Hesperian Health Guides

La auto-estima (el amor propio)

Cuando la mujer siente que su contribución a su familia y a su comunidad es valiosa, se dice de ella que tiene una auto-estima adecuada. La mujer con auto-estima adecuada sabe que merece ser tratada con respeto.

La auto-estima comienza a desarrollarse en la niñez. La autoestima que una mujer desarrolla depende del modo en que ella es tratada por las personas importantes en su vida: sus padres, sus hermanos y sus hermanas, sus vecinos, sus maestros y sus guías espirituales. Si estas personas la tratan como alguien que merece su atención, si la elogian cuando hace algo bien, si la animan a hacer cosas difíciles, ella comienza a sentir que se le valora.

WWHND10 Ch27 Page 414-1.png
De niña, Maruca se sentía menos valorada que sus hermanos varones. Su familia pensaba que los varones merecían recibir una buena educación, pero que ella no merecía lo mismo.

A veces, las niñas tienen dificultades para aprender a estimarse. Por ejemplo, si sus hermanos varones reciben más educación o más alimentos que ellas, las niñas pueden sentirse menos valoradas simplemente por ser niñas. Si se les critica demasiado o si el trabajo duro que ellas hacen pasa desapercibido, es más probable que crezcan sintiéndose poco valoradas. De ser así, puede que cuando sean mujeres piensen que no se merecen ser tratadas bien por sus esposos, comer tantos alimentos buenos como las demás personas, recibir tratamiento médico cuando están enfermas, o desarrollar sus capacidades. Cuando las mujeres se sienten así, es posible que crean que su falta de importancia en la familia y en la comunidad es natural y correcta—cuando, en realidad, es injusta e indebida.

La auto-estima es una parte importante de la buena salud mental. Una mujer que goza de una auto-estima adecuada se sentirá más capaz de lidiar con los problemas de la vida diaria, y de hacer los cambios que puedan mejorar su vida y su comunidad.

Desarrollo de la auto-estima

La auto-estima de una mujer influenciará las decisiones que ella tome con respecto a su salud.

No es fácil que una mujer aprenda a estimarse. Ella no puede decidir simplemente que se va a valorar más a sí misma, sino que tiene que cambiar sentimientos muy profundos que quizás ni siquiera sabe que tiene.

Con frecuencia, los cambios necesitan ocurrir indirectamente, mediante experiencias que permitan que la mujer se vea a sí misma de una forma diferente. Los cambios pueden lograrse mediante el desarrollo de aptitudes que la mujer ya tenga, como su capacidad para formar relaciones íntimas y de apoyo con otras personas, o mediante el desarrollo de nuevas capacidades. Por ejemplo:

Cuando Maruca era niña, se esperaba que ella estuviera callada y obedeciera las órdenes que se le dieran. Cuando tenía 18 años, su madre la forzó a casarse con un militar. Maruca estaba enamorada de otro hombre, pero a su madre no le importó; el militar era un hombre importante.


Después de que habían estado casados por varios años y de que Maruca había tenido 4 hijos, su esposo dejó de venir a casa por la noche. Las amigas de Maruca le contaban que él andaba con otras mujeres. Maruca se quejó de eso con su madre, y ella le contestó que era algo que tenía que aguantar—que así era la vida. Más tarde, el esposo de Maruca se fue a vivir con otra mujer. Maruca se sintió muy triste y despreciada.

WWHND10 Ch27 Page 415-1.png
Cuando ya era adulta, Maruca adquirió nuevas capacidades y comenzó a estimarse más.


Un día, a Maruca se le presentó la oportunidad de entrar a un programa donde aprendería a cuidar niños en la escuela de la comunidad. Decidió participar en el programa, aunque nunca había trabajado fuera de su casa. El adquirir nuevas capacidades y el estar con los niños y las demás mujeres del programa cambió a Maruca.Ella empezó a darse cuenta de que valía fuera de su matrimonio y de que podía ser una trabajadora productiva. Maruca comenzó entonces a pensar en lo que podía hacer por su familia y en lo que esperaba lograr a lo largo de su vida.