Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Las molestias del embarazo

El embarazo puede traer problemas que son incómodos pero no peligrosos. Evite tomar medicinas para tratar esas molestias. Muchas veces se pueden tratar sencillamente y sin riesgo con remedios caseros.

Náuseas

Las náuseas del embarazo se empeoran cuando el estómago está vacío. Coma muchas comidas pequeñas varias veces al día. Intente comer alimentos con proteínas, tales como las nueces, el queso o la carne antes de dormir, a fin de mantener lleno al estómago durante la noche. Coma algo sencillo como arroz, pan o tortilla por las mañanas antes de levantarse de la cama.

Los cambios hormonales y el bebé en crecimiento empujan los ácidos del estómago hasta el pecho, causando ardor o acidez estomacal.

Las comidas con grasa o condimentos y los alimentos con olores fuertes pueden empeorar las náuseas. Puede ser de ayuda tomar té de menta o de jengibre (kión).

Ardor o acidez estomacal

La acidez estomacal es común durante el embarazo. Vea para ideas de cómo prevenir y tratarla.

El estreñimiento y las hemorroides (almorranas)

Las mujeres embarazadas a menudo tienen dificultades para defecar. Este estreñimiento puede ser muy incómodo. Hacer esfuerzo para defecar puede causar hemorroides (almorranas), que son venas hinchadas en el ano. Las hemorroides pueden producir comezón, dolor o un sangrado color rojo vivo. Para aprender a prevenir y tratar el estreñimiento y las hemorroides, vea "Otros problemas intestinales" y "Comezón o dolor en el ano".

Cansancio

Las mujeres sienten más cansancio durante el embarazo simplemente porque sus cuerpos necesitan descansar más. Esto es normal. Descanse y tome siestas cuando sea posible.

El cansancio puede ser una seña de anemia que es muy común durante el embarazo pero no saludable. Coma una mayor cantidad de alimentos ricos en hierro (tales como carnes, frijoles, lentejas y verduras de hojas verdes) y tome pastillas de hierro.

Pies o manos hinchados

Descanse con los pies en alto varias veces al día, sobre todo si pasa mucho tiempo caminando o de pie. Evite la comida empaquetada o enlatada porque suele contener mucha sal, la cual empeora la hinchazón.

La hinchazón por la mañana cuando se levanta, o la hinchazón de todo el cuerpo y la cara, son señas de preeclampsia. Tome la presión de la sangre de inmediato. Aun si la presión es normal, siga revisándola por lo menos 1 vez por semana durante todo el embarazo.


es.hesperian.org