pequeña, especialmente si vive donde hay Zika, busque a una trabajadora de salud para medírsela y saber si la bebé necesita atención especial para su desarrollo. Para prevenir el Zika, vea Enfermedades causadas por los zancudos (en proceso de redacción).

Labio leporino y paladar hendido

Fácilmente se nota cuando hay una separación en el labio (labio leporino, labio hendido), pero una separación en el paladar (paladar hendido) no es tan obvio. Con un dedo limpio, toque el cielo de la boca del bebé para sentir si está cerrada. El mayor problema con el labio leporino o paladar hendido es que el bebé tendrá dificultad para mamar.

Para darle el pecho al bebé, intente cubrirle la hendidura (la separación) en el labio con un dedo para que su boquita pueda prenderse al pezón. En el caso de un paladar hendido, ponga el pezón y el área oscura que lo rodea (la aréola) bien adentro de la boca y a un lado de la hendidura. Si a pesar de eso el bebé todavía tiene dificultades, dele leche materna con una cuchara o un gotero limpio hasta que crezca y pueda mamar mejor. Aliméntelo frecuentemente para mantenerlo sano. Para aprender a sacarse la leche con la mano y alimentar al bebé con una cuchara, vea aquí.

Después de los 3 meses, el labio leporino puede corregirse con cirugía. El paladar hendido puede repararse con cirugía después de 1 año. En muchos países estas cirugías se hacen gratis y mejoran mucho la vida del niño. Pida información en una clínica o un hospital.

Cadera dislocada, displasia de la cadera

Algunos niños nacen con la cadera dislocada; esto sucede cuando la pierna se sale de su coyuntura en el hueso de la cadera (hueso coxal). Muchas veces esta situación se corrija por sí sola en los primeros días o semanas.

Doble las piernas de manera que pueda agarrar el muslo y la espinilla al mismo tiempo. Con los dedos en las caderas del bebé, mueva en un círculo una pierna a la vez – hacia afuera, por abajo, por arriba y de regreso. Si una pierna se traba antes de abrirse del todo, o si brinca o truena cuando la abre mucho, podría estar dislocada.

Pídale a la madre que le cargue al bebé con las piernas bien abiertas, así. Examine al bebé de nuevo después de 2 semanas. Si todavía siente o escucha que truena o brinca, busque ayuda médica. Se puede conseguir un arnés sencillo que mantendrá abiertas las piernas y prevendrá la discapacidad permanente.

Pies zambos (malformados)

Si un recién nacido tiene los pies zambos (torcidos hacia adentro o malformados) trate de ponerlos en la posición normal. Si lo puede hacer fácilmente, hágalo varias veces al día. Poco a poco los pies (o el pie) llegarán a ser normales. Si no puede doblar fácilmente el pie del bebé hasta una posición normal, llévelo durante la primera semana de vida a un centro de salud. Será necesario enyesar el pie en la posición correcta. Un tratamiento temprano enyesando el pie podría evitar la cirugía o discapacidad más adelante.

Dedos extras en las manos o los pies

Un pequeño dedo adicional en las manos o los pies, sin hueso interior, puede eliminarse amarrando muy apretada una cuerda a su alrededor. Esto hará que se seque y se caiga solo. Si el dedo es más largo o tiene hueso, no causará daño y puede dejarlo en su lugar sin peligro.

Si hay un poco de membrana entre los dedos, no es un problema. Si 2 ó más dedos están pegados, van a necesitar una cirugía para funcionar bien.



dedos pegados

Si 2 ó más dedos están pegados, van a necesitar una cirugía para funcionar bien.

Síndrome de Down

Una discapacidad que afecta el pensamiento o el aprendizaje podría ser obvia poco después del nacimiento, aunque es posible que no la note hasta que el niño sea mayor. El síndrome de Down es una causa común de lentitud mental. Los bebés con síndrome de Down presentan algunas de las siguientes señas, o todas ellas:


Ojos rasgados con un pliegue
de piel sobre la parte
interior del párpado
Cara plana
Una sola línea a través de
la palma de la mano
Orejas pequeñas con un pliegue
de la piel por encima
Menos tonicidad muscular
Un espacio ancho entre el dedo
gordo y el segundo dedo.
Fíjese en los dones
de cada niño.

El síndrome de Down no ocurre por algo que la
madre u otra persona hayan hecho. Es más probable
que un bebé nazca con síndrome de Down si la mujer queda embarazada después de los 35 años. Estos bebés necesitan de la misma atención y amor que los demás niños y hay actividades sencillas que promueven su aprendizaje y desarrollo. Encontrará más información sobre el síndrome de Down en El niño campesino deshabilitado, capítulo 32.

Cuidar a los niños con discapacidad

Muchas diferencias físicas que ocasionan problemas para un niño se pueden tratar en casa por la familia, con la ayuda de un trabajador de la salud. Más allá de un tratamiento médico, es más importante reconocer que los niños con discapacidad necesitan las mismas cosas que los demás niños: amor, atención, tiempo para jugar, tiempo para aprender y tareas útiles que ayuden a la familia. Trate de encontrar los talentos naturales y las habilidades que cada niño tiene.

La mejor manera de proteger a los niños
es cuidar de sus madres.

Defectos de nacimiento más graves

Algunos defectos de nacimiento son tan graves que conducen a la muerte del bebé. Es un período muy doloroso para la familia y la comunidad. Como trabajador de salud usted podrá ayudar a la familia a hablar sobre su tristeza y su pérdida.

Cómo lavar y vestir al bebé

Muchas madres le
ponen demasiada
ropa o cobijas a sus
bebés para protegerlos
contra un “mal aire”.
¡Esto puede hacer
que el bebé se caliente
demasiado! Un abrigo
adicional es suficiente.

Limpie con un trapo la sangre y la primera defecación del bebé (llamada meconio). El bebé no necesitará un baño hasta el segundo o tercer día. De ahí en adelante, la familia puede bañar al bebe habitualmente para limpiarle los restos de leche y el reflujo, la suciedad y los excrementos.

Cuando vista al bebé, use la misma cantidad de ropa que necesitaría un adulto, más un abrigo adicional. Durante las primeras 2 semanas cubra también la cabeza del bebé porque de allí escapa mucho calor del cuerpo. Cambie la ropa o los pañales cuando se mojen o se ensucien. Si la piel bajo el pañal se pone roja o tiene sarpullido, deje el bebé sin ropa o sin pañal para que se sane.


es.hesperian.org