Hesperian Health Guides

El noma

Cuando un niño está enfermo, una simple infección de las encías puede empeorar y extenderse por la mejilla y a la cara. Cuando esto sucede se presenta lo que se llama Noma o Cancrum Oris. El Noma es una complicación de la infección de Vincent.

an undernourished child: thin with a swollen belly.

El Noma generalmente se presenta en niños. Sucede solo cuando existen estas 3 condiciones:

  1. La resistencia o el estado general del niño es débil. Generalmente se presenta en niños mal nutridos o anémicos (les falta hierro). Puede ser que el niño tenga tuberculosis.
  2. El niño tiene la infección de Vincent.
  3. El niño ha tenido recientemente una enfermedad grave como sarampión o paludismo (malaria).


También el Noma puede ser un problema para los adultos que tienen VIH.

SEÑAS:
DENT Ch7 Page 121-2.png

La infección comienza en la boca. Después se extiende a las encías.

  1. Irritación y dolor en la boca con comezón en las encías.
  2. Encías irritadas, dolorosas e hinchadas.
  3. Las encías sangran al comer o al limpiarse los dientes.
  4. Mal aliento y el niño escupe frecuentemente.
  5. Se aflojan los dientes.

  6. Entonces Ilega a la mandíbula.
    a child with a large hole in the cheek.
  7. Se pierden pedazos de hueso alrededor de los dientes.

  8. Finalmente afecta la mejilla.
  9. La piel se pone tensa y hay hinchzaón de color rojo oscuro.
  10. Hay manchas oscuras en la mejilla que se abren dejando un agujero por el que se ve el interior de  la boca.
  11. Se ve una línea que separa el tejido muerto del tejido sano.
TRATAMIENTO:

Debe empezar inmediatamente el tratamiento contra el Noma para evitar que el agujero se haga más grande. Mientras más grande sea el agujero, más tirante se quedará la cicatriz que se forma después. Esa cicatriz impedirá que el niño abra bien la boca y que pueda masticar bien los alimentos que necesitará para crecer y ser fuerte.

    DENT Ch7 Page 122-1.png
  1. Dele líquido.
    El niño necesita compensar la pérdida de agua de su cuerpo (deshidratación) y su falta de resistencia a las enfermedades.

    Comience dándole la bebida a base de leche que se describe.

    Si no la puede tomar solo, ayúdelo. Utilice una cucharita o una jeringa.

    Ponga el líquido en la boca del lado de su mejilla normal y pídale al niño que trague.
  2. Trate la anemia.
    Comience a darle hierro ahora. El niño debe continuar tomando las pastillas o la medicina durante 3 meses, con la comida.
    Pastillas de sulfato ferroso
    Mayor de 6 años 200 mg (1 pastilla) 3 veces al día
    De 3 a 6 años 100 mg (½ pastilla) 3 veces al día
    Menor de 3 años 50 mg (¼ pastilla) 3 veces al día


    Se puede usar también fumarato ferroso. Avise a la madre que el excremento del niño será oscuro por el hierro.

    Dé también alimentos ricos en hierro: carne, pescado, huevos, lechuga, papas y frijol.

    Nota: El niño puede tener anemia por lombrices. Es bueno hacer un examen para ver si las tiene. Si las tiene comience ahora dándole medicinas como mebendazol, piperazina, tiabendazol y el ácido fólico (vea Donde no hay doctor, páginas 373 a 376, y la página 392).

  3. Comience a dar medicina.

    La mejor medicina que puede dar es metronidazol. Dele 200 mg por la boca 3 veces al día durante 10 días. Otra alternativa es clindamicina. Para decidir cuánto darle, pese al niño. Para adultos, vea las medicinas y dosis.

    Peso Dosis de clindamicina (dé 3 veces al día durante 5 días)
     5 to 10 kg 50 mg por boca ó 60 mg inyectada
    10 to 17 kg 100 mg por boca ó 130 mg inyectada
    17 to 25 kg 150 mg por boca ó 225 mg inyectada
    Mas de 25 kg 250 mg por boca ó 333 mg inyectada

  4. Trate las otras enfermedades que ayudaron a que se presentara el Noma.
    Es recomendable suponer que el niño tiene paludismo (malaria) y comenzar a tratarlo con medicamentos contra el paludismo (vea Donde no hay doctor, páginas 364 a 367). Búsquele otras enfermedades y trátelas también, especialmente el sarampión y la tuberculosis.
  5. Limpie la herida. Con suavidad quite la piel muerta con unas pinzas. Lave la herida con agua oxigenada. (Asegúrese que la solución del agua oxigenada está bien hecha. Entonces colóquele una compresa húmeda. (También puede limpiar la herida con una solución de yodo povidono).
    Cómo preparar la compresa:
    • Remoje un pedazo de gasa en agua salada. Exprímala para que quede húmeda pero que no empapada.
    • Póngala en el agujero (la herida) cubriéndola con un vendaje.
    • Diariamente quite el vendaje, lave la herida con agua oxigenada y ponga una nueva compresa. Continúe haciendo esto hasta que la herida ya no huela mal, y no tenga más piel oscura y muerta.
  6. Quite los dientes flojos y el hueso muerto. Puede utilizar un anestésico local (capítulo 9). generalmente no sangra mucho. Si las encías están flojas, únalas con una sutura.
  7. Mantenga la boca limpia.
    • Utilice un cepillo suave para limpiar los dientes que le queden 3 veces al día.
    • Limpie las encías con una solución de agua oxigenada cada 2 horas durante 5 días. Utilice una gasa empapada en la solución.
    • Después de 5 días comience a enjuagarle la boca con agua tibia con sal, usando 3 tazas por día.
  8. Pida consejos sobre la necesidad de hacerle la cirugía.. Es probable que el niño necesite cirugía para estirar la cicatriz. Sin la cirugía el niño no va a poder abrir la boca correctamente.

    illustration of the below: wires on the teeth.

    Obtenga atención médica para el niño una vez que la infección haya terminada y la herida comience a cerrarse.

    Usted necesitará también la ayuda de un dentista si es necesario fijar la mandíbula del niño con alambre. El alambre se pone en los dientes sanos de manera que se mantenga la boca abierta durante et tiempo en que se forma la cicatriz. Cuando se quita el alambre, el niño podrá abrir y cerrar la boca para masticar su comida.

PREVENCIÓN DEL NOMA:

El Noma no tiene por qué ocurrir. Podemos prevenirlo. Siempre hay que poner atención especial en la boca del niño enfermo y asegurar que tiene limpios los dientes.

Siempre que se esté cuidando a un niño enfermo, es indispensable limpiar sus dientes como una actividad normal. Esto es especialmente necesario con niños que están débiles, mal nutridos y deshidratados (falta de agua en el cuerpo).

DENT Ch7 Page 124-2.png

Con ese niño se deben tener siempre los siguientes cuidados:

  • Haga que se limpie muy cuidadosamente y de forma diaria todos los dientes con un cepillo suave.
  • Enjuague su boca con agua tibia con sal, 2 veces al día.
  • Que coma frutas y verduras frescas, especialmente las que tienen vitamina C, como guayaba, naranja, piña, papaya, tomate, chícharos, y hojas verde oscuras.