Hesperian Health Guides

Cómo mantenerse sana durante el embarazo

Si usted se cuida bien durante el embarazo, será más probable que tenga un embarazo y parto normales, y un bebé sano.

  • Trate de comer suficientes alimentos nutritivos. La buena alimentación da fuerza, evita infecciones, produce un bebé sano y ayuda a evitar el sangrado excesivo durante el parto. Recuerde que necesita comer para sí misma y para su bebé. Use sal yodada en la comida para evitar que su niño tenga retraso mental.
  • Duerma y descanse más. Si trabaja de pie, trate de sentarse o recostarse varias veces al día.

WWHND10 Ch6 Page 68-2.png

...pero descanse siempre que pueda.
WWHND10 Ch6 Page 68-1.png
Haga su
trabajo del
diario...
Temas relacionados
atención prenatal
  • Acuda a los exámenes prenatales (antes del parto) para asegurarse de que no haya problemas, o para encontrar los problemas antes de que se vuelvan graves. Si nunca la han vacunado contra el tétanos, vacúnese en cuanto pueda. Trate de recibir por lo menos dos dosis de la vacuna antes del final de su embarazo.
  • Manténgase limpia. Báñese o lávese regularmente y límpiese los dientes todos los días.
  • Trate de hacer ejercicio a diario. Si trabaja sentada, trate de caminar un poco todos los días. Pero procure no cansarse demasiado.
  • Atiéndase si piensa que tiene una infección sexual u otra infección.
  • Hágase el examen del VIH. Se puede prevenir el VIH durante el embarazo con el uso del condón durante las relaciones sexuales.
  • Evite tomar medicinas modernas o plantas medicinales, a menos que se lo autorice un promotor de salud que sepa que usted está embarazada.
  • No beba alcohol y no fume ni mastique tabaco durante el embarazo. Estas prácticas son malas para la madre y pueden dañar al bebé que aún se está desarrollando.

Si donde vive hay paludismo, duerma bajo un mosquitero para evitar que le piquen los mosquitos.

  • Evite los pesticidas, herbicidas y sustancias químicas. Éstos pueden dañar al bebé. No los toque ni trabaje cerca de ellos ni respire sus vapores. Nunca almacene agua ni alimentos en envases que contuvieron estas sustancias.
  • No se acerque a un niño que tenga ronchas por todo el cuerpo. Podrían deberse a rubéola, una enfermedad que puede dañar a su bebé.