Hesperian Health Guides

La respiración

Cuando se atora algo en la garganta


NWTND fa Page 4-1.png
Si puede toser o hablar, está respirando


La persona que no puede toser o hablar tampoco puede respirar. Puede salvarle la vida si actúa rápidamente.

Dele golpes en la espalda
Doble a la persona hacia adelante desde la cintura y con la palma de la mano, dele golpes firmes en el centro de la espalda, entre los omóplatos.

Si esto no funciona:
un hombre le da golpes en la espalda a otro hombreone man gives back blows to another man
Presione arriba de la boca del estómago
Párese detrás de la persona y abrácela por la cintura.

Ponga un puño contra su barriga, arriba del ombligo y abajo de las costillas.

Cubra su puño con la otra mano y utilice las dos manos para presionar fuertemente hacia arriba y adentro con un enérgico movimiento repentino. Use suficiente fuerza para levantar a la persona del piso. (Utilice menos fuerza si es un niño pequeño). Repita 5 veces seguidas.
un hombre presionando arriba de la boca del estómago de otro hombre


La presión en el abdomen causa que el aire de adentro de la persona empuje hacia afuera el objeto que bloquea la garganta.

Para ayudar a una mujer embarazada o una persona muy gorda, ponga sus brazos alrededor del centro del pecho, con su puño entre los senos, y empuje hacia adentro con fuerza.

Si la persona está inconsciente

Acuéstela cuidadosamente boca arriba y mire adentro de su boca. Si ve comida u otro objeto bloqueando la garganta, sáquelo con un dedo doblado como gancho, pero cuidando de no empujar hacia adentro el objeto. Después de sacar el objeto, presione fuerte y rápido en el centro del pecho hasta que empiece a respirar.

Para un bebé menor de un año

Si a un bebé se le atora algo en la garganta y no llora ni tose, trate de destaparle la garganta con golpes en la espalda y presión en el pecho.

Persona ahogada

Saque a la persona del agua lo más rápido que pueda e inmediatamente dé respiración de boca a boca y compresiones al pecho. Primero dé respiración boca a boca para que entre aire a su cuerpo.

Si la persona vomita, acuéstela de costado y con su dedo o un trapo quítele el vómito para que no se ahogue.

Respiración de boca a boca

Una persona solo puede vivir unos 4 minutos sin respirar. La respiración de boca a boca puede salvarle la vida a una persona que dejó de respirar porque se le atoró algo en la garganta o recibió un golpe a la cabeza, o porque casi se ahogó en agua, se electrocutó, tomó una sobredosis de droga, o tiene hipotermia (frío extremo).

Si una persona deja de respirar, podría salvarle la vida si le da respiración de boca a boca inmediatamente.