Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Los tipos de cáncer más comunes

WikiSalud > Nuevo Donde no hay doctor > El cáncer > Los tipos de cáncer más comunes

Cada tipo de cáncer es diferente, con diferentes causas, señas y opciones de tratamiento. Algunos son fáciles de prevenir y tratar, y otros son mortales. Aun en lugares donde las personas viven en la pobreza, muchos tipos de cáncer pueden y deben ser tratados.

Cáncer del pulmón

Señas
  • Tos
  • Flema con sangre
  • Dolor en el pecho, normalmente en un lado
  • Dificultad para respirar, “falta de aire”


Una vez que alguien presenta estas señas, casi siempre significa que el cáncer del pulmón está muy avanzado.

El cáncer del pulmón es el cáncer más común, y también es uno de los más prevenibles. Casi siempre es causado por fumar, y dejar de fumar disminuye la probabilidad de que le dé cáncer del pulmón, aún si ha fumado por mucho tiempo. Fumar cigarrillos también es causa de otros tipos de cáncer. La salud de las personas que viven con alguien que fuma, o que trabajan donde las personas fuman, también será afectada, aunque ellas mismas no fumen.

Otros tipos de humo también causan cáncer del pulmón, como por ejemplo, el humo del diésel de los camiones, el humo de las fábricas y el humo de la lumbre de la cocina. Si usted fuma y además está expuesto al humo en su casa o trabajo, es más probable que le dé cáncer del pulmón.

El cáncer del pulmón casi siempre es mortal. La mejor manera de prevenirlo es dejar de fumar. Vea Las drogas, el alcohol y el tabaco (en proceso de desarrollo) para conocer estrategias para dejar de fumar.

Cáncer del colon y recto

colon
recto
ano

Estos 2 tipos de cáncer que afectan a una parte del sistema digestivo, suelen ser un poco más comunes en una misma familia. También son más comunes en personas que tienen otro tipo de enfermedad del intestino, como colitis con úlceras. Algunas clínicas de salud hacen exámenes para detectar estos tipos de cáncer: toman una muestra de heces y la analizan para ver si hay rastros de sangre (uno se llama examen de sangre oculta en heces y otro es la prueba inmunoquímica fecal — PIF).

Estos tipos de cáncer se dan menos en las personas que comen verduras, fruta, cereales integrales y otros alimentos con alto contenido de fibra todos los días. Tomar menos bebidas alcohólicas y no fumar, también protegen contra estos tipos de cáncer.

Señas
  • Heces negras o con sangre
  • Dolor en la barriga
  • Un cambio en la manera en la que uno normalmente defeca: ya sea que aumente o disminuya en frecuencia, o que haya más diarrea o estreñimiento


La anemia también puede ser una seña de estos tipos de cáncer (vea la página 8 de Alimentarse bien para la buena salud). Si el cáncer está más avanzado, puede sentirse débil y perder peso.

Tratamiento

Si se detectan temprano, estos tipos de cáncer pueden ser tratados con quimioterapia o sacarse con cirugía. A veces la persona necesita también que se le haga una colostomía temporal o permanente durante la cirugía para sacarle el cáncer. La colostomía es cuando, después de quitar la parte del intestino con cáncer, se conecta la parte sana del intestino a una apertura se hace en el abdomen. Este permite que la persona obre dentro de un recipiente, normalmente una bolsa, que queda fuera del cuerpo. Ya que las técnicas de cirugía y otros tratamientos para estos cánceres han mejorado, las colostomías son cada vez menos necesarias.

Cáncer de cérvix o cuello uterino

Cuando el cáncer afecta el útero, se llama cáncer de útero. Cuando afecta el cuello del útero, se llama cáncer de cérvix. El cáncer de cérvix es un cáncer muy común, de crecimiento lento, que es muy tratable si se detecta a tiempo. Y con buenos programas de salud, se puede prevenir del todo.

La causa principal de cáncer de cérvix es el virus del papiloma humano (VPH). Este es un virus que se transmite por medio del contacto sexual (vea Problemas e infecciones de los genitales, en proceso de desarrollo). El VPH es tan común, que la mayoría de los hombres y las mujeres lo llegarán a tener. Sólo algunos tipos de VPH causan cáncer.

