Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Revisar su estado de salud

Revise el estado de salud de la mujer en cada visita.

  • Pésela y mida la presión de la sangre.
  • Si ella se siente enferma o se ve mal, también tómele la temperatura y el pulso y cuente sus respiraciones. Aprenda a medir estas señas de salud en "Cómo examinar a una persona enferma" – en proceso de redacción.
  • Verifique el crecimiento y la posición del bebé y escuche sus latidos del corazón.

Peso

Si tiene una báscula, pese a la madre en cada visita. Ella debe subir de peso, poco a poco, a lo largo del embarazo. En general, una mujer saludable aumenta entre 12 y 16 kilos (25 a 35 libras) durante el embarazo. A partir del cuarto mes, es saludable subir un poco menos de ½ kilo (1 libra) cada semana — más si empezó con peso bajo, menos si es gorda desde el prinicipio.

Si la mujer no aumenta de peso, ayúdele a conseguir y comer más alimentos.

La diabetes puede ocasionar un aumento repentino de peso. Un aumento repentino de peso durante las últimas semanas del embarazo también puede ser una seña de preeclampsia o de que hay gemelos.

Presión de la sangre (presión arterial)

La presión de la sangre superior a 140/90 no es saludable. Si la presión va en aumento progresivo cada vez que se la mide, es también una seña de peligro.

Si la presión de la sangre es alta a inicios del embarazo, la mujer tiene hipertensión. Vea "Enfermedades crónicas" - en proceso de redacción. El embarazo y el parto son peligrosos para una mujer con hipertensión. Ella requerirá ayuda médica.

Tome nota de la presión de la sangre en cada visita. ¿Ha subido?

A partir de la semana 28 (6 meses y medio) del embarazo, la presión alta puede ser preeclampsia. Es un problema de salud peligroso que puede llevar a ataques y la muerte. Ella necesita ayuda médica.

Preeclampsia

La preeclampsia es una enfermedad peligrosa del embarazo avanzado. No hay manera de prevenirla. La seña principal es la presión de la sangre alta, que sube cada vez más hasta producir ataques (eclampsia). Puede salvarle la vida a la madre al identificar las señas de preeclampsia durante el embarazo y conseguir tratamiento rápidamente.

Si la presión de la sangre aumenta demasiado o si ella sufre ataques, hay medicina que puede ayudar. Pero el único remedio es que nazca el bebé.

Señas de preeclampsia
  • Presión de la sangre de 140/90 ó más después de la semana 28 (durante los último 3 meses) del embarazo Y
  • Proteína en la orina (vea "Cómo examinar a una persona enferma" - en proceso de redacción).


Si tiene la presión de la sangre alta a finales del embarazo, averigüe si hay proteína en la orina. Si tiene presión de la sangre alta y proteína en la orina, la madre tiene preeclampsia y necesita ayuda médica o empeorará rápidamente.

Si no tiene proteína en la orina, siga vigilándola y mídale la presión de la sangre por lo menos 1 vez por semana. Consiga ayuda médica si ve señas de preeclampsia grave (vea abajo).

Señas de preeclampsia grave o eclampsia
  • Dolores de cabeza fuertes.
  • Presión de la sangre de 160/110 ó más alta.
  • Vista borrosa.
  • Dolor en la boca del estómago.
  • Marcada hinchazón, incluso de la cara.
  • Confusión mental.
  • Ataques.
Tratamiento

Si en algún momento la madre tiene señas de preeclampsia grave, consiga ayuda médica de inmediato. Está en peligro la vida de la mujer y debe dar a luz lo antes posible.

Inyecte 5 gramos en cada nalga,
aquí
y aquí.
  • Mantenga la calma.
  • Si la madre tiene un ataque, acuéstela de costado. Así evita que se ahogue con su vómito o saliva.
  • Si tiene oxígeno, déselo.
  • Para detener las convulsiones, inyecte 5 gramos de sulfato de magnesio en cada nalga. Puede repetir la dosis después de 4 horas. No le dé sulfato de magnesio si tiene menos de 12 respiraciones por minuto. (El sulfato de magnesio viene en diferentes concentraciones por lo que debe confirmar que tiene la cantidad correcta.)

