Hesperian Health Guides

Parte 1: Como enseñar para que todos aprendan

a teacher speaking to a girl who looks unhappy.
¿Qué te pasa Juanita? Te atrasaste.

Más que antes, a muchos niños les duelen los dientes y las encías. Un dolor de encías o muelas no deja al niño prestar atención en la escuela.

Es importante que el niño se sienta muy bien solucionándole su problema, y también es importante evitar que los malestares en la boca se repitan

Unidos, maestros y alumnos podrán solucionar los problemas de los dientes y las encías.


Se evitan las molestias en la boca aprendiendo a limpiarse bien los dientes y a comer cosas sanas. Para que los niños aprendan, déjelos que averigüen algunas cosas por sí solos. Usted guíelos.

a cartoon that shows a man pouring facts and rules into a boy's head.
¡Aprende esto y no preguntes! - bla, bla, bla...
Sí, gracias señor.

A nadie le gusta que le obliguen a aceptar lo que uno dice.

A muchos niños los educan para que no pregunten. Les enseñan cosas que ni les sirven, ni les interesan.

a woman speaking with a young boy.
¿Qué piensa de esto?
Me gustaría primero ver los dientes de mi hermano...

Al final, ellos no harán lo que les enseñó — no comerán comida sana, ni se limpiarán los dientes.

Se aprende cuando uno puede encontrar la respuesta a la pregunta.

También se aprende mejor si hay que resolver un problema de algún amigo o familiar.

¡La mejor forma de aprender es haciéndolo! Dele la oportunidad de comer cosas sanas y de limpiarse los dientes en la escuela.

Aprender sobre los dientes y las encías puede ser divertido. A los alumnos les gusta aprender lo que les sirve. Aquí hay algunas ideas:


1. Enseñe y aprenda junto con los alumnos

a man lecturing a roomful of bored students sitting in rows.
El permanente sucedáneo está en la porció apical...¡Pongan atención! Tienen que saber esto para el examen...cada diente temporal...
Comparta ideas, no sólo dé información. Los niños aprenden mejor cuando participan. ¡No trate de que sus notas pasen al cuaderno de los niños, sin pasar por su cerebro!
a man leading a discussion with students sitting in a circle.
¿Alguien tiene un diente flojo? ¿Por qué cree que se aflojó.
Un diente flojo puede estar podrido...
Otro lo viene empujando.
¡Por eso está flojo el diente del bebé.

Platicar en grupo permite que surjan opiniones e información.

Le ayuda a usted a reconocer mejor lo que ya saben y piensan los niños.

También le permite a usted dar información valiosa relacionada con el tema.

2. Empiece con lo que ya saben los alumnos

Para que tenga sentido, el aprendizaje debe ser parte de la vida diaria. Platique con sus alumnos; así se enterará de lo que ellos saben acerca de los dientes y las encías. Además, ellos le dirán cuáles son sus dudas.

Agregue información nueva sobre lo que ya se sabe.


No use palabras difíciles. Los nombres científicos y las explicaciones de muchos libros, a veces confunden y muchas veces no se necesitan. Al hablar sobre los dientes y las encías use palabras que los niños entiendan y puedan usar en su casa.

a man speaking to students who look confused.

La deglución depende de la interacción de...
Así los alumnos se sienten estúpidos.
De esta forma los alumnos se sienten bien, porque tiene sentido y se trata de cosas que ya saben.

a man leading a discussion with students.

¿Qué parte de la boca ayuda a mastica y a tragar?
Los dientes!
La saliva!

Cuando entendemos algo nuevo, nos sentimos bien y queremos aprender más.

3. Deje que los alumnos observen y luego hagan

Los alumnos aprenden mejor cuando ellos ayudan a encontrar la respuesta a un problema nuevo.

3 ways to teach: speaking; showing a picture; and giving the student an activity.
Los antiguos chinos decían:
SI LO OIGO,
LO OLVIDO.
Puedes hacer un cepillo de dientes con una ramita...
SI LO VEO,
LO RECUERDO.
Hazlo como este...
SI LO HAGO,
LO SÉ.
Ahora mastica esta parte hasta
que este blanda
y fibruda.

Una clase sobre cómo cepillarse los dientes es aburrida.

Aprender es más interesante cuando los estudiantes ven cómo hacerse un cepillo y cómo limpiarse los dientes.

Pero si realmente hacen un cepillo ellos mismos y se limpian los dientes, además de interesante resultará divertido.

Al alumno no se le olvidará lo que él mismo hizo. Será parte de él.

4. Deje que los niños se ayuden entre ellos

DENT Ch3 Page 24-1.jpeg
Aquí, un grupo de niños escolares en Ajoya, México, le pone pasta de flúor a los dientes de los niños más chicos.
En muchas familias los niños mayores se hacen cargo de sus hermanitos y hermanitas. Ellos podrán enseñarles a cuidarse los dientes y las encías, además de otras cosas. Por ejemplo:
  • Cuando les dan de comer, les aconsejarán que coman cosas sanas como frutas en vez de dulces.
  • Pueden hacerles una obra de teatro o usar títeres para enseñarles a cuidar sus dientes y encías.
  • Pueden revisarles la boca y darle un premio al que se la haya cuidado mejor.
  • Y mejor aún, le pueden limpiar los dientes a los pequeñitos, y enseñarles cómo hacerlo cuando crezcan.

5. Enseñe acerca de los dientes y las encías junto con otros temas

Los dientes y las encías sólo son una parte de los problemas de la salud. Aproveche para hablar de otros problemas.


Cuando hable de la comida sana incluya temas como la nutrición, los dientes, las formas de cultivar y sobre quién es dueño de la tierra y quién la trabaja.

a girl writing survey results on a blackboard.

Al hablar de higiene, hable sobre la limpieza de los dientes, el agua limpia y las tradiciones y costumbres de la gente.

Una forma para que los niños aprendan a contar es que busquen en su comunidad el número de personas que tienen algún problema común.

Esta práctica le enseñará a los niños cuáles son los problemas de salud de su comunidad. Si quiere un ejemplo de una encuesta sobre la salud de su comunidad, Aprendiendo a promover la salud.

6. Sea un buen ejemplo

Los niños son observadores. Ellos se fijan en lo que usted dice y en lo que hace.

DENT Ch3 Page 25-1.png

Dé un buen ejemplo. ¡Haga usted mismo lo que enseñe!

Su familia puede servir de ejemplo a la comunidad.

  • Limpie diariamente sus dientes. Ayúdeles a sus hijos a hacerlo.
  • Siembre un huerto junto a su casa: así tendrá vegetales y fruta fresca.
  • Solamente compre comida sana, no compre ni dulces ni refrescos. Son malos para usted y sus hijos

7. Haga que la comunidad sea parte de la clase

Para los niños es más importante su casa y su comunidad que su escuela. Ellos aprenderán con más ganas si en la escuela se tratan problemas que se viven todos los días.

Es DENT Ch3 Page 25-2.png

Anímelos a que descubran los problemas en su casa y su comunidad.

Por ejemplo:

  • ¿Cuántos niños tienen picaduras (caries) en los dientes? o ¿cuántos tienen las encías rojas y sangrantes?
  • ¿Cuántas tiendas venden dulces?
  • ¿Por qué la gente no cultiva o come más alimentos producidos localmente?


Cuando regresen al salón, ellos pueden anotar lo que encontraron y pídales que le den solución a los problemas. Si encuentran forma para resolver alguno de los problemas de salud, anímelos a que pongan en marcha sus ideas y preocúpese junto con ellos en conocer los resultados.