Cérvix

Hay diferentes virus que comparten el nombre VPH y solo algunos son dañinos. Una vacuna contra el VPH previene la mayor parte de los virus VPH que causan cáncer. Un programa de vacunación dirigido a todas y todos los jóvenes en su comunidad puede disminuir de manera importante el número de mujeres que tendrán cáncer de cérvix, pero no eliminará este cáncer por completo. Por lo tanto, es importante que cada mujer se haga regularmente el examen para detectar y tratar problemas a tiempo. Las dos cosas son fáciles de realizar y son muy exitosas.

El cáncer de cérvix es común en mujeres con VIH (virus de inmunodeficiencia humana) porque su sistema inmunológico no es capaz de combatir infecciones. Es muy importante que las mujeres con VIH se hagan el examen de cáncer de cérvix regularmente, es decir, cada año de ser posible.

Señas

El cáncer de cérvix o cuello uterino no tiene señas claras al principio. Más adelante, puede haber sangrado de la vagina durante las relaciones sexuales o en cualquier momento que no sea la menstruación. Si el cáncer no se trata, puede haber dolor, primero en la parte baja de la espalda o en el área de la pelvis, y más adelante en la parte de atrás de las piernas.

Exámenes

El cáncer de cérvix rara vez es mortal si se detecta a tiempo. Es fácil establecer programas de detección temprana dirigidos a todas las mujeres, aun en clínicas comunitarias muy pequeñas. Cada una de las 3 pruebas de detección tiene sus beneficios.

Las pruebas de detección del cáncer de cérvix pueden ser un poco incómodas, pero no son dolorosas.
  • Inspección visual o prueba de vinagre, (mirar el cérvix después de pintarlo con vinagre o yodo de Lugol). Esta prueba es de muy bajo costo, no requiere de un laboratorio y es fácil aprender a hacerla. A veces se realizan otros exámenes para confirmar el resultado. Para aprender a hacerla, vea Un libro para parteras, disponible a través de Hesperian.
  • Prueba del Papanicolaou. Esta prueba es muy confiable, pero es posible que no detecte todos los casos de cáncer. Por lo tanto, habrá que repetir la prueba cada 3 años.
  • Prueba del VPH. Esta prueba detecta el virus del VPH que causa el cáncer de cérvix. La prueba puede hacerse sola, junto con el Papanicolaou, o una vez que el Papanicolaou indique que podría haber cáncer.
Tratamiento

El cáncer de cérvix que se detecta temprano es uno de los tipos de cáncer que responde con mayor éxito al tratamiento. Algunos tratamientos son tan fáciles y de tan bajo costo, que una trabajadora de salud los puede aplicar en una clínica, inmediatamente después del examen que detecta el cáncer.

  • La crioterapia congela la parte afectada del cérvix, mediante el uso del gas de dióxido de carbono o del gas de óxido nitroso. El congelamiento destruye las células que no son normales y evita que se conviertan en cáncer. La crioterapia no es dolorosa y es muy segura. También es de bajo costo y fácil de aprender para las promotoras de salud y las parteras. Vea Un libro para parteras, disponible a través de Hesperian.
  • El procedimiento de escisión electro quirúrgica con asa (LEEP por sus siglas en inglés) se hace con un asa de metal que tiene una carga eléctrica para remover el área del cérvix que tiene células que no son normales. El LEEP es necesario si el área con células que no son normales es grande, o si se extiende al interior de la apertura del cuello.
  • La biopsia en cono con bisturí frío usa un bisturí de cirugía para remover una parte del cérvix, si el área a tratar es más grande. Esto lo hace un especialista. La biopsia con bisturí frío puede aumentar la probabilidad de que la mujer tenga un aborto espontáneo u otras complicaciones en sus futuros embarazos.


Si el cáncer está avanzado, tal vez sea necesario remover el útero mediante la cirugía (que se llama histerectomía). Sin su útero, la mujer no podrá embarazarse en el futuro, pero es bastante probable que sobreviva el cáncer.

