Hesperian Health Guides

Atención dental para la persona que tiene vih

En general, no es necesario cambiar los tratamientos dentales porque una persona tiene VIH, especialmente si la persona no tiene ninguna seña de la enfermedad. Si una persona ya tiene una infección en la boca, debe usar un enjuague bucal antes de recibir un tratamiento. El enjuague ayudará a evitar que empeore la infección.

a woman speaking.
Cualquier persona con VIH tiene derecho a recibir buena atención dental y a ser tratada con respeto.

No se presentan problemas especiales al taparle las muelas o al ponerle dentaduras a una persona que tiene VIH. Pero a medida que la persona se vaya enfermando de SIDA, usted podrá atenderlo mejor si se entera de los problemas de salud que él o ella pueda tener. Por ejemplo, si necesita sacarle una muela, debe tener más cuidado de lo normal para no causarle una infección. Es importante usar siempre instrumentos limpios y esterilizados, especialmente para inyecciones usar agujas y jeringas esterilizadas o desechables para no causar infecciones. Si tiene inquietudes acerca de la salud de una persona que atienda, hable con un trabajador de salud.

Cómo sacar un diente

Para sacar un diente, siga todas las instrucciones en el capítulo 11. Además, para prevenir una infección en una persona que tiene VIH, asegúrese de que ella tenga la boca lo más limpia que sea posible. Es conveniente que use un enjuague bucal.

Para prevenir una infección y ayudar la sanación, raspe con cuidado todos los dientes para quitarles el sarro (vea el capítulo 8). Trate de dañar lo menos posible la encía y el hueso alrededor del diente que vaya a sacar. Es importante que no se infecte el hueco que quedará después de sacar el diente. Una infección de este tipo puede ser un problema grave para la persona que tiene VIH. Para los problemas que pueden surgir después de sacar un diente, vea de 'Problemas que pueden presentarse'.

Cuando una persona con VIH ya esté enferma de SIDA, es posible que la sangre le tarde más en cuajar (coagular). Es importante sacar cada diente con mucho cuidado. Saque sólo un diente a la vez y espere hasta que haya dejado de sangrar antes de sacar otro diente.