Hesperian Health Guides

Cómo raspar los dientes

El sarro comienza a formarse adentro de la encía. Allí aumenta porque la encía lo protege. Por eso, al raspar un diente muchas veces usted debe sentir el sarro más que verlo.

Debe quitar todo el sarro para que las encías se sanen. Si quedan restos de sarro, se formará sarro nuevo más rápidamente.

Prepare todo lo necesario de antemano.

DENT Ch8 Page 129-2.png Instrumentos: curetas, espejo, explorador, pinzas
Piedra para afilar
Gaza de algodón


Necesitará también buena luz que le permite ver claramente los dientes y las encías. El raspado requiere de tiempo y práctica. Tanto usted como el paciente debe estar cómodo. Acomode al paciente en la silla con la cabeza echada para atrás y siéntese cerca de él.

  1. Explique a la persona lo que va hacer. Dígale lo que va a pasar: sangrará un poco y quizás también le duela. Si le duele, usted puede raspar poco a poco o inyectarle anestesia local. Recuerde: ¡Antes que nada lávese bien las manos y lave con cuidado sus instrumentos!.
  2. Busque si hay sarro debajo de la encía. El sarro se siente como una superficie áspera en la raíz del diente. Revise todo el diente. El sarro se puede formar en cualquier parte del diente.

    Hay dos formas de revisar el diente:
    illustration of the below: using gauze and a probe.
    a. Use el explorador: mueva la punta arriba y abajo a lo largo de la superficie de la raíz, debajo de la encía; si siente una parte áspera puede ser sarro. Cuando no hay sarro el diente se siente liso.
    b. Use la gaza de algodón: enrede el algodón y apriételo entre los dientes. El algodón bajará la encía y chupará la saliva. Así usted podrá ver mejor si hay sarro.

  3. holding the scaler between the thumb and the first and second fingers.
  4. Coloque la cureta debajo del sarro. Es importante que usted aprenda 2 cosas: cómo tomar la cureta y cómo meterla en el espacio entre la encía y el diente.
    Tome la cureta casi igual que un lápiz. Así podrá arrancar el sarro con fuerza y control.
    DENT Ch8 Page 130-2.png

    El control es muy importante. Recuerde que los extremos de la cureta son filosos y si no tiene cuidado puede cortar las encías. Sea delicado y no se apure. Mantenga la punta en contacto con el diente y así no picará la encía.

    Apoye el tercer dedo en un diente; así mantendrá firme la mano y podrá deslizar la cureta con cuidado debajo de la encía.

    using a mirror in one hand to hold the lip up while scaling with the other hand. PARA LOS DIENTES DE ARRIBA using a thumb to hold the lip up while scaling with the other hand.
    DENT Ch8 Page 130-5.png PARA LOS DIENTES DE ABAJO using an index finger (number 1) to hold the lip down while scaling with the other hand.


    El borde de la encía, cerca del diente, se dobla hacia adentro para formar una bolsa. Esta bolsa de encía rodea a cada diente. La bolsa puede ser superficial o profunda. Una bolsa profunda indica una infección hace tiempo.

    El sarro empieza a formarse muy adentro de la bolsa de la encía. Es bueno quitar el sarro visible que está arriba de la encía, pero no es suficiente. Hay que quitar tanto el sarro que está encima de la encía como el sarro que está debajo. Si no quita todo el sarro la infección continuará.

    a tooth with tartar on it, with parts labeled.
    sarro
    bolsa de la encía
    fibras de la raíz
    hueso
    raíz
    Primero, Use la cureta con
    el extremo punteado para quitar
    el sarro que se puede ver.
    Luego, con la careta redondeada
    raspe el sarro que quedó.
    scaling above the pocket. scaling inside the pocket.

    Sea cuidadoso cuando coloque la punta redondeada de la cureta dentro de la bolsa de la encía.


    DENT Ch8 Page 131-4.png DENT Ch8 Page 131-5.png
    a) Ponga el lado afilado contra el diente. Bájela hacia adentro de la bolsa. b) Podrá sentir la punta cuando pasa encima del sarro áspero. Pare al sentir el fondo de la bolsa.

  5. Jale la cureta contra un lado del diente. Trate de romper tanto sarro como le sea posible de un solo tirón. No es buena idea irlo quitando poco a poco, porque los pedazos que quedan se ponen lisos y cuesta más trabajo quitarlos.
    1. Apriete bien el raspador. 2. Jale el raspador dando
    un tirón firme y corto.
    DENT Ch8 Page 132-1.png
    SIEMPRE MANTENGA LA PUNTA SOBRE  EL DIENTE SIN QUE PIQUE  LA ENCÍA.  
    DENT Ch8 Page 132-2.png
    3. Limpie la punta del raspador
    con gasa de algodón.
    4. Presione la encía para
    parar el sangrado.
    DENT Ch8 Page 132-3.png
    DENT Ch8 Page 132-4.png

  6. Revise que el diente quedó liso.

    DENT Ch8 Page 132-5.png

    Con el explorador revise debajo de la encía buscando alguna superficie áspera.
    Cuando sienta todas las superficies lisas empiece con otro diente.
    No se apure. Es mejor usar todo el tiempo necesario y quitar con cuidado todo el sarro. Si la persona tiene mucho sarro, raspe solo una mitad de la boca ahora y la otra mitad tan pronto como la persona pueda volver.

    Por último quiten las manchas del diente: Usando el borde filoso raspe todas las manchas oscuras que hayan en cualquier lado del diente.

    DENT Ch8 Page 132-6.png

    No es que el diente se haya oscurecido, solo está manchado. Los dientes se manchan con carne, té, café y tabaco.

    Al raspar las manchas aparecerá el diente blanco. Recuerde: los dientes volverán a oscurecerse si no se limpian con cuidado todos los  días.

  7. Explique a la persona Io que usted hizo y lo que ella tiene que hacer ahora. Las encías le dolerán por unos días. Esto es normal.
    Explíquele a la persona lo que debe hacer para que las encías se le vuelvan fuertes.
    • Límpiese los dientes con un cepillo suave. Meta el cepillo en la bolsa de la encía y atrás de los dientes de adelante; son los lugares donde se deposita más sarro.
    • Límpiese entre los dientes. Use el cepillo, el tallo de una hoja de palma, o un pedazo de hilo fino y fuerte.
    • Enjuáguese la boca con agua salada tibia. Empiece con 4 tazas al día y después use 1 vaso al día para fortalecer las encías.
    • Coma alimentos sanos que fortalecen las encías. Las guayabas, naranjas y otras frutas frescas, y las verduras de hojas verde oscuras, son buenas para las encías.