Cáncer de la vejiga

Existen 3 causas comunes del cáncer de la vejiga:

  • Fumar.
  • El contacto con químicos tóxicos, usualmente presentes en el trabajo industrial (en fábricas y minas). Por ejemplo, el cáncer de la vejiga es más común en personas que fabrican o trabajan con metales, pintura, hule, cueros, telas, alfombras, cemento y plástico. Es más común también en mineros, trabajadores de electricidad y otras personas que trabajan con productos químicos y sus vapores o humos.
  • La esquistosomiasis (vea Otras enfermedades graves, en proceso de desarrollo). En lugares donde hay el parásito esquistosomiasis, éste es la causa más común de cáncer de la vejiga.
Señas
  • Sangre en la orina.
  • La necesidad de orinar con gran urgencia o con más frecuencia de lo normal.
  • Dolor en un lado de la parte baja de la espalda, arriba del centro del hueso de la pelvis, o en el perineo (entre el ano y la vagina o los testículos).
  • Dificultad para orinar, aunque la mayoría de las personas con cáncer de la vejiga no sienten dolor cuando orinan.


Estas señas también se presentan en otros problemas de la vejiga. Vea Problemas al orinar (en proceso de desarrollo).

Tratamiento

El cáncer de la vejiga a menudo se trata con cirugía para remover el tumor o la parte de la vejiga que tiene cáncer. La quimioterapia también se puede usar para encoger el tamaño del tumor antes de la cirugía, o para evitar que el cáncer regrese después de la cirugía. Si el tumor es muy grande, tal vez sea necesario remover la vejiga entera mediante la cirugía.

El cáncer de la vejiga puede volver. Es necesario realizar examenes de seguimiento en forma regular para asegurar que no ha regresado.

Cáncer del hígado

El cáncer del hígado es especialmente grave y difícil de tratar. Es más común en los hombres.

Hígado
Señas

Normalmente no hay señas. Sin embargo, casi todas las personas que tienen cáncer del hígado han tenido hepatitis o cirrosis (cicatrices en el hígado debido al alcoholismo u otra enfermedad) y pueden presentar señas de enfermedad del hígado:

  • Ictericia (color amarillento de la piel u ojos)
  • Dolor a la derecha de la barriga
  • Barriga hinchada
  • Cansancio constante
Prevención

Este cáncer es difícil de tratar, pero la vacuna contra la hepatitis B ayuda a prevenirlo. Para conocer más sobre la hepatitis vea el capítulo El dolor de barriga, la diarrea y las lombrices intestinales.

Para prevenir la cirrosis causada por las bebidas alcohólicas, evite tomar más de 1 ó 2 copas al día. Si ya padece alguna enfermedad del hígado, como la hepatitis, dejar de tomar bebidas alcohólicas por completo hace menos probable que le de cáncer del hígado.

Cáncer de mama

El cáncer de mama es uno de los cánceres más comunes entre las mujeres, aunque también le puede dar a los hombres. Si se detecta oportunamente, el tratamiento para el cáncer de mama puede ser bastante eficaz. Los tratamientos pueden ser cirugía, radiación, quimioterapia, terapia hormonal o alguna combinación de estas terapias.

Todas las personas pueden aprender a tocar los senos en busca de bultitos o señas extrañas. Los bultitos de cáncer normalmente se sienten duros, no duelen, tienen forma irregular y no se mueven debajo de la piel. Revise cada seno por separado. Los estudios adicionales, ya sea de rayos X (llamada mamografía) o ultrasonido, determinan si el bultito puede ser cáncer, pero para mayor certeza, se necesitará una biopsia del bultito.

Un examen cuidadoso de los senos toma varios minutos. La mujer o su trabajadora de salud, masajea cada punto de cada seno, sistemática y firmemente, antes de seguir a un punto nuevo. Al palpar debe buscar algo inusual como un bultito, una parte más gruesa o algún cambio de color. Hay que revisar el seno y toda la axila de esta manera.


No hay mucho que hacer para prevenir el cáncer de mama, aunque ayuda comer saludablemente, hacer ejercicio, evitar fumar y no tomar bebidas alcohólicas. Amamantar también ofrece algo de protección contra el cáncer de mama.

Cáncer del estómago

Señas
  • Dolor de la barriga
  • Pérdida de peso
  • Dificultad para tragar
  • Un bultito que se puede tocar en la barriga
  • Heces negras (pueden tener apariencia de chapopote o alquitrán)


La infección con H. pylori, la bacteria que causa la mayoría de las úlceras, es también una causa común de cáncer del estómago. Si bien la bacteria H. pylori aumenta el riesgo de tener cáncer del estómago, otros factores también lo hacen más probable, como fumar cigarrillos, comer mucha carne procesada, carne roja, comida frita y alimentos conservados en sal.

Es difícil tratar el cáncer del estómago. Es mucho mejor prevenirlo con una dieta de fruta, verduras crudas y granos o cereales integrales todos los días.

