Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Picaduras y mordeduras

No corte la piel donde hay una picadura o mordedura ni tampoco intente chupar el veneno. Un torniquete no sirve para detener el paso del veneno de una picadura o mordedura, y puede causarle un daño grave a la persona.

La mayoría de las mordeduras y picaduras son dolorosas pero no peligrosas. Hasta las criaturas más mortíferas generalmente no inyectan suficiente veneno para matar a una persona adulta. Mantenga la calma y observe la parte mordida. Si no presenta problemas o si los problemas se superan después de unas horas (dependiendo de la criatura) probablemente no haya de qué preocuparse. Ya que los niños son pequeños, el veneno les podría afectar y causar más daño por lo que necesitan mayor atención.

Mordeduras de víboras

  1. Aléjese de la víbora. Algunas víboras pueden seguir mordiendo durante unos minutos, aun después de muertas.
  2. Quite las alhajas y la ropa cerca de la mordedura porque se puede hinchar el cuerpo.
  3. Mantenga la parte mordida debajo del nivel del corazón y manténgala sin mover, entablillándola o usando un cabestrillo. El movimiento de los músculos esparce el veneno.
  4. Lave la herida suavemente. No la frote.
  5. Para la mayoría de las víboras, o si desconoce el tipo de víbora que mordió, observe y espere durante unas horas. Si hay poco o nada de hinchazón, dolor o enrojecimiento, entonces no hay problema. Las señas de peligro incluyen hinchazón mayor o dolor muy fuerte, sueño, caída de los párpados, mareos, debilidad, náuseas o sangrado de la nariz o la boca.

Pida a la persona que se enjuague la boca con agua y la escupa en un tazón color claro. Si lo escupido es rosado o tiene sangre, las encías están sangrando. Ésta es una seña de peligro.

Para estas víboras, envuelva muy apretada la parte mordida:

  • Víbora de coral
  • Mambas
  • Cascabel sudamericano
  • Víboras del mar
  • La mayoría de las cobras – aquellas que provocan daños por todo el cuerpo.
Envuelva apretando muy fuerte – para que no se esparza el veneno, pero no tan apretada que se corte el flujo de la sangre. Revise el pulso debajo de la venda en la parte superior del pie.
Entablille la parte afectada para que no se mueva.

La mayoría de las víboras y algunas cobras solo lastiman la parte cercana a la mordedura pero no causan problemas en todo el cuerpo. Para las mordeduras de estas víboras, no envuelva la mordedura.

Para muchas víboras venenosas existen contravenenos que pueden ayudar. Si puede conseguir ayuda médica, describa la víbora lo mejor que pueda para que le den el contraveneno correcto. Si es posible, antes de que se produzca una emergencia, tenga en su botiquín los contravenenos para las víboras que son comunes en su zona.

Para el escupido de veneno de cobra en el ojo: lave con mucha agua. Si no tiene agua, puede usar leche o cerveza. No use productos químicos irritantes.

Las boas y los pitones no son venenosas pero sus mordeduras pueden provocar infecciones graves a la piel. Observe la herida y si hay señas de infección – un enrojecimiento que aumenta, calor, hinchazón o pus– dé el tratamiento para una herida infectada. A veces estas víboras aprietan fuerte a una persona causando heridas por aplastamiento.

Si las marcas de la mordedura muestran colmillos, la víbora es venenosa. Si no hay marcas de colmillos, la víbora podría ser venenosa pero es menos probable.

Arañas y alacranes

Aunque pueden doler mucho, la mayoría de las picaduras de araña y de alacrán no provoca daños graves o duraderos. Mantenga quieta la parte picada y use hielo o agua helada para aliviar el dolor. No corte la picadura, y no ponga un torniquete ni una venda. El calor no ayuda, pero mantenerla quieta sí es provechosa.

Si usted sabe que la araña o el alacrán es de una variedad peligrosa o, si después de la picadura hay señas de peligro tales como dolor de barriga, comezón, sudoración y dificultades para respirar, entonces consiga ayuda médica. Puede haber un contraveneno.

Para las picaduras de viuda negra o de alacrán, puede dar diazepam en el camino para calmar a la persona y prevenir los calambres musculares.

Abejas y avispas

Después de una picadura, verifique si el aguijón se quedó en la piel, y quítelo lo antes posible. La piel alrededor de la picadura puede ponerse colorada, hinchada y dolorosa. Ponga algo frío sobre la picadura para bajar la hinchazón y el dolor, o cúbrala con una pasta hecha de bicarbonato de sodio con agua.

Las reacciones alérgicas graves a las picaduras de abeja o de avispa son poco comunes, pero pueden ser mortales. Vea aquí para las señas y el tratamiento de las reacciones alérgicas graves.

Garrapatas

Las picaduras de garrapata pueden pasar infecciones peligrosas. Para conocer más sobre las garrapatas y cómo quitarlas con cuidado, vea "La piel" (en proceso de redacción).

Peces y medusas

Aleje a la persona de las medusas y quite los tentáculos. Lave las picaduras con agua del mar. Para las picaduras de peces, quite cualquier espina con pinzas o un alicate.

Sumerja el miembro afectado en agua caliente por 20 minutos para aliviar el dolor. (Asegúrese que el agua no queme). Esto puede funcionar mejor para las picaduras de peces que para las medusas.

Hay muchos remedios caseros pero no funcionan para todos los tipos de peces o medusas. Por ejemplo, la picadura de la cubomedusa (avispa del mar) se puede aliviar con vinagre. Pero el vinagre empeora las picaduras de otros tipos de medusa. La papaya o el ablandador de carne es un remedio casero conocido para las picaduras de medusa pero no parece funcionar para todos los tipos de medusa y a veces aumenta el dolor.

Deje que la persona utilice y mueva sus miembros– a diferencia de las picaduras de víbora y de araña, mantenerlos quietos no hace provecho. Consiga ayuda médica si tiene dificultades para respirar u otras señas que se empeoran.


es.hesperian.org