Hesperian Health Guides

Promover el cambio en su comunidad


Los trabajadores dentales pueden ayudar a detener el contagio del VIH hablando con la gente y enseñando a otros acerca de esta enfermedad.

Atender a las personas que tienen VIH ayuda a prevenir el contagio del virus.



Usted puede ayudar si:

  • Aprende todo lo que pueda acerca del VIH, cómo se contagia y cómo prevenirlo.
  • Comparte sus conocimientos acerca del VIH con otras personas en los lugares donde la gente acostumbra a reunirse—como escuelas, iglesias, restaurantes, cantinas, mercados, y bases militares.
  • Enseña a la gente cómo protegerse del VIH en sus relaciones sexuales. El sexo es más “seguro” cuando se evita que el semen, la sangre o el líquido vaginal de una persona entre en el cuerpo de otra persona.
  • Educa a la gente sobre la importancia de usar jeringas y agujas esterilizadas para poner inyecciones. En los hospitales y centros de salud, use solamente agujas que vienen en paquetes cerrados y estériles. Organice un programa de intercambio de jeringuillas para las personas que se inyectan con drogas inyectables en su comunidad.

Las relaciones sexuales con protección

DENT Ch12 Page 197-1.png

Para protegerse, se debe:

  • tener relaciones sexuales con una sola pareja que solo tenga relaciones sexuales con usted.
  • usar un condón siempre, cada vez que tenga relaciones sexuales, sin prejuicios y sin vergüenza.
  • probar diferentes formas de gozar, como por ejemplo, tocar los genitales con las manos o acariciar diferentes partes del cuerpo.
  • no tener relaciones sexuales con muchas parejas, o no tener relaciones sexuales con una persona que tenga muchas parejas.
  • no tener relaciones sexuales con alguien que comparta agujas para inyectarse drogas.


Si la comunidad entera se informa bien acerca del VIH y de cómo protegerse, es posible que los hombres y las mujeres tengan suficiente confianza para hacer cambios en su vida sexual que los protegerán de la enfermedad. Nadie se ha infectado con VIH por hablar abierta y honestamente sobre las protecciones que se deben tomar para prevenir el contagio en las relaciones sexuales.

Puede ser difícil hablar abiertamente acerca del sexo. Pero para ayudar a prevenir el contagio del VIH es necesario hablar de las actividades sexuales que

¿Cuáles actividades sexuales pueden ser peligrosas?

5 kinds of sex that are very risky, 2 that are somewhat risky, 3 that are less risky, and 2 that have no risk.
sexo en el ano sin usar condón
sexo en la vagina sin usar condón
sexo con muchas personas
sexo con la vagina seca
sexo con alguien que ha tenido relaciones sexuales con muchas personas
sexo sin eyacular (retirarse) (“pulling out”)
sexo usando un diafragma (sin espermicida)
sexo con una sola persona que no tiene sexo con nadie más
sexo oral (la boca en el pene o en la vagina)
sexo usando condones
besarse o tocarse
masturbarse mutuamente

Trate a toda la gente con respecto

Toda la gente se merece que la traten con respeto, incluyendo las personas que tienen VIH. Ponga un buen ejemplo en su comunidad apoyando a la gente que tenga VIH, a sus parejas, y a sus familias. Muchas personas piensan que el SIDA es una enfermedad que sólo afecta a gente “de afuera” o a gente “mala”. Piensan que el VIH no afecta a las personas “buenas”, como ellas. La verdad es que el VIH afecta a todos: a los ricos y a los pobres, a las mujeres y a los hombres, a la gente de cualquier raza y de cualquier religión, a los trabajadores de salud y a los líderes religiosos.

DENT Ch12 Page 199-1.png
El VIH no es una maldición ni un castigo.

Muchas personas tienen miedo de hacerse la prueba del VIH o de obtener tratamiento para la enfermedad porque piensan que las tratarán mal. Todos debemos asegurarnos de que nuestro temor del VIH y del SIDA no nos haga tratar a la gente de una forma injusta. Cualquier persona que esté enferma debe ser atendida de una manera amable y respetuosa.

Como trabajador dental o trabajador de salud, usted y otros líderes comunitarios y religiosos pueden ayudar a las personas que tienen VIH a obtener servicios médicos, viviendas, y empleos. Pueden ayudar a toda la gente a tratarse con respeto. Y pueden animar a las personas que tienen VIH a participar en su tratamiento y en las actividades de la comunidad.

Recuerde, usted puede ayudar a defender los derechos humanos de las personas que tienen — o que se piensa que podrían tener — VIH. Discriminar en su contra es una violación de sus derechos humanos.