Cáncer de la próstata

Los hombres tienen la glándula de la próstata debajo de la vejiga, y ésta va creciendo con la edad. El cáncer de la próstata normalmente crece lentamente, y pueden pasar años sin que cause problemas. Al igual que otros tipos de cáncer, el tratamiento funciona mejor si el cáncer se detecta temprano. Aun el cáncer de próstata que se ha extendido a otras partes del cuerpo se puede tratar con éxito. El cáncer de la próstata es común en hombres mayores de 65 años, y muchos hombres mayores que tienen este cáncer viven con él hasta que se mueren, lo que casi siempre es por otras causas.

Señas

En las etapas tempranas, es posible que no haya ninguna seña de cáncer de la próstata. La mayoría de los hombres no sabe que lo tiene hasta que se lo detectan durante un examen médico.

La seña más común es tener problemas para orinar, pero esto también lo puede causar una próstata agrandada, que es común en los hombres mayores.

Vea a una trabajadora de salud si tiene:

  • Dificultad para empezar o terminar de orinar
  • Necesidad de orinar frecuentemente, en particular por la noche
  • Dolor o ardor al orinar
  • Sangre en la orina o el semen
  • Dolor profundo y frecuente en la parte baja de la espalda, la barriga, la cadera o la pelvis


Un análisis de sangre llamado antígeno prostático específico (APE) ayuda a detectar el cáncer de la próstata. Un resultado alto del APE puede indicar cáncer, pero también puede ser que el paciente tiene la próstata agrandada o infectada (vea Problemas al orinar, en proceso de desarrollo).

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer de la próstata (cirugía, radiación, quimioterapia, terapia hormonal o una combinación de estas terapias), dependerá del tipo de células de cáncer, si se han extendido a otras partes del cuerpo, la edad del paciente, su estado general de salud y sus preferencias. Algunos cánceres de la próstata crecen tan lentamente que el único tratamiento es ir a revisiones médicas regularmente.

Cáncer de la piel

Los cánceres de la piel son comunes entre las personas de piel blanca, y no muy comunes entre las personas morenas, pero le puede dar a cualquier persona. Ocurren más comúnmente en los adultos que se quemaron con el sol cuando eran pequeños.

Existen 2 tipos. El cáncer no melanoma, que es el más común, se trata fácilmente porque crece lentamente y una trabajadora de salud lo puede cortar y quitar. El otro tipo común, pero que es un cáncer más peligroso, se llama melanoma.

Un cáncer no melanoma a menudo aparece como un pequeño bultito, llaga o costra de color rojo o rosa, en el rostro o en otra parte de la piel. Generalmente se debe quitar si sigue creciendo, porque puede extenderse y afectar otras partes en el interior del cuerpo.

El melanoma es un cáncer de la piel que crece rápidamente. Es peligroso y debe tratarse inmediatamente. Para empezar, se corta y se quita el área afectada. Puede ser necesario dar otro tratamiento más si el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo.

Señas de cáncer de la piel tipo melanoma

Un melanoma se ve diferente a un lunar en alguna de las siguientes maneras:

Tiene una forma irregular y poco usual que no es ni ovalada ni redonda.
Tiene bordes dentados o irregulares.
Tiene diferentes colores en la misma mancha.
Cambia de tamaño, color o forma.
Prevención

Proteja a las niñas y los niños, especialmente si tienen la piel blanca, con sombreros, gorras, ropa que cubra los brazos y las piernas y con bloqueador solar.

Si usted trabaja al aire libre, cúbrase la piel y use gorra o sombrero.

Sarcoma de Kaposi

Es un cáncer de la piel que afecta a algunas personas que viven con VIH. Aparecen manchas rojas, cafés o moradas en el interior de la boca o en cualquier parte del cuerpo.

Señas

Manchas o parches que no duelen y que parecen heridas hinchadas, alrededor o en el interior de la boca, o en cualquier parte del cuerpo. Rara vez se infectan o presentan dolor, a menos que se abran.

Tratamiento

Acuda a una trabajadora de salud o a un médico que tenga experiencia con el VIH. Las medicinas antirretrovirales tienden a prevenir este cáncer en las personas con VIH, y evitar que se empeore si las empieza a tomar lo antes posible. El sarcoma de Kaposi a veces se trata con quimioterapia u otras medicinas.



es.hesperian.org