El crecimiento del bebé

A los 5 meses aproximadamente, la matriz debe estar a la altura de su ombligo.

Al tercer mes del embarazo, se debe sentir la parte superior de la matriz en el vientre bajo de la mujer, arriba del hueso púbico. A los 5 meses aproximadamente la matriz debería estar a la altura del ombligo y debería crecer el ancho de 1 dedo cada semana.

Si el vientre crece más grande o más rápidamente de lo esperado, el embarazo podría tener más tiempo de lo que se había pensado. También podría tener gemelos. O la madre podría tener diabetes u otro problema de salud.

Si el vientre y el bebé crecen más lentamente, el embarazo podría ser menos avanzado de lo que se había pensado. A veces el crecimiento es más lento si la mdre no come lo suficiente o está expuesta a humo o sustancias químicas tóxicas.

La posición del bebé

El bebé se mueve mucho al principio del embarazo. Hacia el final, el bebé se empieza a acomodar en una posición para el parto.

Con la práctica podrá sentir si la cabeza del bebé está hacia abajo (una posición sin riesgo) o si está con las nalgas hacia abajo (una posición que podría traermás problemas).

Use las dos manos para presionar el vientre de la mujer firme y profundamente. Pídale a la mujer que sople lentamente hasta sacar todo el aire. Así usted podrá presionar más profundamente con los dedos para sentir al bebé.

Sienta la parte superior del vientre con las dos manos. ¿Siente una cabeza dura y movidiza? ¿O unas nalgas suaves??
Sienta la parte del bebé que está en la pelvis. ¿Es dura o suave? Cuando la sostiene, ¿se mueve libremente el resto
del cuerpo?


Si el bebé está de nalgas al momento del parto, es menos riesgoso tener el parto en un hospital. Vea cómo ayudar a una mujer durante un parto de nalgas.

Un bebé atravesado no puede nacer por la vagina. Si el bebé está atravesado al comienzo del trabajo de parto, es necesario ir al hospital. Requiere cirugía (cesárea).

Latidos del corazón del bebé

Hacia la semana 20 del embarazo (aproximadamente 4 meses y medio) podrán escucharse los latidos del corazón del bebé a través del fetoscopio y pocas semanas después con un estetoscopio normal. A menudo la velocidad de los latidos del corazón de un bebé varía, acelerándose o poniéndose más lento. Pero deben estar entre 120 y 160 latidos por minuto, casi el doble de los latidos de un adulto. Puede ser más lento cuando el bebé duerme. (Si escucha un latido entre 60 y 80 latidos, probablemente esté escuchando los latidos de la madre, no del bebé). Para contar los latidos, use un reloj que marca segundos o un contador de tiempo de 1 minuto.

cabeza hacia abajo
el latido del corazón del bebé es más fuerte aquí
de nalgas
Se usa el fetoscopio para escuchar al bebé a través del vientre de la madre. Después de la semana 20 del embarazo, el latido del corazón del bebé puede indicar su posición.

Si los latidos del corazón son menos de 120 por minuto o más de 160, o si mantienen el mismo ritmo, el bebé podría tener problemas y hay que conseguir ayuda. Si nota dos latidos de bebé distintos, podrían ser gemelos.

Hacer un plan de emergencias

Todas las emergencias comunes del embarazo son tratables. El sangrado, los ataques, las infecciones o los partos muy prolongados pueden superarse con las medicinas correctas o a veces con la cirugía en un centro de salud bien equipado. La parte difícil es conseguir esta ayuda cuando se necesita. Generalmente los problemas durante el parto aparecen sin aviso. Es mejor arreglar todo lo que sea necesario en relación al dinero, el transporte y la cooperación de la familia o los vecinos, antes de que empiece el trabajo de parto.

Reúna a la madre y las personas que cuiden de ella: su esposo, sus parientes, la suegra u otras personas y decidan que se necesitaría hacer en el caso de una emergencia, por ejemplo:

  • el uso del carro de alguien o de otro vehículo.
  • dinero para pagar la atención médica.
  • el permiso por adelantado de los familiares que toman decisiones.

Si se encuentra muy lejos de la ayuda médica, considere la posibilidad de que ella pase las semanas previas al parto con un familiar que vive más cerca de un hospital.


es.hesperian.org