Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

El trabajo de parto y el parto

En cada comunidad, existen tradiciones sobre cómo cuidar a una mujer durante el parto. Las tradiciones más valiosas son aquellas que permiten que la naturaleza siga su curso, sin dejar de estar alerta a las señas de peligro. Recuerde que:

  • La mayoría de los partos ocurren sin problemas.
  • Hay que alentar a la madre. Tome su mano y hable suavemente con ella, recordándole de respirar lenta y profundamente.
  • Ayúdele a la madre a moverse, caminar, cambiar de posición y hacer sonidos.

Si hay señas de problemas, no demore — vaya a un hospital de inmediato.

  
 Señas de peligro durante el trabajo de parto
  • Un parto que se prolonga demasiado: El parto que dura más de 12 horas en el caso de una madre experimentada, o más de 24 horas (1 día y 1 noche) en una primeriza, muchas veces puede causarle lesiones a la madre y dificultades para el recién nacido. Si el trabajo de parto no empieza 12 horas después de que se rompa la fuente, hay riesgo de infección.
  • Presión de la sangre alta: La presión de la sangre de 160/110 ó más alta es una emergencia. Consiga ayuda médica y esté atenta a posibles convulsiones en el camino al hospital.
  • Fiebre: Si hay fiebre y la madre tiene el pulso acelerado, o los latidos del bebé son acelerados, probablemente hay una infección de la matriz que podría ser peligrosa para la madre y el bebé. Consiga ayuda y en el camino dé antibióticos.
  • Bebé atravesado: Es imposible dar a luz cuando el bebé está en esta posición y se requiere un parto por cesárea de inmediato. Consiga ayuda médica.
  • Sale el cordón antes del bebé: Este problema inusual causa que la cabeza del bebé aprieta el cordón, cortando el flujo de sangre hacia el bebé. Sólo se podrá salvar al bebé si llega a un hospital inmediatamente para realizar un parto por cesárea. La mujer debe ponerse a gatas y quedarse en esta posición con las caderas elevadas para evitar la presión sobre el cordón.

Prepárese para el parto

Para un parto sin riesgo, prepare estos artículos:

Jabón y agua limpia para lavarse las manos frecuentemente, limpiar a la madre y lavar los instrumentos médicos. Hojas de afeitar, nuevas o esterilizadas, o tijeras afiladas y esterilizadas para cortar el cordón.
Medicinas para detener el sangrado: oxitocina, misoprostol. Varios pares de guantes desechables para proteger la salud de la madre, el bebé y la partera. Hilo o cinta de tela esterilizada o recién hervida, o pinzas hemostáticas esterilizadas para amarrar
o comprimir el cordón.

La familia o el trabajador de salud también debería juntar:

Mucha tela o toallas limpias para mantener al bebé abrigado y seco. Una lámpara para poder ver el nacimiento y el bebé.
Agua limpia para beber y para la limpieza. Tazones, una para lavarse y una para la placenta.

Otras cosas útiles que el trabajador de salud o la partera puede traer:

  • La ficha de control de embarazo de la madre.
  • Un aspirador de moco en forma de perilla o trampa
    de succión para los mocos de la boca y nariz del bebé.
  • Un fetoscopio, un estetoscopio y un equipo para medir la presión de la sangre.
  • Aguja e hilo de suturar esterilizados para coser desgarros.


El inicio del parto

Matriz
Cuello
de la
matriz (cérvix)

Contracciones

Los dolores de parto se deben a que la matriz se aprieta y afloja repetidamente. Estas contracciones abren lentamente el cuello de la matriz, llamado el cérvix. Cuando el cuello de la matriz se abre completamente, el bebé puede salir de la matriz y nacer por la vagina.

Las contracciones de práctica suaves empiezan durante los últimos días del embarazo. No duran mucho tiempo y se detienen cuando la madre descansa. Las verdaderas contracciones de parto son fuertes. Llegan con cada vez mayor frecuencia y siguen un patrón regular, repitiéndose cada cuantos minutos. No se detienen al acostarse la madre ni cuando descansa.


Se rompe la bolsa de aguas (la fuente)

A veces se rompe la bolsa de aguas de pronto, con la salida de bastante líquido, o va saliendo de a poquito. La pérdida de este líquido puede ser la primera seña del trabajo de parto antes de empezar las contracciones. También se puede romper la bolsa de aguas durante el trabajo de parto. A veces el bebé nace dentro de la bolsa. Todas estas posibilidades son normales.

Dentro de la matriz, la bolsa protege al bebé de los microbios. Después de que se rompe la bolsa, los microbios pueden infectar a la matriz y al bebé. Por ese motivo, la probabilidad de una infección aumenta con cada momento que pasa después de romperse la bolsa. Una vez que se rompa la fuente, no inserte nada dentro de la vagina. Si salen las aguas y pasan 12 horas, 1 día o 1 noche sin que comience el trabajo de parto, vaya al hospital donde pueden utilizar medicina para estimular el parto.

Ayudar a estimular al parto

Conviene ayudar a que se inicie el trabajo de parto, o acelerar un trabajo de parto que avanza poco, en las siguientes circunstancias:

  • Un embarazo muy pasado de fecha. Un embarazo que se haya extendido por más de 41 semanas puede causarle problemas de salud al bebé.
  • Se rompió la bolsa de aguas. Después de que se rompe la bolsa de aguas, ayude a estimular el trabajo de parto para evitar el riesgo de infección.
  • Un parto que se prolonga demasiado. Ayude a empezar o fortalecer el trabajo de parto para que la madre no se canse demasiado.


