Hesperian Health Guides

Formas de mejorar la salud mental en su comunidad

Identifique a las personas que corren el riesgo de padecer de problemas de salud mental. Una mujer puede estar en peligro si...

  • ha padecido antes de problemas de salud mental.
  • ha perdido a miembros de su familia o está separada de su familia.
  • ha presenciado actos de violencia o tiene un compañero violento.
  • cuenta con poco apoyo social.

Esté pendiente de otros comportamientos que puedan indicar que alguien tiene un problema de salud mental. Si usted sospecha que alguien padece de un problema mental, llegue a conocer a esa persona mejor. Escuche lo que otras personas dicen sobre su comportamiento y sobre las formas en las que ella ha cambiado. Puesto que los problemas de salud mental frecuentemente tienen raíces en la familia o en la comunidad, piense cómo éstas pueden estar contribuyendo al problema.

Aproveche los puntos fuertes de la mujer. Cada mujer ha desarrollado formas de lidiar con los problemas de la vida diaria. Ayúdele a identificar las formas positivas en que ha lidiado con problemas en el pasado y muéstrele cómo puede usar sus puntos fuertes en la situación en que se encuentra.

WWHND10 Ch27 Page 433-1.png

Tome en cuenta la cultura y las costumbres de la mujer. Todas las comunidades cuentan con formas tradicionales de lidiar con los problemas de salud mental, tales como el rezo o los ritos. Estas prácticas no siempre son útiles, pero siempre deben tomarse en cuenta y usarse lo más posible. Trate de aprender todo lo que pueda acerca de las costumbres de la mujer, y de la forma en que éstas pueden ser una fuente de fortaleza para ella. Cualquier cosa que ayude a una mujer a reconocer o a dar significado a su experiencia puede ayudarle a recuperar la salud mental.

Recuerde que no existen soluciones rápidas para los problemas de salud mental. No confíe en ninguna persona que prometa eso.

La parte más importante de cualquier tratamiento es hacer que la mujer se sienta apoyada y apreciada. Trate de conseguir que la familia y las amistades de la mujer participen en su tratamiento.

Pida ayuda cuando la necesite. Si usted no tiene experiencia con respecto a algún problema de salud mental, trate de hablar con un trabajador de salud que la tenga. El escuchar a otras personas hablar sobre sus problemas mentales puede ser una carga muy pesada para usted, sobre todo si usted escucha a muchas personas. Obsérvese a sí misma para notar si se siente muy presionada, si está perdiendo el interés en ayudar a otras personas, o si usted se irrita o se enoja con facilidad. Éstas son señas de que usted está permitiendo que la afecten demasiado los problemas de los demás. Pida ayuda y trate de descansar y de relajarse más, para que pueda volver a trabajar eficazmente.