Hesperian Health Guides

“Boca metanfetamínica”

Cada vez más personas alrededor del mundo consuman la droga metanfetamina (también llamada anfetas, meta, tiza, speed, hielo, entre otros nombres). Esta droga muy adictiva es dañina para el cerebro, el cuerpo, y especialmente los dientes y las encías. El abuso de la metanfetamina frecuentemente produce una condición llamada “boca metanfetamínica”. La mayoría de los dientes se deterioran y se muestran manchados, ennegrecidos y podridos. Si esos dientes no se tratan, no se podrán salvar.

SEÑAS:
  • Boca seca (xerostomía). Con el uso de la metanfetamina la boca deja de producir saliva la cual ayuda a proteger los dientes del azúcar y los ácidos en la boca después de comer y beber. Esto causa el deterioro de los dientes.
  • Muchas caries en los dientes debido al uso de la droga y también a las comidas y bebidas azucaradas que son ansiadas por los adictos a la metanfetamina.
  • Enfermedad de las encías. El uso de la metanfetamina encoge los vasos sanguíneos de la boca. La falta de flujo de la sangre causa que las encías se deterioran e impide la cicatrización de cortaduras y llagas en la boca.
  • El rechinamiento de los dientes causado por la droga produce mayor desgaste, quebraduras y otros daños de los dientes.
  • La mala higiene bucal es común entre los adictos a la metanfetamina.
TRATAMIENTO:

Si alguien con boca metanfetamínica le pide atención dental, lo mejor que usted puede hacer es limpiarle los dientes, rellenarle las caries y tratarle la enfermedad de las encías. Pero si la persona sigue usando la droga, los dientes se deteriorarán de nuevo. Lo más importante que usted puede hacer es ayudar a la persona a obtener tratamiento para su adicción a la droga. La organización internacional Narcóticos Anónimos tiene programas en más de 131 países y podría ser de ayuda. Para encontrar un grupo de apoyo cerca de usted, busque en esta página web: www.na.org/meetingsearch.