Empiece con el primer método y si no funciona, pruebe el siguiente:

  1. Haga que la madre camine, baile o suba escaleras o cerros.
  2. Sóbele los pezones, como si estuviera sacándole leche, o haga que amamante un bebé. Esto puede provocar algunas contracciones.
  3. Mezcle ¼ de una taza de aceite de ricino con jugo y haga que la madre lo tome. Suele ocasionar diarrea dolorosa y retortijones, pero también podría estimular las contracciones.
¼ de
taza de aceite
de ricino
jugo de fruta


Quizás haya plantas medicinales en su comunidad que se usan para estimular el trabajo de parto. Algunas pueden tomarse sin riesgo y otras no. Antes de usarlas, pregúntese: ¿Estas plantas han estimulado el parto de otras mujeres? ¿Han sufrido problemas de salud los bebés o las mujeres después de usar estas plantas? ¿Siempre se han usado estas medicinas o sólo recientemente? Vea "Las medicinas, las pruebas diagnósticas y los tratamientos" - en proceso de redacción para otras maneras de saber si una planta medicinal se puede usar sin riesgo.

  • No estimule el trabajo de parto si el bebé se encuentra atravesado en la matriz.
  • No pierda tiempo tratando de estimular el parto si se encuentra lejos de la ayuda médica. Use el tiempo para ir al hospital.
  • Nunca dé oxitocina, misoprostol u otro medicamento para estimular el parto en casa. Son medicamentos tan fuertes que pueden matar.

Ayudar a la mujer durante el parto

Para alentar a la mujer y ayudarle durante el parto, trátela con mucho cariño. Evite meter sus dedos dentro de la vagina para revisar el cérvix. No es necesario durante un parto normal y puede provocar una infección. No presione la barriga ni usar telas para jalar el bebé hacia abajo. Nada de esto ayuda a que salga el bebé.

Durante el trabajo de parto, muchas veces es mejor observar tranquilamente que intervenir.

Camine o cambie de posición cada hora más o menos.

Cuando empiece el trabajo de parto, el trabajador de salud simplemente debe alentar a la madre. Recuérdele que debe...

  • respirar lentamente y soplar o hacer ruidos para aliviar el dolor
    durante las contracciones.
  • tomar sorbos de líquido frecuentemente y comer cantidades
    pequeñas de alimentos.
  • orinar cada cuantas horas. La vejiga llena retrasa el parto.


Revisar las señas de salud de la madre y el bebé

Si sabe hacerlo, mida la presión de la sangre, el pulso y la temperatura de la madre, y la posición y latidos del corazón del bebé, tan pronto empiece el trabajo de parto. Siga revisándolos regularmente a lo largo del parto. Estas señas pueden indicar si la madre tiene una infección o preeclampsia, o si el bebé está con problemas.

Busque señas de la preeclampsia: Revise la presión de la sangre. La presión de la sangre de 160/110 ó más es seña de preeclampsia grave y puede producir convulsiones. Consiga ayuda.

Busque señas de infección: Mida la temperatura de la madre. Suele subir durante el trabajo de parto, pero por lo general, una temperatura de 38° C (100.4° F) ó más indica una infección. Aunque son varios los tipos de infecciones que la madre podría sufrir durante el parto (tanto el paludismo como una infección de las vías urinarias), hay que estar muy pendiente de una infección de la matriz. Otras señas de una infección de la matriz son:

  • El corazón del bebé late a más de 180 por minuto.
  • El pulso de la madre es mayor de 100 latidos por minuto.
  • La vagina de la madre tiene mal olor.
  • La barriga le duele o es sensible al tocarla.

Trate una infeccione de la matriz inmediatamente con ampicilina y gentamicina y continúe el tratamiento después del parto. Si las señas de infección son graves, dé metronidazol también. Vea la página 36 para conocer más sobre estas medicinas. Y consiga ayuda.

Verifique el bienestar del bebé: Si los latidos del corazón del bebé se mantienen a menos de 120 latidos por minuto, o si alguna vez bajan a menos de 100 latidos por minuto, es una seña de que al bebé le falta oxígeno y está en peligro. El bebé puede morir pero lo único que usted puede hacer es ayudar a que nazca.

Duración del parto

Cada mujer tiene un parto distinto y eso es normal. Un parto saludable puede ser muy rápido o puede prolongarse durante muchas horas. Sin embargo, algunos bebés se atoran y no nacen sin medicina o cirugía. Tenga en cuenta el tiempo para llegar al hospital. Si está lejos y el trabajo de parto está demorando mucho, consiga ayuda pronto.

Pujar

Una vez que la madre siente la necesidad urgente de pujar, lo puede hacer sin riesgo. Normalmente, las madres saben cómo pujar sin ayuda. No le grite a la madre ni le dé órdenes.

Ponerse de cuclillas, a gatas o apoyada en almohadas son buenas posiciones para pujar. Si una posición no ayuda a que salga el bebé, pruebe con otra posición.

La madre usualmente se siente mejor pujando que aguantando los dolores de parto anteriores. Si el trabajo de parto se está demorando, la madre puede dormitar entre las contracciones y despertar para pujar de nuevo.

Si la fase de pujar demora mucho:

  • anime a la madre a cambiar de posición.
  • pídale a la madre que orine. La vejiga llena retrasa el trabajo de parto.
  • pídale que descanse entre las contracciones y que luego tome mucha aire y puje lo más que pueda durante las contracciones mismas.

Si no hay resultado después de pujar con fuerza durante 2 horas, consiga ayuda médica. Quizás necesite cirugía para que salga el bebé.

Si el bebé está de nalgas: Podrá sentir que el bebé viene de nalgas (o piernas) al palpar la barriga de la madre. Si ve que sale meconio fresco de color oscuro (heces del bebé) de la vagina durante el parto, es probable que el bebé esté de nalgas. Lea más sobre cómo atender el parto de nalgas.


es.hesperian.org