Ponga un buen ejemplo y comparta información confiable

Es muy probable que la gente tenga temor de convivir con una persona infectada con VIH o incluso de tocarla o conocerla. Usted puede ayudar a combatir ese temor mediante su ejemplo y la información que les dé a los demás. Es importante que la gente sepa que el VIH no se contagia mediante el contacto común y corriente. Por ejemplo, el VIH no se contagia al darle la mano a una persona infectada, al tocarla, besarse en la mejilla, abrazarla o bailar con ella, al usar el escusado (retrete, inodoro) después de ella o al comer alimentos que ella haya preparado. La gente puede usar los mismos platos, toallas y sábanas sin infectarse. Además, la persona infectada no puede contagiar a los demás con sus lágrimas o al estornudar o escupir. Los mosquitos no transmiten el virus.

Otros virus, como los del sarampión o la varicela (viruela loca) pueden transmitirse fácilmente por el aire. El VIH sólo se transmite cuando ciertos líquidos del cuerpo de la persona infectada entran al cuerpo de otra persona.

a health worker speaking.
Una persona que tiene SIDA se enferma fácilmente de dolor, tos, sarpullido, fiebre y diarrea.Para más información acerca de estos problemas, consulte Donde no hay doctor u otro libro de medicina general.

Como trabajador de salud, usted puede ayudar a la gente a tomar decisiones que se basen en información confiable y no en el temor. Una buena forma de comenzar es planificar una reunión para hablar del VIH con otros trabajadores de salud de su zona y con un representante de una organización de su región que se dedique a la prevención y tratamiento del VIH.

PREDIQUE CON EL EJEMPLO

Como trabajador dental y dirigente de salud, su buen ejemplo puede tener un gran impacto sobre la salud y el bienestar de la gente que vive en su comunidad. No basta con que dé charlas educativas sobre la salud y con que le diga a la gente qué hacer. A medida que hable con la gente sobre la importancia de usar protección durante las relaciones sexuales, es importante que usted también use protección cuando tenga relaciones sexuales con su propia pareja. Los trabajadores dentales que no se protegen contra los riesgos del sexo pueden infectarse con VIH y pueden contagiar a otras personas.

Este es un ejemplo de lo que les puede pasar a los trabajadores dentales que no siguen sus propios consejos:

Hace 2 años, en una región de un país, había 15 centros médicos que ofrecían servicios dentales. Hoy en día, 5 de esos centros ya no pueden ofrecer esos servicios porque los trabajadores dentales—todos ellos hombres—fallecieron de SIDA. Además, 2 de 15 alumnos que participaron recientemente en un curso de capacitación dental—un hombre y una mujer—tienen VIH. Nadie sabe exactamente cómo se infectaron, pero la mayoría de la gente piensa que no se protegieron bien en sus relaciones sexuales. Los trabajadores dentales y los alumnos dieron muchas charlas educativas para explicarle a la gente qué hacer y qué no hacer, pero la gente de la comunidad se dio cuenta de que ellos no seguían sus propios consejos.
a woman with a swollen face sitting outside a clinic that is closed.

Comparta sus conocimientos

Como trabajador dental, usted podrá mejorar la salud de la gente de su comunidad, y podrá ayudar a prevenir la transmisión del VIH, si también se dedica a enseñar. Los conocimientos que usted comparta con los demás pueden tener un impacto más duradero sobre la salud y el bienestar de la comunidad que su capacidad como trabajador dental. También cuando se relacione con organizaciones locales, regionales o nacionales que trabajan en temas del VIH—la educación y la prevención, servicios para personas con VIH, organizaciones que presionan para el acceso a medicamentos, etc.—de estos contactos puede obtener información científica y social actualizada que ayudará a usted y a la gente de su comunidad.

a group of people sitting together and talking.
Ayude a la gente con los recursos que tenga y piense en dónde podría conseguir más recursos para satisfacer las necesidades de la gente.

Si todos los trabajadores de salud imparten la misma información correcta, pueden prevenir los temores causados por ideas equivocadas sobre el VIH. Las personas que tienen VIH, y las personas que las cuidan, vivirán mejor en la comunidad si sus vecinos dejan de tenerles miedo. Entonces, ellos podrán ayudar a los demás a entender el verdadero riesgo que corre cada persona de contraer VIH. Así que aprenda todo lo que pueda acerca del VIH y comparta la información con toda la gente. Acuérdese de:

  • Aconsejar a las personas que usted atienda, sobre todo a las que corran el mayor riesgo de infectarse, como los jóvenes, los trabajadores migratorios, los refugiados, las trabajadoras de sexo, las personas que comparten agujas para inyectarse drogas y cualquier persona que tenga relaciones sexuales con más de una pareja, o con una pareja que quizás tenga otras parejas.
  • Luchar por mejorar los servicios sociales y legales que reciben las personas que tienen VIH. Recuerde que la lucha es contra las condiciones que conducen a la transmisión del VIH y no contra las personas que tienen la enfermedad.
a woman speaking.
Luche por acabar con la discriminación en contra de las personas que tienen VIH. La discriminación es un obstáculo para la atención médica. Puede impedir que la gente obtenga tratamiento o que aprenda cómo prevenir la transmisión de la infección.